Actualidad Avipecuaria Beth Comstock: 3 estrategias para vencer sus miedos al fracaso y enfrentar el cambio
martes, 14 agosto del 2018


Beth Comstock: 3 estrategias para vencer sus miedos al fracaso y enfrentar el cambio

Beth Comstock: 3 estrategias para vencer sus miedos al fracaso y enfrentar el cambio
Junio 14/2018
LEXINGTON, Kentucky
0

"Tengo algo que confesarles", dijo Beth Comstock, ex vicepresidente de General Electric y la primera mujer en ocupar la posición. "Me describo a mí misma como creadora de cambios, pero tengo que decirles que realmente no me gusta el cambio.

"Pero, la realidad es", continuó, " nos guste o no, tenemos que estar preparados para este".

Por lo tanto, ¿cómo enfrentamos el cambio? Durante su presentación en ONE: La Conferencia de Ideas de Alltech, Comstock expresó que la clave es cambiar la forma de pensar.

"Realmente se reduce a esto", dijo. "Tienen que imaginar un futuro que pocos pueden ver, y luego tienen que tomar medidas para que esto ocurra".

Ella enfatizó que todo el mundo es capaz de lograrlo si siguen estos tres consejos: 

1. El cambio comienza con el permiso 

"El cambio no es realmente la parte más temible", dijo Comstock. "El problema es que la mayoría de nosotros no sabemos cómo manejar el cambio".

¿Qué nos está frenando? El miedo.

En el mundo hiperconectado de hoy, en el que a menudo nos enfocamos más en la eficiencia que en la creatividad, ella expresó que tenemos que avanzar aún sin conocer todas las respuestas.

Una parte crítica del problema es algo que Comstock llama la "brecha de la imaginación", donde "la posibilidad muere".

Nuestra búsqueda por una mayor eficiencia y perfección ha desarrollado una cultura de trabajo casi mecánica que teme a la creatividad y el fracaso. El "fracaso" no solo es una palabra que nos rehusamos a usar en nuestras organizaciones, el 75 por ciento de las personas dicen que no se sienten creativas en el trabajo; también ejerce presión sobre los niños, un momento en el que el desarrollo de la imaginación es fundamental.

Comstock cree que esta brecha de la imaginación nos está frenando al desplazar nuestra naturaleza humana.

"El trabajo de todos ahora es el cambio", dijo. "No se puede delegar. Tienen que entender que comienza con uno mismo".

La principal manera de cambiar su mentalidad y lograr el cambio es otorgarle a usted y a sus equipos permiso para cambiar, incluso probar y experimentar cosas nuevas. Esto incluye permiso al fracaso.

Comstock incluso se ha dado a sí misma y a los miembros de su equipo "autorizaciones" en papel para expresar miedo y tener la posibilidad de probar cosas que podrían no funcionar. Es importante destacar que este permiso también incluye la retroalimentación a otros miembros del equipo para fomentar la responsabilidad.

"La retroalimentación es el oxígeno para una mentalidad lista para el cambio", expresó. "Búsquenla. Ofrézcanla. Úsenla".

¿A qué temen? Identificar ese miedo y comprometerse a enfrentarlo es el primer paso para crear y adaptarse mejor al cambio.

2. Den lugar al descubrimiento

"Tienen que liderar con curiosidad", dijo Comstock. "Tienen que hacerlo ustedes mismos".

Para lograrlo, ella sugiere "sumergirse" en una idea, lo cual incluye conocer a los miembros de su equipo, su mercado y dónde está sucediendo el cambio, así como también detectar tendencias. También sugiere investigar puntos de vista que contradigan los suyos y realizar viajes de descubrimiento con todo su equipo.

Como alguien que adora los estándares, Comstock recomienda buscar conexiones y seguir sus reglas "avanzar en 3 etapas": si detectan tres veces la incidencia de algo nuevo, puede ser una tendencia a la cual vale la pena prestar atención, como la transmisión de videos y el movimiento de la cerveza artesanal.

El diez por ciento de nuestro tiempo, comentó, se usa en lo que ya sabemos. A diferencia, deberíamos enfocar ese tiempo en crear algo nuevo.

"La mayoría de las personas piensan que no tienen el tiempo, que este no es su trabajo", dijo Comstock.

Cualquier desglose fácil, basado en estudios de escuelas de negocios sobre cómo puede pasar su tiempo de forma más innovadora, ella señaló, podría ser así:

- 70 por ciento en innovaciones centrales, o en los proyectos en los que ya está enfocado
- 20 por ciento en lo que sigue, o ideas nuevas (ejemplo: la tecnología de edición génica CRISPR)
- 10 por ciento en novedades, o ideas que tienen el potencial de cambiar el mundo en cinco, 10 o 20 años

Aunque 10 por ciento no parece mucho, tomar aunque sea esta pequeña fracción de tiempo para desafiar el statu quo e innovar con nuevas ideas puede ser muy gratificante.  

"¿Cuál es su 10 por ciento?", preguntó Comstock, invitando a la audiencia a identificar el tiempo que pueden pasar pensando de manera innovadora. "¡Sé que lo tienen! ¿Cómo van a liberar a sus equipos para salir y descubrir?

3. Incorporar el aprendizaje (y la falla) en su sistema operativo 

Debemos enfrentar al mundo como nuestro salón de clases, y la forma de hacerlo es cambiar nuestra cultura de trabajo, incluidas las palabras que usamos y las acciones que tomamos.

"Las culturas de aprendizaje requieren tener más preguntas que respuestas en el sistema", expresó Comstock.

Uno de los resultados más poderosos para promover continuamente el aprendizaje y el empoderamiento de su equipo, dijo, es descubrir que hay muchos emprendedores en su organización. Encuentren a esas personas que no tienen miedo de hacer desastres y apóyenlos en la creación de nuevas ideas, y permítanles eliminar esas ideas cuando simplemente no estén listas.

En General Electric, Comstock también aplicó este método a la comunidad en general, asociándose con startups locales para resolver un problema crítico. Al "abrir la fuente" del problema, explicó que se puede reducir su ventana de riesgo, reunir equipos integrados y crear más opciones para que, cuando llegue el cambio, puedan tener más confianza sobre qué ideas son apropiadas para escalar.

El aprendizaje no solo debe ser un elemento clave de la cultura laboral, también el fracaso.

"Si el fracaso no es una opción", dijo Comstock, "tampoco el éxito".

Ella sugiere invitar a sus equipos a compartir lo que salió mal con una idea, lo que aprendieron y cómo planean hacerlo mejor para seguir adelante. Para estar verdaderamente preparados para el cambio, necesitamos más personas con imaginación para luchar por el futuro, a pesar del miedo al fracaso.

La imaginación no es un problema, expresó. De hecho, es nuestra mejor característica.

"Soy principiante", admitió Comstock. "Todavía no tengo la respuesta, ni siquiera sé cuál es la pregunta. Pero estoy comprometida a buscar la solución".

Suscríbase a Alltech Ideas Lab para ver las presentaciones de ONE.

Más sobre: Alltech ONE18


Comentarios:

Más Noticias


Más sobre: Alltech WhatsFarm

Más sobre: Alltech ONE18


Más sobre: Alltech Ideas Lab