Actualidad Avipecuaria
viernes, 20 abril del 2018


Harina de hojas de moringa oleífera en dietas de crecimiento y acabado para pollos de carne (Parte II)

El uso de harina de hojas de moringa en dietas de crecimiento y acabado para pollos de carne hasta el nivel de 10.5% de inclusión, no afectó significativamente, el peso vivo, ganancia de peso, consumo de alimento, conversión alimenticia y rendimiento de carcasa.

Harina de hojas de moringa oleífera en dietas de crecimiento y acabado para pollos de carne (Parte II)
Marzo 19/2018
Lima, Perú
0

El objetivo de la presente investigación fue evaluar el efecto de la adición de harina de hojas de moringa (0, 3.5, 7.0 y 10.5%) en las dietas de crecimiento y acabado para pollos de carne a través de sus parámetros productivos. El estudio se llevó a cabo en las instalaciones de la Unidad Experimental de Avicultura de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM). Se utilizaron 160 pollos de carne de la línea Cobb de 22 días de edad, con pesos homogéneos. Los tratamientos evaluados fueron: T-1: dieta testigo – 0% de harina de hojas de moringa; T-2: dieta con 3.5% de harina de hojas de moringa; T-3: dieta con 7.0% de harina de hojas de moringa y T-4: dieta con 10.5% de harina de hojas de moringa. Se emplearon los mismos niveles de harina de hojas de moringa (HHM) en las dos etapas, crecimiento (22-35 días) y acabado (36-49 días). Las dietas suministradas fueron isoenergéticas e isoproteicas. En relación al valor nutricional calculado de las dietas, los niveles de energía metabolizable fueron de 3.17 y 3.23 Mcal/kg de alimento, los niveles de proteína fueron de 22 y 20%, los de lisina de 1.30 y 1.21%, los de metionina de 0.61 y 0.63%, los de aminoácidos azufrados de 1.0 y 0.99% y los niveles de treonina fueron de 0.88 y 0.84% en las dietas de crecimiento y acabado, respectivamente.

Resultados y discusión

Los resultados se muestran en los cuadros 2 y 3. En la etapa de crecimiento y en la etapa de acabado no se observaron diferencias significativas entre tratamientos en relación al peso vivo. Para la ganancia de peso obtenida al final del experimento tampoco se observaron diferencias significativas entre los tratamientos. Sin embargo el tratamiento con 10.5% de HHM obtuvo una menorganancia de peso total en 6.34% con respecto al tratamiento testigo. La menor ganancia de peso podría relacionarse a un menor consumo de metionina, lo que coincide con Morales y Avila (1994) y Vieira et al. (2004) quienes manifiestan que un deficiente consumo de metionina provoca un retraso en el crecimiento y emplume. Durante toda la evaluación los tratamientos tuvieron un efecto similar en estimular el crecimiento de las aves, cabe resaltar que el mayor peso y ganancia de peso se obtuvo con el tratamiento testigo y el menor con el tratamiento 4 (10.5% de HHM). El menor crecimiento observado con el tratamiento 4, estaría relacionado con un menor consumo de alimento, así como un consumo menor de nutrientes. La respuesta obtenida en este estudio concuerda con lo presentado por Olugbemi et al. (2010), quienes observaron una menor ganancia de peso al incluir en la dieta hasta un 10% de HHM. Como también lo reportado por Tendonkeng et al. (2009) y Du et al. (2007), quienes observaron una disminución en el peso de las aves a medida que se incrementaba la HHM en la dieta de pollos de carne en la etapa de acabado. Por otro lado, no concuerda con los reportado por Melesse et al. (2011), quienes obtuvieron un mayor incremento de peso a medida que se incrementaba el nivel de HHM.

En consumo de alimentos en las etapas de crecimiento, acabado y en el consumo acumulado no se encontraron diferencias significativas entre tratamientos. Si bien no se encontraron diferencias se observó un mayor consumo a favor de la dieta testigo en comparación al tratamiento con 10.5% de HHM para ambas etapas de evaluación. Los resultados coinciden con los obtenidos por Tendonkeng et al. (2009) y Etalem et al. (2012) quienes observaron una disminución en el consumo de alimento a medida que se incrementaba el nivel de HHM. Igualmente, Abou et al. (2011) observaron el mismo efecto incluyendo HHM hasta un 15% en dietas de gallinas Rhode Island. Por otro lado, no concuerda con lo reportado por Olugbemi et al. (2010) y Melesse et al. (2011), quienes empleando HHM hasta un 10% hallaron diferencias estadísticas entre los tratamientos, observando un incremento en el consumo. Por otro lado Kakengi et al. (2007), reportaron el mismo efecto en gallinas alimentadas con dietas de 10 y 20% de HHM.

En conversión alimenticia acumulada no se hallaron diferencias estadísticas entre los tratamientos. A pesar de ello se observó una mejor conversión alimenticia a favor de la dieta testigo y la dieta con 3.5% de HHM (tratamiento 2). Al igual que lo reportado por Kakengi et al. (2007), quienes observaron que no hubo un efecto significativo en la conversión alimenticia; sin embargo en gallinas alimentadas con más de 10-20% de HHM la conversión alimenticia fue más alta, observando una relación negativa entre la conversión alimenticia y el incremento del nivel de HHM en la dieta.

Asimismo, Tendonkeng et al. (2009) y Olugbemi et al. (2010), no encontraron diferencias significativas, no obstante observaron una tendencia a la disminución del desempeño productivo. El nivel de 10.5% de HHM en la dieta obtuvo la mayor conversión alimenticia, esta menor eficiencia estaría relacionada con un menor consumo de nutrientes como metionina, lisina y treonina causando una disminución de la tasa de crecimiento. Un menor consumo de alimento, reduce la ingestión de proteínas por debajo de los requerimientos para obtener un crecimiento y producción óptimos (Scott et al., 1982).

La mortalidad estuvo entre 0 a 2.5% de mortalidad, lo cual estuvo dentro de los parámetros normales. Los resultados de la mortalidad al utilizar las dietas con diferentesniveles de HHM demuestran que no existe influencia alguna en el uso de esta harina en la mortalidad, lo cual indicaría que el consumo de este insumo no afectó a las aves. En relación al rendimiento de carcasa no hubo diferencias estadísticas entre los tratamientos. Numéricamente el tratamiento 4 obtuvo menor rendimiento de carcasa, que puede deberse a un menor consumo de lisina que incide en una menor producción de pechuga (Kid et al., 1997). Los valores obtenidos son similares a los obtenidos en granjas comerciales, con lo cual las dietas en base a HHM no han influido en un menor rendimiento de carcasa. La retribución económica del alimento en términos porcentuales fueron de: 100.0; 100.30; 100.12 y 99.03% para los niveles de 0.0%; 3.5%; 7.0% y 10.5% de HHM, respectivamente.

Conclusiones

El uso de harina de hojas de moringa en dietas de crecimiento y acabado para pollos de carne hasta el nivel de 10.5% de inclusión, no afectó significativamente, el peso vivo, ganancia de peso, consumo de alimento, conversión alimenticia y rendimiento de carcasa. El tratamiento con 3.5% de harina de hojas de moringa produjo una mejor retribución económica. Se recomienda el uso de harina de hojas de moringa hasta 10.5% en dietas de pollos de carne.

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES