Actualidad Avipecuaria
jueves, 21 febrero del 2019

Actualidad Avipecuaria

 Actualidad Avipecuaria la revista que te mantendrá informado sobre los acontecimientos más importantes de nuestro sector avicola, abordados con el profesionalismo e inmediatez que usted necesita.



Cómo disminuir el estrés por calor en pollos de engorde

El estrés por calor es un fenómeno complejo, que afecta negativamente la productividad del pollo de engorde, una combinación de estrategias de manejo y nutricionales, permiten disminuir la producción de calor y reducir los efectos negativos a nivel metabólico.

Cómo disminuir el estrés por calor en pollos de engorde
Enero 15/2019
Lima, Perú
0

Introducción

Durante los meses calurosos del año, los resultados zootécnicos de los pollos de engorde pueden empeorar y aumentar la mortalidad. Debido a que los pollos actuales son más sensibles al calor y sufren más fácilmente estrés calórico, es importante hacer cambios en el manejo y la alimentación durante los períodos de calor para prevenir pérdidas de sus rendimientos.

A continuación, se describe lo que le ocurre al pollo durante el estrés por calor y las acciones que se pueden llevar a cabo desde la alimentación para reducir sus efectos.

Efectos del estrés por calor sobre los rendimientos productivos y el metabolismo de los pollos de engorde

El consumo de alimento y la velocidad de crecimiento disminuyen cuando aumenta la temperatura. Sin embargo, la disminución del crecimiento es más drástica, y los efectos negativos del calor en los rendimientos de los pollos de engorde aumentan claramente con la edad. Ésto se traduce en un aumento en el índice de conversión por cambios producidos en el metabolismo de la energía y la proteína.

A temperaturas normales, una reducción del consumo no produce cambios en el porcentaje de proteína corporal, mientras que el porcentaje de grasa corporal disminuye. Sin embargo, la misma disminución del consumo provocada por el estrés por calor implica una reducción significativa del porcentaje de proteína y un aumento significativo del porcentaje de grasa corporal, debido a cambios de tipo hormonal.

Los niveles en plasma de las hormonas tiroideas triyodotironina (T3) y tiroxina (T4) disminuyen durante el estrés por calor. Estos cambios están asociados con un aumento de la utilización de la glucosa y una mayor deposición de lípidos por el tejido adiposo. Además, la disminución en el contenido de proteína indica cambios en la síntesis o degradación de la misma. Los cambios en el metabolismo de la grasa y la proteína también están asociados a un aumento del nivel de corticosterona en plasma durante el estrés por calor.

Este aumento también se ha asociado con inmunosupresión, que resulta en un aumento de la relación heterófilos-linfocitos, ésto se debe a los efectos del estrés por calor per se y no a la disminución del consumo provocada por el mismo.

Para aumentar la pérdida de calor, los pollos aumentan la frecuencia respiratoria, lo que requiere una cantidad de energía considerable, este es otro factor que explica el aumento del índice de conversión por el estrés por calor. Además, puede inducir una alcalosis respiratoria, debido a que se emplea más H+ en el cuerpo, junto con HCO3- para formar H2O y CO2. A mayor frecuencia respiratoria, más CO2 se exhala. El empleo extra de H+ para producir CO2 resulta en un incremento del pH sanguíneo, que puede ocasionar un aumento de la mortalidad cuando las aves no son capaces de controlar el pH y la temperatura corporal.

Por otra parte, el estrés por calor origina balances de sodio y potasio negativos. En concreto, la excreción de potasio aumenta con el estrés por calor. El potasio y el sodio son importantes para mantener el pH plasmático y el volumen de fluido corporal.

Posibles estrategias para prevenir pérdidas de producción durante períodos de estrés por calor

Conociendo algunos de los cambios que ocurren en el pollo durante períodos de altas temperaturas, existen algunas estrategias nutricionales que pueden ayudar a reducir los efectos negativos del estrés calórico en los rendimientos productivos y la mortalidad. Estas estrategias incluyen:

• Reducir la producción de calor y aumentar la eliminación del calor producido.

• Concentrar la fórmula para compensar la disminución del consumo voluntario.

• Reducir la concentración de corticosterona en el plasma y ayudar al sistema inmune.

• Prevenir la alcalosis respiratoria.

• Mantener la osmolaridad y la función celular.

Conclusiones y recomendaciones

El estrés por calor es un fenómeno complejo, que afecta negativamente la productividad del pollo de engorde, una combinación de estrategias de manejo y nutricionales, permiten disminuir la producción de calor y reducir los efectos negativos a nivel metabólico y hacer que la pérdida de eficiencia sea menor en los sistemas de producción de pollo de engorda.

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES