Actualidad Avipecuaria
domingo, 16 diciembre del 2018

Ing. Cristian Uculmana Morales

Jefe Técnico de Nutrición de Gammavet.

cristian@gammavet.com



Fibra y salud intestinal: Conceptos Claves

Una gallina en postura de 30 semanas de edad consume 105 gramos de alimento al día, y con ello debe producir un huevo de 58 gramos atendiendo un porcentaje de postura de 95%.

Fibra y salud intestinal: Conceptos Claves
Septiembre 19/2018
Lima - Perú
0

Una gallina en postura de 30 semanas de edad consume 105 gramos de alimento al día, y con ello debe producir un huevo de 58 gramos atendiendo un porcentaje de postura de 95%. Un pollo de 30 días de edad (peso: 1.77 Kg) consume al día aproximadamente el 10% de su peso vivo (171 gramos), y con este consumo debe tener una ganancia diaria de peso de 96 gramos.

Esta elevada tasa de producción es muy vulnerable a cualquier desequilibrio nutricional o sanitario, por lo que se debe tomar atención a todas las alternativas existentes para mejorar la utilización de los insumos y reducir pérdidas en la eficiencia alimentaria. Parece ser que todo recae en cuidar la salud intestinal, y este punto debe ser atendido de manera multifactorial, para lo cual se debe considerar el uso de enzimas exógenas, un agilizador intestinal, moduladores de la inflamación, pro/pre/simbióticos. Del lado nutricional, se debe revisar la relación energía/proteína, el balance de cada aminoácido (AA) y asegurar el uso de una fibra funcional en las dietas.

Uso de fibra en nutrición avícola

La fibra dietaria es difícil de definir desde el punto de vista químico y además su medición en los alimentos es una tarea difícil. Se entiende por fibra dietaria a los restos vegetales que no pueden ser digeridos por las aves. Esta definición puede confundir nuestro entendimiento de “fibra”: ¿Para qué voy a dar fibra si el ave no lo va a utilizar como fuente de energía? Sin embargo, la fibra se incorpora con otro objetivo: mejorar la funcionalidad de todo el TGI. Por ello debemos destinar parte de nuestra atención en buscar una fuente de fibra que dé los máximos beneficios y para ello debemos tener en cuenta:

1) La fuente de la fibra.

2) La estructura física y tamaño de partícula de la fibra.

3) El nivel de fibra.

4) Las fracciones fibrosas: soluble e insoluble.

Mientras que la fracción soluble de la fibra tiene efectos perjudiciales en nutrición avícola (principalmente por interferir con la digestión/ absorción de nutrientes, aumentar la viscosidad de la digesta y mayor probabilidad de ocasionar disbacteriosis); la fracción insoluble viene demostrando tener un efecto altamente beneficioso ya que potencia la salud intestinal y mejora la respuesta productiva de todas las especies avícolas. A diferencia de la fracción soluble, la fracción insoluble de la fibra tiene una alta capacidad de adsorción de agua y por tanto tendremos un bolo alimenticio más hidratado en donde las reacciones enzimáticas se darán con mayor eficiencia.

En términos generales, con la inclusión de cantidades moderadas de fibra insoluble, se mejora la respuesta productiva en los siguientes aspectos:

  • Mejora el desarrollo de órganos relacionados con la digestión.
  • Incrementa la producción de HCl, disminuyendo el pH de la digesta a nivel del proventrículo/molleja. Con esto se mejora drásticamente la digestión de las proteínas ya que beneficia la acción de la pepsina.
  • Hay un incremento en el tiempo de retención de la digesta en los primeros segmentos del TGI. De esta manera las enzimas pueden actuar por más tiempo sobre el sustrato.
  • Existe mayor producción de bilis, lo que ayudará en la emulsificación y digestión de los lípidos, por lo que hay mayor energía metabolizable del mismo alimento.
  • Mejora la actividad de las enzimas pancreáticas.
  • Potencia la movilidad gastrointestinal (estímulo de retroperistalsis más potente).
  • Sincronización entre el proceso de digestión y absorción.
  • Beneficia el crecimiento de la microbiota deseada desde el punto de vista de salud intestinal.
  • Mejora el bienestar animal.

Entendiendo el rol de la molleja en la nutrición El proceso alimenticio y el tracto gastrointestinal (TGI) de las aves es muy peculiar. Conocemos que en el pico no se da un proceso de molienda, este trabajo es función de la molleja. El ciclo de la molienda empieza en la molleja con un movimiento muscular, seguido de la apertura del píloro (unión molleja - intestino) y una poderosa contracción peristáltica en el duodeno. Esta contracción ocasiona que la digesta pase del proventrículo al duodeno, pero también que exista un retorno de la digesta hacia el proventrículo (retroperistalsis), un ciclo que tiene lugar hasta 4 veces por minuto y que sirve para mejorar la digestión de todas las fracciones nutricionales. Se ha estimado que el tiempo promedio de retención de la digesta en el proventrículo y molleja es de media hora, pero este tiempo depende del tipo de insumos con el que estemos formulando la dieta. Un mayor tiempo de retención por lo general está asociado con un mejor aprovechamiento de los nutrientes y con un pH más bajo a nivel de molleja que va a favorecer principalmente la digestión de las proteínas.

Cuando se formulan las dietas pensando en obtener un mínimo nivel de fibra, aseguramos que la molleja trabaje más y por tanto que sea una molleja más desarrollada y potente; sin embargo, como diferentes fuentes de fibra tienen diferentes efectos en la salud intestinal, es decisión del nutricionista elegir la mejor opción para no perjudicar la salud intestinal y tener todos los efectos beneficiosos de la fibra. Por ejemplo: el afrecho tiene solo 10% de fibra, por lo que su inclusión en la dieta para cubrir un requerimiento de fibra es anti-productivo ya que estamos diluyendo la dieta y además asumiendo los factores antinutricionales de este insumo.

ARBOCEL® RC FINE es un concentrado de fibra que tiene 65% de fibra cruda, pero lo más interesante es que toda esta fibra es insoluble, razón por la cual tiene una alta capacidad de adsorción de agua y su proceso de fabricación asegura que se hayan eliminado los factores que interfieren con la nutrición como la contaminación por micotoxinas y daño físico al TGI. Estas características confieren varios efectos beneficiosos en todas las especies avícolas:

Pollos de engorde

Es conocido que la performance final de pollos de engorde está directamente correlacionada con un buen desempeño a la primera semana de edad. El TGI de los pollos bebé no está bien adaptado a la digestión y absorción de algunos componentes, por ello se recomienda la utilización de ingredientes muy digestibles en etapas iniciales; sin embargo, dietas altamente digestibles por lo general son bajas en fibra, y por tanto habrá menor desarrollo de la molleja y motilidad intestinal (siguiendo con el ciclo lógico, habrá menor utilización de los nutrientes).

  • ARBOCEL® estimula las contracciones del TGI para un mejor aprovechamiento de todos los nutrientes.
  • ARBOCEL® promueve una mejor población bacteriana en el TGI (Mayor cantidad de Lactobacillus spp. y Bifidobacterium spp. Menor cantidad de E. Coli y Clostridium spp.) (Boguslawska et al., 2015). Es importante conocer que este tipo de fibra es poco fermentable por las bacterias potencialmente patógenas, disminuyendo así la probabilidad de disbacteriosis.
  • ARBOCEL® tiene relación con la digestión y absorción de grasas; así como en la mejora del metabolismo de lípidos y el perfil de lipoproteínas (Boguslawska et al. 2016a, 2016b).
  • El uso de ARBOCEL® en las dietas disminuye la humedad de cama (Farran et al., 2013). Cuando hay menor humedad de cama, hay menos problemas respiratorios y por tanto ahorro en gastos por medicación. Además, tenemos un producto de mayor calidad, ya que se disminuye drásticamente la pododermatitis y lesiones a la carcasa.
  • Pollos que consumieron dietas con concentrados de fibra insoluble tuvieron mayor % de carcasa, menor % de grasa abdominal y mayor digestibilidad de la proteína (en 9.5%) (Farran et al., 2013); además, en otro estudio (Cuadro 1) se encontró una relación vellosidad/cripta mayor, así como mayor número de células nutrientes).

  • ARBOCEL® estimula las contracciones del TGI para un mejor aprovechamiento de todos los nutrientes.
  • ARBOCEL® promueve una mejor población bacteriana en el TGI (Mayor cantidad de Lactobacillus spp. y Bifidobacterium spp. Menor cantidad de E. Coli y Clostridium spp.) (Boguslawska et al., 2015). Es importante conocer que este tipo de fibra es poco fermentable por las bacterias potencialmente patógenas, disminuyendo así la probabilidad de disbacteriosis. 
  • ARBOCEL® tiene relación con la digestión y absorción de grasas; así como en la mejora del metabolismo de lípidos y el perfil de lipoproteínas (Boguslawska et al. 2016a, 2016b).
  • El uso de ARBOCEL® en las dietas disminuye la humedad de cama (Farran et al., 2013). Cuando hay menor humedad de cama, hay menos problemas respiratorios y por tanto ahorro en gastos por medicación. Además, tenemos un producto de mayor calidad, ya que se disminuye drásticamente la pododermatitis y lesiones a la carcasa.
  • Pollos que consumieron dietas con concentrados de fibra insoluble tuvieron mayor % de carcasa, menor % de grasa abdominal y mayor digestibilidad de la proteína (en 9.5%) (Farran et al., 2013); además, en otro estudio (Cuadro 1) se encontró una relación vellosidad/cripta mayor, así como mayor número de células caliciformes (relacionado con mayor absorción) (Rezaei et al., 2011).

Gallinas ponedoras

  • Gallinas que consumieron ARBOCEL® tuvieron mayor digestión de proteínas e incrementaron el peso relativo de la molleja (mejora en la retroperistalsis) (Yokhana et al., 2016) (Cuadro 2). 

  • El grupo que consumió ARBOCEL® aumentó la producción de huevos, mejoró la conversión alimentaria y hubo una retribución económica mayor en comparación con un grupo control (Lim et al., 2013).
  • Gallinas en etapa de levante que consumieron ARBOCEL® mejoraron el desarrollo del sistema inmune (estímulo directo en las placas de Peyer) (Hussein et al., 2016).
  • Las pollitas en levante que consumen ARBOCEL® tendrán una molleja más grande y potente. Esto es importante para poder afrontar el estrés del inicio de postura. Si manejamos bien la primera etapa de postura podemos maximizar la producción de huevos e incrementar la persistencia de postura.

Reproductoras pesadas

  • Gallinas que consumieron ARBOCEL® tuvieron mayor Energía Metabolizable del alimento final, aumentaron la digestión de los aminoácidos esenciales en 7.7% y en un período de 6 meses tuvieron +5.7 pollitos/ ave alojada (Mohamad et al., 2017) (Cuadro 3).

  • Dietas con fuentes de fibra insoluble mejoran el desempeño productivo (más huevos/gallina) sin afectar el desempeño reproductivo, además de reducir el estrés ocasionado por la restricción de alimento (Moradi et al., 2013).
  • Un adecuado nivel de fibra brinda beneficios a nivel de bienestar animal. El bienestar animal en reproductoras está asociado con menor mortalidad embrionaria, aumentando así la cantidad de pollitos BB.

Conclusiones

  • Debemos entender el funcionamiento normal del TGI para diseñar estrategias y aprovechar las peculiaridades del sistema digestivo de las aves.
  • Debemos elegir una fuente de fibra adecuada para potenciar el funcionamiento natural del TGI.
  • El uso de fibra insoluble hace que el tracto gastrointestinal de las aves se adapte eficientemente a la dieta suministrada (formulación y calidad de los insumos).
  • ARBOCEL® es un concentrado de fibra insoluble cuyo uso tiene respaldo científico y técnico. Su uso mejora el funcionamiento del TGI, los resultados productivos y rentabilidad.

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES