Actualidad Avipecuaria
lunes, 20 mayo del 2019

PhD. Elías Salvador Tasayco

Profesor Investigador REGINA-CONCYTEC

Jefe de Laboratorio de Nutrición R&D - FMVZ-UNICA

Consultor PRONUTRI



Efecto del ácido húmico en la dieta sobre la respuesta productiva y calidad de huevo de gallinas de postura

Conocer y manejar la salud intestinal es complejo, pero necesario, ya que está relacionado a la salud ósea, hepática y un buen trabajo renal.

Efecto del ácido húmico en la dieta sobre la respuesta productiva y calidad de huevo de gallinas de postura
Abril 24/2019
Lima, Perú
0

La salud intestinal es una condición compleja, pero necesaria y responsable manejarla eficientemente. Está relacionada a la salud ósea, hepática y al buen trabajo renal, por lo que de ello depende la calidad de huevo, respuesta productiva y rentabilidad. Los aspectos de nutrición y alimentación juegan un rol importante e impactan sobre esta condición, es lo primero que se debe arreglar y asegurar, que la dieta esté adaptada a dicha condición (frecuente y erróneamente se hace lo contrario) Luego, se deberá identificar la génesis de algún problema en el proceso productivo (por la presión del desafío constante, siempre existen) y finalmente evaluar estrategias como el uso de algún aditivo (conocer mecanismos de acción, evidencia científica, retorno de inversión positiva y validada) para revertir o reducir dicho problema bajo las condiciones de campo.

Introducción

La nutrición y alimentación de las gallinas ponedoras en su etapa final de producción es de importancia, ya que las aves están en un proceso fisiológico intenso para sostener la producción y, por efecto de la edad, la respuesta productiva y calidad de huevo se ve disminuida, lo que demanda la aplicación de estrategias nutricionales que contribuyan a contrarrestar estos efectos. Además, como consecuencia de la edad y bajo nuestra realidad, la calidad de ingredientes utilizados afecta la salud e integridad intestinal. El bienestar de la gallina de postura, como base de productividad, depende en gran medida del estado de salud óptima, especialmente a nivel del tracto gastrointestinal, por ser la zona que involucra aspectos de digestión y absorción de nutrientes para sostener la máxima producción. Conocer y manejar la salud intestinal es complejo, pero necesario, ya que está relacionado a la salud ósea, hepática y un buen trabajo renal. Una deficiencia a nivel de los factores nutricionales, salud del tracto gastrointestinal, el aprovechamiento de los nutrientes será drásticamente reducida impactando en la producción, calidad de huevo y rentabilidad.

Investigaciones, sobre los ácidos húmicos (AH) indican que inhiben el crecimiento bacterial y micótico, lo que genera la disminución de los niveles de micotoxinas en los alimentos. El sistema inmune, actividad antiinflamatoria, propiedades antivirales, la prevención de las enfermedades intestinales, principalmente diarrea en humanos y animales son descritas como los efectos benéficos del consumo de ácidos húmicos. Sin embargo, estos beneficios dependen de las regiones y condiciones climáticas de donde se encuentren los animales (Islam et al., 2005).

Los humatos se han utilizado por sus efectos antiinflamatorios, antioedematosos, antibacterianos y antivirales en animales (Joone et al., 2003). El concepto de usar humatos como un aditivo alimenticio alternativo en la nutrición animal ha adquirido una importancia creciente, especialmente después de la prohibición del uso de antibióticos en alimentos como promotores del crecimiento (Abo-Egla, et al., 2011). Algunos estudios en gallinas de postura, indican que los AH mejoraron la producción de huevos, el peso de los huevos (Yuruk et al., 2004 y Kucukersan et al., 2005) y mejoras en la eficiencia de la alimentación de las aves (Shermer et al., 1998).

El AH es capaz de formar una película protectora sobre el epitelio mucoso de la membrana y el tracto contra infecciones y toxinas. La estructura macrocoloidal de los efectos adstringentes de los ácidos húmicos protege la membrana mucosa del estómago e intestino, además estimula los receptores del sistema inmunológico en el revestimiento intestinal para proteger contra los patógenos (Kucukersan et al., 2005).

El AH forma una película conservadora sobre los epitelios mucosos del tracto gastrointestinal contra infecciones y toxinas (Islam et al., 2005). Por otro lado, los AH aumentan la permeabilidad de la pared celular permitiendo una transferencia más fácil de nutrientes de la sangre a las células. Los AH estabilizan la composición de la flora intestinal y, por lo tanto, apoya la utilización de nutrientes en la alimentación animal (Islam et al., 2005).

Los AH tienen efectos antiinflamatorios y antibacterianos en animales, y apoya el sistema inmunológico, por lo tanto, reduce la mortalidad y aumenta el crecimiento en aves de corral (Islam et al., 2005).

En este sentido, el conocimiento y manejo adecuado de los factores nutricionales en relación a salud intestinal como base de salud ósea, hepática y trabajo renal, es de mucho interés por parte de los productores y académicos para poder optimizar la eficiencia productiva y consecuentemente mejorar la rentabilidad.

Una de las estrategias es la evaluación y reevaluación de la utilización de aditivos. Dentro de este enfoque, es que se diseñó el siguiente estudio para evaluar si la suplementación de ácido húmico en la dieta de gallinas de postura comercial ISA Brown es una estrategia técnica y económicamente viable que mejora la respuesta productiva y calidad de huevo.

Materiales y métodos

Se realizó en el galpón experimental de gallinas de postura y el Laboratorio de Nutrición R & D de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” de Ica (Perú). Se utilizaron 320 gallinas de postura de la línea genética ISA BROWN, de 60 semanas de edad, criadas en sistema de jaulas. Se utilizó el ácido húmico (muestra no comercial procedente de EE.UU.) en forma líquida y que fue analizada en nuestro laboratorio (Figura 1).

Se utilizaron cuatro tratamientos: una dieta basal sin adición de ácido húmico (Testigo: T-1), dieta basal con suplemento de ácido húmico en dosis: 2 litros/TM (T-2), dieta basal con suplemento de ácido húmico en dosis: 2.55 litros/TM (T-3) y una dieta basal con suplemento de ácido húmico en dosis: 3 litros/TM (T-4). Se utilizó un diseño completo de bloques al azar con 4 tratamientos Figura 1: Muestra de ácido húmico y 5 repeticiones. Las variables evaluadas fueron: producción de huevo, peso y masa de huevo, consumo de alimento, conversión alimenticia, mortalidad, altura de yema, unidad Haugh y color de cáscara. Se realizaron análisis estadísticos de varianza y Tukey, con el procedimiento GLM de SAS (2003).

Resultados y discusión

Como se puede observar en la Tabla 1, la suplementación de AH en la dieta, no afectó significativamente (P>0.05) la producción y masa de huevos, aunque se logró una mejora numérica de 1% más de producción de huevos a favor del grupo que recibió la dosis de 2.55 L/TM de AH. El peso de huevo fue mejorado significativamente (p<0.05) para la dosis de 2 L/ TM y 3 L/TM, respecto al grupo que recibió la dosis de 2.55 L/TM.

Yoruk et al. (2004) obtuvo una mejora significativa del peso de huevo conforme aumentaba el nivel de ácido húmico en la dieta. El ácido húmico puede formar una película protectora en el moco epitelio del tracto gastrointestinal contra infecciones y toxinas, asegurando así una mejor utilización de nutrientes (Islam et al., 2005), lo que podría ser utilizado para aumentar el peso de huevo.

En la Tabla 2 se observa que el consumo de alimento, conversión alimenticia y la mortalidad no fueron afectadas significativamente (P>0.05) por la suplementación de AH en la dieta. Los resultados incompatibles observados en diferentes estudios pueden atribuirse principalmente a la composición de diferentes preparaciones de sustancias húmicas y niveles de adición, así como a las diferentes especies animales y edades utilizadas en diferentes estudios (Yuruk et al., 2004).

Como se observa en la Tabla 3, tanto la altura de yema y color de la cáscara no fue afectado significativamente (P>0.05) por la suplementación de AH en la dieta. Sin embargo, la calidad de la albúmina del huevo, que fue medido a través del valor de unidad Haugh, fue aumentado significativamente (P<0.05), en los tres grupos que recibieron la dieta con suplemento de AH comparado al grupo testigo. Asimismo, a la prueba organoléptica (color, sabor y olor) que se efectuó empíricamente, se observó una notable mejora de estas características. Macit et al. (2009), reportan que el ácido húmico ejercía un efecto positivo sobre la calidad del huevo, particularmente el índice de albúmina y la unidad de Haugh.

Conclusiones

La suplementación con ácido húmico en la dieta mejoró significativamente (P<0.05) el peso de huevo (2 y 3 L/TM) y unidad Haugh (2, 2.55 y 3 L/TM) del huevo. Las otras variables se mantuvieron constantes, indicando que es una estrategia viable para mejorar estas características sin afectar la respuesta productiva.

Implicancias y recomendaciones

Las granjas comerciales deben reevaluar constantemente si sus protocolos a nivel del proceso productivo se están cumpliendo y cuyos resultados sean satisfactorios, dentro de estos factores, los aspectos de nutrición y alimentación (requerimientos, calidad de ingredientes, digestibilidad, granulometría, consumo de alimento, etc.) son claves, por lo que se deberá asegurar que nuestra dieta este adaptada a las condiciones de la compleja salud intestinal de la gallina de postura, ya que esta está relacionada y compromete la salud ósea, hepática y trabajo renal. Una segunda evaluación frecuente es identificar la génesis de algún problema que afecte las condiciones de salud mencionada y finalmente reevaluar estrategias como la inclusión de aditivos específicos que cumplan con ciertos requisitos como el conocer su mecanismo de acción, evidencia científica acumulada, cálculos de eficiencia económica en base al retorno de inversión positiva y que sus efectos estén probados y validados, ello nos permitirá reducir o revertir dicho problema “identificado”; no podemos ciegamente utilizar un aditivo, si no conocemos que problemas tenemos.

Bibliografía

Para mayor información contactarse al correo electrónico: pronutri@hotmail.com

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES