Actualidad Avipecuaria
Friday, 28 July del 2017

Dr. Raúl Zegarra Valencia

Epidemiólogo referente en sanidad animal e inocuidad



Introducción al análisis de riesgo en sanidad avícola

El modelo de estimación de riesgo propuesto por la Comunidad Andina en su Decisión 686 establece que se aceptan solo los casos que caen en riesgo

Introducción al análisis de riesgo en sanidad avícola
Mayo 15/2015
Lima - Perú
0

El riesgo es una condición inherente a toda actividad humana. Diariamente, tomamos decisiones muchas veces sin mucha información que implican impactos variados, trasladando dichas decisiones al comercio internacional de animales o mercancías pecuarias, o a la implementación de un proceso de cambio de estatus sanitario como sería la erradicación de una enfermedad de un país, zona o compartimento. La situación se torna más complicada por el gran impacto económico, político y social, positivo o negativo que pueda generar.

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), en el Título 2 del “Código Sanitario para los animales terrestres”, describe las directrices que se deben realizar en un análisis de riesgo para importaciones. Y en su documento “Recomendaciones de la OIE sobre las competencias mínimas que se esperan de los veterinarios recién licenciados para garantizar Servicios Veterinarios Nacionales de calidad”, en el rubro de competencias avanzadas, está la capacidad para realizar análisis de riesgos aplicado a la gestión de sanidad animal. Si revisamos la información mundial, incluyendo la del Perú como miembro de la Comunidad Andina, existen varios ejemplos de su aplicación que demuestran que esta herramienta es un buen apoyo en la gestión sanitaria, como es el caso del “Análisis de riesgos para la importación hacia países de la Comunidad Andina, de aves de un día para la reproducción y huevos fértiles procedentes de Francia”.

¿Qué es un análisis de riesgo en sanidad avícola - ARSA?

Es un estudio de diferentes aspectos, dinámicas y variables asociados a las características epidemiológicas de las enfermedades de animales, que midiéndolas de modo cualitativo o cuantitativo pretenden estimar: su riesgo de ocurrencia y transmisión en una población objetivo dada, su comunicación eficaz y las medidas para gestionarlo; en este caso en aves domésticas.

¿Para qué sirve el ARSA?

El análisis de riesgo genera información que permite tomar decisiones de gestión sanitaria a partir de un nivel de riesgo determinado, ya sea para controlarlo a través de un test de laboratorio, por ejemplo ELISA para IA o de campo, por ejemplo la prueba pullorum para salmonella, o selección de países, regiones o compartimentos, especies animales, sus derivados u otros, en los cuales el riesgo esté por debajo del nivel aceptable.

¿Qué se requiere para poder hacer un ARSA?

Básicamente información, iniciando por el objeto y sujeto de evaluación que serían -en este caso- la enfermedad y la especie animal o producto pecuario con detalle, respectivamente; por ejemplo, influenza aviar en Gallus gallus adultos, o pollos BB o en huevos incubables.

Información de la población receptora del riesgo, las condiciones de crianza, bioseguridad y movimientos, así como el marco legal que lo rige y la capacidad de la autoridad sanitaria oficial de gestionar su sistema de vigilancia y control sanitario, para determinar su nivel de vulnerabilidad.

Información de la población de origen, condiciones de crianza, bioseguridad y movimientos, así como el marco legal que lo rige y la capacidad de su autoridad sanitaria oficial de gestionar su sistema de vigilancia y control sanitario, para determinar sus probabilidades o calificación cualitativa del posible nivel de riesgo, de ocurrencia y transmisión de la enfermedad objeto de estudio.

Información sobre la infraestructura veterinaria, la prevalencia de la enfermedad, las medidas sanitarias de control en origen, supervivencia del agente en la mercancía pecuaria, potencial de contaminación, inspección por muestreo y medidas sanitarias en destino. Información sobre la distribución de las poblaciones expuestas en destino, propiedades de los agentes, características geográficas y medioambientales, cantidad de la mercancía a importar, método de eliminación de la mercancía, inmunidad de la población, uso de la mercancía en destino, mecanismo de transmisión de la enfermedad y factores que afectan la supervivencia del organismo.

¿Cuáles son los pasos a seguir?

Aunque, un análisis de riesgo lo podría hacer una persona bien preparada, lo mejor es que se haga en equipo. Por tanto, se debe primero designar un grupo técnico.

El grupo técnico, contando con la información antes descrita, evaluará y desarrollará:

1. Evaluación de la difusión,

2. Evaluación de la exposición y

3.Evaluación de las consecuencias, para finalmente:

4. Estimar el riesgo.

En un análisis cualitativo, el resultado de las evaluaciones se califican de modo nominal como:

En un análisis cuantitativo, el resultado se expresa en probabilidades como índice entre 0 y 1, o como porcentaje.

El trabajo se complementa con la gestión a través de las medidas sanitarias o requisitos, lo que se denomina gestión del riesgo; y la comunicación del riesgo, a los grupos de interés por diferentes canales que corresponden a la comunicación del riesgo.

Evaluación de la difusión

Consiste en establecer el camino lógico de la cadena de eventos que siguen los productos (animales o mercancías pecuarias) hasta llegar al destino final, y la probabilidad (numérica) o calificación nominal que se libere la enfermedad. Para ello, se deben determinar todas las características de ocurrencia y diseminación de la enfermedad en el país de origen, los sistemas de vigilancia y control, el marco legal que asegure la intervención de la autoridad veterinaria oficial, y el cumplimiento por parte del sector productivo local.

Por ejemplo, si se importa aves vivas BB de un país X, evaluar la posible infección de estas aves en tal país y -ya infectadas- su posible ingreso a nuestro país.

Evaluación de la exposición

Consiste en establecer el camino lógico para que el producto (animal o mercancía pecuaria) que llega infectado entre en contacto con animales susceptibles en el país de destino. Para ello, se deben determinar el uso de la mercancía en destino, mecanismo de transmisión de la enfermedad, la cantidad y distribución de la población receptora del riesgo, las condiciones de crianza, bioseguridad y movimientos, propiedades de los agentes y supervivencia en la mercancía pecuaria, potencial de contaminación, características geográficas y medioambientales, inspección por muestreo y medidas sanitarias en destino, el marco legal que lo rige y la capacidad de la autoridad veterinaria oficial de gestionar su sistema de vigilancia y control sanitario. Por ejemplo, con esta información, en caso de importación de huevos incubables, se puede estimar si:

•El huevo podría estar infectado con el virus de IA.

•El virus podría sobrevivir en el manejo, el transporte y a los tratamientos.

•El huevo incubable podría ser expuesto a otros lotes y poblaciones de aves BB. •El virus podría inducir la infección.

•La infección podría inducir enfermedad.

•La enfermedad se podría diseminar.

•La enfermedad podría ser detectada.

Evaluación de las consecuencias

Describir los impactos o consecuencias de las exposiciones descritas y estimar la probabilidad que se produzcan. Entre las consecuencias, se describen:

• Directas: probabilidad de diseminación, pérdida de animales e impacto en la salud pública.

• Indirectas: impacto económico (indemnizaciones, pérdidas comerciales, gastos de vigilancia).

Por ejemplo, si estuviéramos evaluando el riesgo de Influenza Aviar a través de aves BB, estas llegan a un recinto de cuarentena con altos estándares de bioseguridad y bajo control oficial; de presentarse alguna ocurrencia de IA, todo el lote es eliminado y la enfermedad ya no se disemina.

Estimar el riesgo

Se realiza a través del ordenamiento y medición de las probabilidades o calificaciones obtenidas en las evaluaciones anteriores. El modelo de estimación de riesgo propuesto por la Comunidad Andina en su Decisión 686 establece que se aceptan solo los casos que caen en riesgo "Insignificante".

Cuando se realiza por la vía cualitativa se puede aplicar estas matrices (ver gráficos).

Gestión del riesgo

Determinado el estudio, se proponen y establecen las medidas sanitarias que permitirán controlar y evitar que ocurra el peligro en estudio. En el caso de Influenza Aviar, serían por ejemplo:

•Pruebas serológicas oficiales periódicas que se realizan a los planteles de origen de los huevos incubables, con resultados negativos.

•Ausencia de brotes de la enfermedad en el país, zona o compartimento de origen.

•Desinfección de los huevos en el plantel y antes de empacarlos.

•La enfermedad es de declaración obligatoria en el país de origen.

•El plantel de origen no ha sido vacunado contra Influenza Aviar.

•Si fueran aves, se realiza una cuarentena por 15 días en que las aves son observadas por la autoridad oficial, etc.

Comunicación del riesgo

El proceso de estudio debe ser de conocimiento público desde su inicio, y los grupos de interés deben saber los detalles y aspectos que se consideran. Para ello, se suele publicar en los portales oficiales y remitir los archivos a las entidades que se estimen pertinentes. Esta práctica le otorga transparencia y fortalece el proceso, los sistemas y las instituciones.

Comentarios finales

En la medida de lo posible, un estudio económico para establecer el costo / beneficio le daría mayor solidez a la propuesta.

Cabe resaltar, la importancia del aporte de la epidemiología y la economía en este proceso, y por supuesto, las bases de la medicina veterinaria; todo ello, integrado en una cadena lógica de eventos que permitirán tomar la mejor decisión posible.

Otros enlaces de interés

Aves de corral y sanidad animal

Sanidad Avícola Senasa

Para leer más artículos avícolas, visite nuestra página: www.actualidadavipecuaria.com

 

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES