Actualidad Avipecuaria
Sunday, 19 November del 2017


Condiciones ambientales para un proceso óptimo de incubación

La pérdida de peso del huevo es producto de un proceso de evaporación del agua interior. Este proceso de evaporación es importante para el desarrollo embrionario, ya que origina al interior del embrión una relación temperatura / humedad; apropiada para un correcto desarrollo embrionario.

Condiciones ambientales para un proceso óptimo de incubación
Julio 03/2017
Lima - Perú
0

Existe infinidad de artículos científicos, y de publicaciones sobre los procesos de incubación. Estos artículos circulan principalmente en la red, o son entregados por los investigadores a cada una de las marcas comerciales de incubadoras que existen en el mercado.

En el Perú, gran cantidad de productores, alrededor del 70%, siguen utilizando las máquinas de etapa múltiple, y en la mayoría de casos, máquinas de muchos años de antigüedad; las cuales se modifican para poder soportar las exigencias termodinámicas que los embriones requieren para poder desarrollarse apropiadamente. Esto incluye incrementar su capacidad de enfriamiento, mejorar los sistemas de ventilación, incrementar la pérdida de humedad, entre otros.

¿Qué es la incubación de huevos embrionados?

La incubación es el proceso por el cual un embrión proveniente de la fertilización del óvulo proveniente de la gallina, se desarrolla hasta lograr un ave BB, el cual debe tener una serie de características de calidad que le permitirán aprovechar las mejores condiciones de producción en su vida futura.

El proceso de crecimiento embrionario no es otra cosa que un proceso de multiplicación celular en el cual el germen fertilizado crece hasta formarse un pollo o un ave BB.

El proceso de multiplicación celular se genera por el simple hecho que las células respiran. Este proceso de respiración celular, de forma muy simple y sencilla, se resume en la siguiente ecuación:

Esto significa que para una adecuada incubación necesitamos primordialmente un intercambio de gases O2 y CO2; además de una temperatura apropiada, con una ventilación que permitirá el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono y además ventilación para la pérdida de humedad. Cuando aseguramos esto adecuadamente, el embrión utilizará la yema y la convertirá en tejido corporal de la forma más óptima.

1. Intercambio de gases O2 y CO2: Es imprescindible la presencia del Oxígeno como principal elemento para que se genere el desarrollo embrionario. La incubadora debe proveer de oxígeno a los embriones, y las incubadoras lo logran con eficientes procesos de renovación de aire fresco, sin carga de CO2.

En contraposición, tenemos que los mismos embriones generan CO2. Durante los primeros días de incubación la generación de CO2 es minúscula; por lo que la renovación de aire que se requiere es nula o mínima. En las etapas medianas y tardías de la incubación los embriones van incrementando la producción de CO2 debido a la multiplicación celular. Y este CO2 que se acumula en las incubadoras debe ser retirado en el proceso de renovación de aire.

Sin embargo, una acumulación importante de CO2 puede ser beneficiosa para el embrión; ya que una acumulación moderada de CO2 durante los primeros 3 días de incubación (Hipercapnia entre 5000 y 6000 ppm) generará una excelente vascularización de la membrana corioalantoidea; un alto peso del embrión con baja yema residual; y un buen tamaño del hígado; generando una buena calidad de pollo BB (Fernandes et al., 2016, publicado en Poultry Science).

2. Temperatura embrionaria: Los embriones se desarrollarán apropiadamente cuando su temperatura oscile entre los 99.5 y 101 °F. Para lograr esta temperatura, se requiere que las incubadoras generen una importante acumulación de calor en el inicio de la incubación, donde los embriones no tienen la capacidad de generar calor. Así mismo, estas mismas incubadoras van a requerir una importantísima capacidad de enfriamiento para eliminar el exceso de calor al final de la incubación.

Los embriones generan calor metabólico equivalente a 0.6 Watts / Huevo. En incubadoras de alrededor de 100,000 huevos, quiere decir que se debe remover 60 kW de calor en un espacio pequeño que es la incubadora, es decir, se requiere remover alrededor de 80 HP de calor metabólico.

En este punto es importante considerar la relación que existe entre la temperatura del embrión con respecto a la temperatura del aire que ventila los huevos dentro de la incubadora. Según Maiherhoff (2001), la importancia real para el embrión no es la temperatura del aire, sino la temperatura dentro de la cáscara, ya que ésta es la única temperatura que el embrión experimenta. Esto significa que el control de la temperatura del aire es adecuado únicamente cuando refleja la temperatura del embrión.

La temperatura embrionaria se mide siempre en el Ecuador del Huevo incubado.

Por otro lado, cuando el huevo ha eclosionado, y los pollos BB han nacido, es muy importante la toma de temperaturas cloacales para mantener una buena calidad de pollos BB. Lo ideal es introducir el termómetro unos 2 cm al interior de la cloaca para una temperatura apropiada. La temperatura en la cloaca del pollo BB debe oscilar entre los 39.5 y 40.5°C (103-105°F).

3. Ventilación apropiada: Así mismo, para permitir una buena uniformidad de temperatura en toda la máquina incubadora, se requieren buenas concentraciones de aire condicionadas por la ventilación. Según Maiherfhoff y Van Beek (1993), la transferencia de calor hacia y desde el huevo es importante para la temperatura del embrión. Debemos tener en cuenta que esta transferencia de calor no es sólo un resultado de la diferencia en temperatura entre los huevos y el aire circundante, sino que la velocidad del aire y la evaporación tendrán también una alta influencia en la proporción de transferencia de calor. Una velocidad de aire alta dará una transferencia alta de calor, una velocidad de aire baja dará una transferencia de calor baja. Esto significa que cuando hay una diferencia en temperatura entre el huevo y el aire, la proporción de velocidad del aire determinará la temperatura real del huevo en un momento dado. Esto es importante tanto al comienzo de la incubación, cuando los huevos son calentados, como en la segunda parte de la incubación, cuando el embrión comienza a producir niveles significantes de calor metabólico. Este exceso de calor tiene que ser removido del huevo con el fin de mantener la temperatura del embrión al nivel deseado. Si se necesita evaporar agua en las incubadoras, bien sea agua proveniente de las cáscaras de los huevos o agua rociada por las máquinas, esta evaporación también tendrá un efecto de enfriamiento en los huevos, ya que la evaporación requiere altas cantidades de energía.

4. Humedad relativa: Durante el proceso de incubación, se produce un importante flujo de gases entre los cuales está el O2, CO2 y el vapor de agua. El proceso de incubación en sí es un proceso donde se produce una importante pérdida de peso del embrión, ya que el agua al interior del huevo migra hacia afuera en forma de vapor, debido a las diferencias de presión de agua respecto al exterior del huevo, es decir a las incubadoras. Ésto es un proceso de evaporación; y esta evaporación requiere energía, por lo que inducirá a una pérdida de calor del embrión (enfriamiento por evaporación del huevo). Este proceso de evaporación es importante para el desarrollo embrionario, ya que origina al interior del embrión una relación temperatura / humedad apropiada para un correcto desarrollo embrionario.

Para que ocurra esta importante pérdida de humedad, es de suma importante el manejo de correctas humedades relativas durante todo el proceso de incubación. Si se manejan humedades relativas altas, la gradiente de presión de vapor de agua respecto al embrión será menor, por lo que se perderá menos humedad, y se requerirá una menor temperatura de incubación (ya que se producirá menos evaporación que liberará menos energía). Si se manejan humedades relativas bajas, habrá mayor gradiente de presión de vapor de agua, por lo que se perderá mayor humedad, y se requerirá menor energía del medio ambiente para mantener una adecuada temperatura embrionaria.

Según Maijerhoff (2003), es importante mantener una humedad relativa alta al inicio de la incubación para evitar pérdida de calor embrionario por evaporación y así evitar un subenfriamiento de los embriones. A partir del 4to día de incubación, el embrión ya empieza a producir calor metabólico, por lo que es el momento ideal de incentivar la pérdida de peso del embrión mediante manejo de humedades relativas alrededor del 50%. Por experiencia personal he manejado humedades hasta 40% en los últimos días de incubación. Esta humedad relativa se puede mantener hasta el día 20 en que inicia el picaje y la eclosión de los embriones. En ese entonces es recomendable subir la humedad de 65-70% con el objetivo de incrementar la uniformidad en el picaje e incentivas la eclosión de los embriones; para luego reducir nuevamente la HR a valores de 40-50% para facilitar el secado y puesta a punto del pollo BB previo a la descarga de las nacedoras. Todos los autores convienen que la pérdida de humedad del embrión del 12%.

Referencias:

Meijerhof, R. and G. van Beek, 1993. Mathematical modeling of temperature and moisture loss of hatching eggs. Journal of Theoretical Biology 165: 27-41

Fernandes J.I.M, Bortoluzzi C. Schmidt JM, Scapini LB, Santos TC; Murakami AE. Single Stage Incubators and Hypercapnia during efectt the vascularization of the choriollantoic membrane in broiler embryos. Poultry Science (2017) 96 (1): 220-225.

Lourens, S., 2001. The importance of air velocity in incubation. World Poultry 17: 29-30

Lourens, S., H. van den Brand, R. Meijerhof and B. Kemp, 2005. Effect of eggshell temperature during incubation on embryo development, hatchability and post-hatch development. Poultry Science 84: 914-920

Meijerhof R. Incubation principles; what does the embryo expect from us? Proceedings of the 20th Australian Poultry Science Symposium; 2009; Sydney, New South Wales. Australia: University of Sydney; 2009. p.106-110

Boleli IC, Morita VS, Matos Jr JC; Thimotheo M, Almeida VR. Poultry Egg Incubation: Integrating and Optimizing Production Efficiency. IDepartment of Animal Morphology and Physiology, São Paulo State University, Access road Professor Paulo Donato Castellane, s/n, 14884-900, Jaboticabal, Sao Paulo, Brazil

Comentarios:

Más Artículos


Más sobre: artículo avícola

Más sobre: artículo avícola


NUESTROS CLIENTES