Monday, 24 July del 2017


Nueva mentalidad con relación a los requerimientos de minerales en monogástricos

Nueva mentalidad con relación a los requerimientos de minerales en monogástricos
Febrero 17/2014
Lima-Perú
0

Los estudios han demostrado que se pueden incluir minerales quelados en las dietas de monogástricos, en un porcentaje menor que el de los minerales inorgánicos, lográndose un efecto equivalente en términos de salud, crecimiento y productividad animal.

Como ya dijera el escritor Tony Robbins: “Si haces lo que siempre has hecho, el resultado será el mismo que siempre has obtenido”.

Si bien es cierto que este inspirador pensamiento alienta al cambio a nivel personal, algunos nutricionistas pudieran decir lo mismo acerca de la nutrición mineral en la porcicultura y avicultura moderna.

Desde los años 50, los alimentos balanceados para ganado y aves se han complementado con minerales traza esenciales como cobre, hierro, manganeso, selenio y zinc. Sin embargo, la fuente principal de estos elementos ha sido inorgánica.

A partir de los años 60, la genética ha jugado un papel más importante en la producción porcina y avícola, mejorando el desempeño reproductivo y aumentando la rentabilidad. Si bien es cierto que la demanda global de alimentos se ha intensificado en las últimas décadas, las operaciones pudieron enfrentar el creciente desafío de la producción a medida que fue mejorando el potencial genético de crecimiento y rendimiento.

Las tendencias comerciales han sido aumentar la suplementación de minerales traza, a fin de cubrir los mayores requerimientos de minerales de una genética superior, de animales criados en condiciones industriales. Esta mayor concentración de minerales inorgánicos en las dietas de los animales han desencadenado varios problemas tales como envenenamiento accidental, baja absorción, menor acceso de los enterocitos, pobre retención y altas tasas de excreción.

Debido a las preocupaciones sobre la excesiva excreción y el medioambiente, algunos países han aprobado leyes sobre los niveles de suplementación mineral. La Unión Europea actuó en el 2003 reduciendo los niveles permitidos de minerales traza y Brasil siguió el ejemplo el año pasado.

Si bien es cierto, la investigación en nutrición de minerales traza ha generado el desarrollo de minerales orgánicos más biodisponibles (incluyendo minerales traza derivados de quelatos), algunos nutricionistas tradicionales siguen utilizando inorgánicos y solo administran minerales para prevenir los síntomas de deficiencias.

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que se pueden agregar los minerales quelados en las dietas de monogástricos en porcentajes menores de suplementación que los minerales inorgánicos, logrando iguales o mejores efectos sobre la salud, el crecimiento y la productividad animal.

Investigación

Mahan and Peters, de la Universidad del Estado de Ohio evaluaron los efectos de los minerales traza orgánicos (Bioplex), comparados con los minerales inorgánicos, con respecto al desempeño reproductivo de la cerda, la composición de la leche de la cerda y la composición corporal de los lechones recién destetados y de las cerdas.

Los minerales se administraron a los niveles recomendados por el National Research Council (NCR), a los niveles usados en la industria y el nivel de la industria más calcio y fósforo añadidos. Los investigadores encontraron que las cerdas alimentadas con minerales traza orgánicos tenían un lechón adicional por camada.

Mahan y Peters, también exploraron el efecto sobre la transferencia de minerales traza de la cerda. Su trabajo demostró que la transferencia de minerales al feto en desarrollo no se ve muy afectada por la fuente del mineral ni por el nivel. Sin embargo, la concentración de minerales en el tejido de la cerda se ve afectada por el nivel de minerales.

En 2012, Bertechini et al., evaluaron los efectos de las dietas con dos niveles de suplementación con minerales (inorgánicos y orgánicos), sobre el desempeño reproductivo de las cerdas al final de la preñez y durante la lactancia, así como las características fisiológicas de los lechones hasta el destete a los 21 días de edad.

Los investigadores identificaron un aumento en el peso de nacimiento y a los 21 días, además de un incremento en el contenido de hierro en sangre e hígado en los lechones cuyas madres habían recibido minerales traza orgánicos.

En otro estudio, “Efectos de Bioplex sobre el Desempeño y la Excreción de Minerales en las Heces de Cerdos en la etapa de Crecimiento y Terminación”, los investigadores de la Universidad de Iowa (Burckett et al., 2009) estudiaron la ganancia promedio diaria, el índice ganancia a alimento y el cobre, hierro y zinc excretados en las heces por día.

El estudio determinó que cuando se administran minerales traza orgánicos, se necesitaban menores cantidades para lograr un desempeño óptimo, en comparación con las fuentes inorgánicas y además, que la forma orgánica de minerales reducía de manera significativa la excreción fecal.

Las investigaciones en el sector avícola han mostrado resultados similares. En el World Poultry Science Journal, Ao y Pierce (2013) revisaron la extensa investigación hasta la fecha con proteinatos de minerales en pollos de engorde, pollonas y ponedoras de distintas edades y bajo diversas condiciones de levante.

En el trabajo se destacan dos estudios por Ao et al.; ambos evaluaron los efectos de administrar menores niveles de minerales traza en formas orgánicas, sobre el desarrollo y el nivel óseo de minerales en pollonas blancas y marrones.

Los tratamientos consistían en la administración de dietas iniciadoras y de crecimiento a base de maíz / harina de soya (control) y dietas suplementadas con cobre, manganeso, hierro y zinc a razón del 25%, 50% o 100% de los requerimientos NCR en forma orgánica o con el 100% de los requerimientos NCR en forma inorgánica.

Los resultados indicaron que la suplementación de las dietas de pollonas con un 25% de los requerimientos NCR en forma orgánica, no tuvo efectos negativos sobre el peso corporal, la uniformidad y la concentración de minerales en los tejidos, en comparación con la suplementación con el 100% de los requerimientos NCR en forma inorgánica.

Varios estudios han demostrado la mayor biodisponibilidad de proteinatos minerales traza con bajos niveles de inclusión. Peric et al. (2007) reportaron que la suplementación con cobre, manganeso, hierro y zinc en su forma orgánica a razón del 30% de la recomendación NCR, mantuvo el desempeño en pollos de engorde, en un estudio de 42 días de duración.

Pierce et al. (2005) reemplazaron cobre, manganeso, hierro y zinc con 25% del requerimiento NCR en forma de minerales proteinatos (no se administraron formas inorgánicas). Los resultados mostraron una reducción del 34% en la excreción de minerales sin comprometer la ganancia de peso.

Bao et al. (2007) reportaron hallazgos similares, en el sentido que los minerales quelados orgánicamente a razón de 4 partes por millón de cobre y 40 ppm de hierro, manganeso y zinc, eran suficientes para mantener el desempeño de los pollos de engorde, a la vez que reducían las pérdidas por minerales excretados.

Estos investigadores llegaron a cuatro conclusiones principales:

1. Los proteinatos minerales tienen una mayor tasa de retención y un valor de biodisponibilidad relativo, en comparación con las sales inorgánicas.

2. Puede evitarse el antagonismo entre minerales tales como zinc y cobre, mediante el uso de formas orgánicas.

3. La suplementación con altos niveles de cobre o zinc con la forma inorgánica en las dietas de aves, puede afectar negativamente la eficacia de la fitasa en la dieta.

4. El reemplazo de minerales orgánicos con menores niveles de formas orgánicas, puede ayudar al óptimo desempeño de los pollos de engorde y de las ponedoras, minimizando el impacto sobre el medio ambiente.

Conclusión La investigación ha demostrado que el exceso de minerales traza inorgánicos a cerdos y aves impide su desempeño con óptima productividad. Ya las industrias porcina y avícola deben saber que los problemas ambientales no van a desaparecer, y que probablemente las normativas legales vayan a ser cada vez más estrictas. ¿Rinde utilidades la suplementación con minerales orgánicos? Si los cerdos y las aves acusan un rendimiento similar o superior, a la vez que disminuye la excreción mineral en las heces, la respuesta es sí; tal vez ha llegado el momento de pensar en cambiar la forma en que siempre se han hecho las cosas.

Comentarios:

Más Artículos