Actualidad Avipecuaria
Saturday, 24 June del 2017


Control de Coccidiosis para maximizar el uso del alimento

El crecimiento de los Broilers y el consumo de alimento no son lineales. En broilers de la línea Ross 308 se evidencia...

Control de Coccidiosis para maximizar el uso del alimento
Abril 06/2017
Lima - Perú
0

El crecimiento de los Broilers y el consumo de alimento no son lineales. En broilers de la línea Ross 308 se evidencia que a los 28 días las dos semanas finales de consumo de alimento cuentan cómo el 50% del tiempo de crecimiento, pero 75% del alimento que el ave consumirá.  Las dos semanas finales de un Broiler de 35 días representan 40% del tiempo de crecimiento, pero 64% del alimento consumido. Para un Broiler de 42 días, las dos semanas finales representan solo el 33% del tiempo y 55% del alimento consumido. A los 49 días las mismas dos últimas semanas representan únicamente 29% del tiempo de crecimiento pero 47% del alimento consumido. En otras palabras, las últimas dos semanas en el campo son fundamentales para la utilización general del alimento, ya que el Broiler consumirá por lo menos la mitad del total durante este período. Esto significa que cualquier enfermedad o manejo inadecuado durante las dos últimas semanas puede tener un efecto adverso desproporcionado en la utilización del alimento y el performance productivo.

Los productores de aves están atentos de las enfermedades clínicas evidentes, pero las enfermedades subclínicas pueden afectar silenciosamente el desempeño causando malabsorción o difiriendo energía a la respuesta inmune en lugar de al crecimiento.

La coccidiosis subclínica al durante las dos últimas semanas es una de las causas  más comunes y significativas de pérdida de desempeño en broilers. Los programas anticoccidiales, usando ionóforos o químicos ionóforos, comúnmente resultan en lesiones de coccidiosis subclínicas en algún momento  entre los 24 y 49 días dependiendo de la eficacia del anticocccidial, la densidad de las aves y las condiciones ambientales.

El Dr. Robert Teeter (Profesor emérito de la Universidad del estado de Oklahoma) convirtió la pérdida de desempeño de broilers debido a coccidiosis subclínica en equivalencia calórica (Arkansas Nutrition Conference, 2010). Él estimó que un grado 2 de coccidiosis subclínica durante la semana final puede hacer que un Broiler de 2.4 Kg alimentado con una dieta de 3250kcal tenga la performance correspondiente a una dieta de 2700kcal. Incluso una coccidiosis

subclínica de grado uno puede causar una pérdida de desempeño como si se le hubiera suministrado una dieta de 2975kcal (Tabla 1).

Todo el esfuerzo y gasto que es puesto en desarrollar el alimento ideal para una máxima productividad puede ser perdido por niveles muy bajos de coccidiosis subclínica durante la semana final. Es crítico para todos los productores de broilers monitorear el estado de coccidiosis de los lotes durante el ciclo de crecimiento, pero especialmente durante las dos últimas semanas. Se pueden utilizar sesiones de necropsia para buscar  lesiones de coccidiosis subclínica.

Es importante determinar las especies y severidad de la infección así como el tiempo exacto y la frecuencia de los lotes afectados. Cuando las necropsias no son posibles, se puede realizar el conteo de ooquistes por gramo de heces sobre la base de muestras fecales secuenciales recogidas en la granja. El conteo de ooquistes no siempre puede predecir el impacto en el desempeño pero puede servir como un mapa para determinar cuando aparece la coccidiosis subclínica durante el crecimiento del lote. Las muestras deben ser colectadas dos veces por semana para evidenciar el aumento o caída del pico de expulsión de ooquistes y conocer cuando ocurre el desafío. Programas exitosos de alimentación deben incluir una estrategia de control de coccidiosis que evite la coccidiosis subclínica durante las últimas dos semanas de producción.

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES