Sunday, 23 April del 2017

Ing. Daniel Onchi

Asesor-Consultor en Nutrición y Producción Aviar y en Gestión de Empresas. / Docente Postgrado de ESAN. / Extensionista-Consultor de ESAN.



Implementación de indicadores de gestión en empresas avícolas

Lo que se desarrolle y ejecute en el Planeamiento Estratégico, debe estar debidamente controlado para poder medir, analizar y ajustar los objetivos de la organización de acuerdo a lo que se ha propuesto en él.

Implementación de indicadores de gestión en empresas avícolas
Febrero 09/2017
Lima - Perú
0

En nuestra vida cotidiana, estamos inmersos en un mar de información que de una u otra manera nos ayudan a tomar decisiones en el presente y el futuro, tanto personal, social como profesional.

En las empresas, en general, ocurre lo mismo. Tomar las mejores decisiones para convertirlas en acciones determinará lo exitosa que es una empresa o si está encaminada correctamente con sus objetivos estratégicos.

El entorno mundial está cada vez más globalizado en todos los aspectos: económico, productivo, social, medio ambiental, entre otros. Las empresas en décadas anteriores, se podían diferenciar entre ellas por el nivel y avance tecnológico que tenían a través de los bienes físicos (infraestructura, maquinarias y equipos). Pero a medida que nos acercábamos al inicio del siglo XXI, el desarrollo de la tecnología de la información desplazaba de forma significativa esta forma de evaluar el poder de una empresa en el mercado.

Hoy en día también observamos un escenario comercial importante, las empresas miden su potencial en el mercado en base a su nivel de competitividad. Lo tecnológico pasa a un segundo plano y empieza a cobrar mucha importancia el Planeamiento Estratégico Corporativo, a través de la Visión, Misión, Objetivos, FODA y Estrategias generales de la organización en su conjunto.

Lo que se desarrolle y ejecute en el Planeamiento Estratégico, debe estar debidamente controlado para poder medir, analizar y ajustar los objetivos de la organización de acuerdo a lo que se ha propuesto en él.

Como ejemplo, tomamos el caso de un médico cuando ausculta a un paciente sus signos vitales para ver en qué estado de salud se encuentra en ese momento y de acuerdo a los resultados puede tomar las decisiones y acciones del caso para brindarle un futuro de salud mejor.

Los Indicadores de Gestión tienen atributos muy bien definidos: medibles, entendibles y controlables. Esto posibilita categorizarlos como de: gestión, eficacia, eficiencia, evaluación y cumplimiento. Por último, se puede identificar por tipos: de alarma, de control, de acumulación, estratégicos, de planeación, de ejecución, entre otros.

En este plano conceptual sobre los indicadores de gestión, surgen varias razones que justifican el uso de estos:

  • Miden la eficiencia en la gestión de la empresa.
  • Corrigen el rumbo de la empresa para mantener la dirección correcta, establecida en el planeamiento estratégico.
  • Posibilitan el mejoramiento continuo en toda la organización.
  • Se conoce en tiempo real la situación de la empresa
  • Permiten tomar decisiones.

Contando con un número mínimo de indicadores en la empresa, estos nos sirven para:

  • Interpretar el entorno del mercado donde se desarrollan las empresas.
  • Tomar decisiones ante las diferentes y constantes variables que ocurren tanto al interior como al exterior de las empresas.
  • Analizar las tendencias del mercado.
  • Realizar cambios y/o mejoras al interior de la organización.
  • Evaluar la productividad con respecto a la rentabilidad.
  • Evaluar la productividad con respecto a la política de sueldos.
  • Evaluar los planes financieros de la empresa.
  • Medir los riesgos de las oportunidades y amenazas del mercado.
  • Elaborar el Planeamiento Estratégico y las mejoras continuas en las empresas.

Como se ha visto, la importancia del uso de los indicadores de gestión puede marcar la diferencia de competitividad entre las empresas.

Un punto importante, en el uso de indicadores, es el cúmulo de información que se recibirá a través de estos en la empresa. Es necesario saber identificar la información más relevante, en base al interés o fin de la organización, para otorgarle prioridad de uso y a partir de allí empezar con el proceso de análisis del mismo para convertir estos indicadores en conocimiento. Culminando esta fase, se estará en condiciones inmejorables para tomar las decisiones más acertadas ya sea en el marco del planeamiento estratégico, en la realización de un proyecto o conocer en tiempo real como va el funcionamiento de todas las áreas de la empresa.

Este proceso se conoce como la Metodología Kimari (Onchi, D., 2015), quien propone tres fases claves del uso correcto de la información proporcionada por los Indicadores de Gestión:

  • Fase de Investigación del cúmulo de información recabada del entorno.
  • Fase de Análisis de las informaciones más relevantes para la empresa.
  • Fase de Ejecución, en base a las informaciones relevantes convertidas en conocimiento que permitan tomar las mejores decisiones.

Con los criterios conceptuales descritos previamente, podemos mostrar el Modelo de Negocio que practican la mayoría de las empresas avícolas en nuestro país, a través de un esquema del Lienzo Canvas:

Como se puede apreciar, la implementación de los indicadores de gestión en las diferentes áreas que conforman la estructura organizacional de las empresas productoras avícolas, es de suma importancia para conocer, analizar, modificar y controlar la dirección establecida y no perder la competitividad en el mercado.

El gran peso porcentual que significa en la estructura de costos la nutrición para producir un kilo de carne de pollo o un kilo de huevos, estimado en un 68-70%, es muy relevante. Pero no hay que desmerecer la importancia de ese 30-32% restante, que gran parte de ello representa la eficiencia en la gestión de las empresas medidas a través de los indicadores de gestión donde están involucrados los recursos materiales, económicos, los colaboradores y los gerentes.

El principal fin de las empresas productoras avícolas es ofrecer productos de muy buena calidad, es por ello que se ejerce una enorme presión a nivel de campo (granjas y manejo), calidad de pollos y pollas BB, en la planta de alimentos (calidad de insumos, inventarios, procesos), en la nutrición (fórmulas de alimentos hechos a medida), en los programas de vacunación (considerando los desafíos de campo) y en una adecuada bioseguridad integral.

Implementar también indicadores de gestión en esas áreas permiten lograr que campaña tras campaña, exista una mejora continua de los índices de productividad que permita elevar la rentabilidad de las empresas con costos de producción adecuados para soportar los embates de las fluctuaciones que ejerce el libre mercado en los precios finales de los pollos y huevos.

Es muy importante resaltar que las implementaciones de los indicadores de gestión no tienen por qué ser considerados procesos de implementación traumáticos, difíciles y largos. Hay que realizar un diagnóstico sincero de la realidad actual de la empresa, “como estamos”, para identificar cuales áreas de la organización deben mejorar, realizar reingeniería en otras áreas que no están siendo eficientes y/o potencializar aquellas áreas que están marcando la diferencia positivamente dentro de ellas. Al tener identificado los puntos relevantes de mejora, se pueden iniciar los cambios; esto facilitará el proceso de desarrollo del planeamiento estratégico a través de la implementación de los indicadores de gestión, visualizando con bases sólidas el futuro de laempresa, “como queremos ser”.

Por último, hay que tener en cuenta que la resistencia al cambio es un obstáculo muy importante en las empresas. Salir de su “zona de confort”, suele ser un impedimento, en algunos casos irremediables, para iniciar y generar los cambios e implementaciones en materia de gestión con el objetivo de elevar el nivel de competitividad de ellas mismas.

Asimismo, si todos los colaboradores de la organización no están debidamente informados de los planes que quiere desarrollar la empresa y del empoderamiento adecuado que se dará a cada uno de ellos, difícilmente se podrá lograr alcanzar los resultados deseados. Todo se quedará en buenos deseos y sueños.

En conclusión, hay que ser consciente y realista de que se está actuando en un mercado altamente competitivo en lo interno y globalizado en el entorno mundial. En el negocio avícola, las propuestas de valor están basadas en la mejora continua de la gestión de la calidad a todo nivel.

Es debido a ello la importancia de trabajar en el desarrollo de marcas de la carne de pollo y huevos, con el fin de que no sigan siendo considerados productos alimenticios genéricos por parte de los consumidores, para lo cual será necesario trabajar en la homologación de los procesos productivos y administrativos en las organizaciones.

Para leer más artículos avícolas, visite nuestra página: www.actualidadavipecuaria.com

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES