Actualidad Avipecuaria
Thursday, 21 September del 2017

Ing. Óscar Briceño Pérez

Consultor en Producción de Aves



Energía metabolizable de los insumos ¿Estamos cerca de su verdadero valor? (Parte II)

Los valores en la columna correspondiente al contenido de ácidos grasos saturados e insaturados pueden ser muy útiles, si no se dispone de un perfil de ácidos grasos de un aceite o grasa que se desee adicionar a un alimento para que proporcione energía.

Energía metabolizable de los insumos ¿Estamos cerca de su verdadero valor? (Parte II)
Septiembre 18/2017
0

Encuentra la primera parte aquí: https://goo.gl/JQ3PiZ

La presente es la segunda parte de la investigación que enfoca presentar alternativas para conocer el verdadero valor de la metabolizable de los insumos en la producción avícola. El Cuadro 14 muestra valores para soya integral determinado por diferentes instituciones y años, mostrando un rango de variación de 510 kcal/kg Para el caso del tercer insumo considerado como aportador de energía, el aceite o grasa, deberá tenerse en cuenta el tipo de aceite o grasa empleado, sea vegetal o animal o una mezcla de ambos y su procedencia. 

Conocer los valores de Peróxidos, índice de iodo. Perfil de sus ácidos grasos, porcentaje de ácidos grasos insaturados y saturados, cantidad de Ácidos Grasos Libres que proporciona información del grado de oxidación y almacenamiento del aceite o grasa, presencia de antioxidantes y remanente de antioxidante. 

Las condiciones de almacenamiento de los aceites, tanto en su lugar de producción como en el lugar de uso para la elaboración de los alimentos balanceados, así como tener en consideración el material empleado en la construcción del tanque de almacenamiento y los tiempos de almacenamiento y tipo de transporte empleado.

Debe tenerse presente que, a nivel más alto de ácidos grasos libres, la energía metabolizable para el pollo será menor, comparado con el mismo aceite con baja cantidad de ácidos grasos libres.

Wiseman, J. 1999. Proc. Austr. Poultry Sci. Symposium, indica que el incremento del grado de insaturación de una grasa que se mezcla con un aceite insaturado se asocia con una relación más alta de Insaturación/Saturación y una mejora de la energía metabolizable, la cual no es linear.

Freeman, 1976 menciona que Incrementando la proporción de ácidos grasos libres se reduce la digestibilidad de las grasas. La respuesta de la EMA a la relación Insaturación/Saturación fue curvilínea con el mayor incremento de la energía dietética sobre el rango más bajo del incremento de la relación I/S. La respuesta de la de la energía de la ración a los Ácidos Grasos Libres fue lineal.

Cuando se aplica la ecuación para el cálculo de EMA, se hallará que en la medida que los ácidos grasos libres aumentan, el valor de la EMA será menor, lo mismo que cuando el porcentaje de ácidos grasos insaturados disminuye, la EMA también disminuirá. En consecuencia, al adquirir una fuente de aceite/grasa, además de efectuar un análisis de índice de peróxido, contenido de antioxidante, tiempo de almacenaje de la fuente, etc., será necesario determinar el perfil de ácidos grasos, porcentaje de ácidos grasos libres, índice de acidez, para en base a ello asignarle el valor energético más cercano al real.

Smink, W. 2008. P.Sci. 87:506-513, manifiesta que en el aceite de palma tratado se incrementa la digestibilidad del ácido palmítico comparado con la digestibilidad de este ácido graso en el aceite de palma nativo.

Wa, H. et al. 2011. P.Sci. 90:1992-1998 evaluaron raciones a base de maíz y soya en pollos de carne, grasa amarilla (yellow grease) con contenidos de ácidos grasos BAJO (2.74%), MEDIO (12.59%) y ALTO (19.05%), compararon con aceite de soya con 2.86% de ácidos grasos libres. El resultado de ganancia de peso fue igual con la soya y grasa amarilla con 2.74% de AGL. A medida que los AGL de la grasa amarilla aumentaron, la ganancia de peso disminuyó debido a la reducción del consumo de alimento.

Tancharoenrat, P. et al. 2014. P.Sci. 93:371-379, indican que el ácido linoleico se digiere a lo largo del tracto gastrointestinal, mientras que el palmítico, esteárico y oleico solo se digieren en el íleon. Los ácidos grasos insaturados como el linoleico y oleico son muy bien digeridos (0.90 a 0.94) independientemente de la fuente que los contenga. En contraste, la digestibilidad de los ácidos grasos saturados (palmítico y esteárico) está influenciada por la grasa o aceite que los contiene. Puede ser de gran utilidad observar el cuadro 16 que muestra las especificaciones de algunas grasas/aceites.

Los Cuadros 16 al 22 muestran una serie de parámetros de aceites y grasas que ayudan a tipificar el aceite y/o grasa que se emplea como aportador de energía concentrada.

Este cuadro 17 muestra la variabilidad que han tenido las determinaciones de energia a través de los años y países. La grasa de aves muestra la mayor variación, por lo que será necesario tener en cuenta ello cuando se le asigne el valor de energía. Nótese que el total de ácidos grasos saturados para el aceite de coco (92.3%) es muy alto y en consecuencia aporta menos que un aceite con mayor proporción de ácidos grasos insaturados (maíz y manteca).

En el Cuadro 19 puede notarse que el total de ácidos grasos saturados para el aceite de coco (92.3%) es muy alto y en consecuencia aporta menos energía que un aceite con mayor proporción de ácidos grasos insaturados (maíz y manteca de cerdo). Lo mismo puede mencionarse al visualizar el Cuadro 20.

Lo mismo puede mencionarse al visualizar el Cuadro 22. Los valores (Cuadro 21) en la columna correspondiente al contenido de ácidos grasos saturados e insaturados pueden ser muy útiles, si no se dispone de un perfil de ácidos grasos de un aceite o grasa que se desee adicionar a un alimento para que proporcione energía.

Estos valores se pueden emplear para el cálculo de la EMA de acuerdo a la ecuación que tiene en cuenta los ácidos grasos libres y los porcentajes de insaturación y saturación para una edad de 1.5 semanas o más.

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES