Actualidad Avipecuaria
Saturday, 23 September del 2017

Ing. Marcial Cumpa Gavidia

Profesor Principal UNALM

Ing. Zootecnista – UNALM
Mg.Sc. Prod.
Mg.Sc. Adm.



Efecto de la adición de hipoclorito de calcio o peróxido de hidrógeno en el agua de bebida sobre el rendimiento productivo de pollos de carne (Parte II)

En muestras realizadas en ambos tipos de bebederos se observa la acción de los sanitizantes, hipoclorito de calcio y peróxido de hidrógeno, con respecto al control (agua sin sanitizantes), y muestran un alto grado de sanitización frente a coliformes totales.

Efecto de la adición de hipoclorito de calcio o peróxido de hidrógeno en el agua de bebida sobre el rendimiento productivo de pollos de carne (Parte II)
Septiembre 01/2017
0

La calidad del agua es fundamental para mantener el buen estado de salud de las aves y así obtener una buena performance productiva de ellas. Los bebederos abiertos que aún se utilizan en el engorde de pollos en nuestro país se contaminan muy fácilmente con el material de cama, alimento, plumas y heces, presentes en los galpones avícolas. Por ello, es importante realizar el análisis microbiológico de calidad del agua, para asegurar el suministro de agua potable, apta para el consumo de los pollos.

En el presente ensayo se comparó el efecto de la adición de hipoclorito de calcio versus el peróxido de hidrógeno en el poder de sanitización del agua de bebida; así como en el rendimiento productivo de pollos de carne. Con este fin se plantearon los siguientes tratamientos: T-1: Agua sin sanitizante (control); T-2: Agua con hipoclorito de calcio al 65% (agua clorinada); y T-3: Agua con peróxido de hidrógeno al 50%. El poder de desinfección de cada uno de estos productos en evaluación se determinó mediante el envío de muestras representativas para sus análisis microbiológicos. Las muestras fueron tomadas a nivel de bebederos los días 20 y 41 de la crianza de pollos, con la finalidad de determinar diferencias en cuanto a contaminación por tipo de bebedero, así como del grado de contaminación que genera el ave a diferentes edades, fin de etapas de inicio y acabado.

Los resultados de los análisis sobre el poder de sanitización de estos productos se presentan en los Cuadros 2 y 3, para las muestras de agua tomadas a los 20 y 41 días de edad de las aves, a nivel de bebederos tipo cono y a nivel de los bebederos lineales, respectivamente. Debido a que los muestreos se realizaron tras 2 horas de aplicados los productos, se debería considerar a las aves como una importante fuente de contaminación del agua de bebida. En las muestras realizadas en ambos tipos de bebederos se observa la acción de los sanitizantes, hipoclorito de calcio y peróxido de hidrógeno, con respecto al control (agua sin sanitizantes), los cuales muestran un alto grado de sanitización frente a coliformes totales, reduciéndolo en 52.40 x 106 NMP/100 ml para los tratamientos evaluados y, en el caso específico de bebederos lineales, se observa mejor acción del peróxido de hidrógeno que reduce 86.60 x 104 NMP/100 ml de coliformes totales frente al hipoclorito de calcio que reduce 38.00 x 104 NMP/100 ml de coliformes totales.

Frente a coliformes fecales, en ambos tipos de bebederos (tipo cono y lineales), se observa la notoria acción del hipoclorito de calcio y del peróxido de hidrógeno que favorecen a la calidad del agua, pero no se observan diferencias en desinfección entre ambos, con lo que reducen la contaminación de origen intestinal en el agua de bebida, en órdenes de 52.40 x 106 NMP/100 ml y 86.60 x 106 NMP/100 ml para bebederos tipo cono y lineales, respectivamente. Frente a E. coli, los sanitizantes (hipoclorito de calcio y peróxido de hidrógeno) mostraron mayor efectividad frente al control, existiendo diferencias en desinfección entre los compuestos sanitizantes, en donde el hipoclorito de calcio superó al peróxido de hidrógeno, reduciendo 53.96 x 106 NMP/100 ml a comparación de 52.40 x 106 NMP/100 ml de Escherichia coli, para la muestra tomada a nivel de bebederos tipo cono; por el contrario, en las muestras tomadas a nivel de bebederos lineales se observó mejor acción del peróxido de hidrógeno, que redujo 89.80 x 104 NMP/100 ml a diferencia del hipoclorito de calcio que redujo 86.60 x 104 NMP/100ml de Escherichia coli.

Ambos sanitizantes mostraron sus efectos frente a Pseudomona aeruginosa a nivel de bebederos tipo cono, resultando más efectivo el hipoclorito de calcio que redujo la presencia de este microorganismo en 34.76 x 103 NMP/100 ml en comparación con el peróxido de hidrógeno que lo redujo en 34.65 x 103 NMP/100 ml. Para el caso de las muestras tomadas a nivel de bebederos lineales el peróxido de hidrógeno no mostró acción, caso contrario ocurrió con el hipoclorito de calcio que sí fue capaz de disminuir la presencia de este microorganismo en el agua de bebida, reduciéndolo en 13.20 x 104 NMP/ml.

En cuanto a presencia de cepas de Clostridium sulfito reductores el hipoclorito de calcio mostró mayor acción, reduciendo 70 UFC/ml a comparación del peróxido de hidrógeno que redujo 50 UFC/ml de Clostridium sulfito reductores a nivel de bebederos tipo cono, así como también a nivel de bebederos lineales que redujo 22 UFC/ml a comparación del peróxido de hidrógeno que no mostró acción sanitizante. Tanto los tratamientos como el control presentaron Salmonella. Similar a Barros et al. (2001) indican que el cloro no tiene efectos reduciendo la presencia de Salmonella en el agua de bebida de pollos de carne. Resultados contrarios a Penz (2004), que de manera general reporta que el cloro y el peróxido de hidrógeno al 50%, respectivamente, reducen la contaminación bacteriana del agua de bebida.

Tras los análisis microbiológicos se debe tomar al control como principal indicador de la calidad de agua, ya que las aves contaminan permanentemente la fuente de agua debido a que fueron criadas bajo sistemas de bebederos abiertos. Bajo esa premisa se puede indicar que, el hipoclorito de calcio es superior que el peróxido de hidrógeno en reducir los niveles de E. coli, Pseudomona aeruginosa y Clostridium sulfito reductores a nivel de bebederos tipo cono y, a nivel de bebederos lineales, reduciendo Pseudomona aeruginosa y Clostridium sulfito reductores; en cambio, el peróxido de hidrógeno es superior que el hipoclorito de calcio reduciendo los niveles de coliformes totales y E. coli a nivel de bebederos lineales para los días en los que fueron tomadas las muestras (día 20 y 41). Por lo tanto, las cualidades microbiológicas del agua son muy variables para cada tipo de bebedero dependiendo del grado en el que el animal contamine la fuente de agua.

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES