Friday, 23 June del 2017


Importancia de la utilización de un nuevo complejo para polisacáridos no amiláceos de alta actividad de arabinofuranosidasas en dietas prácticas de pollos

Cuando se agrega Rovabio® Advance al alimento balanceado, se evita la pérdida de nutrientes valiosos, y su inclusión resulta en una reducción de los costos de la dieta con un impacto económico positivo y ambientalmente amigable.

Importancia de la utilización de un nuevo complejo para polisacáridos no amiláceos de alta actividad de arabinofuranosidasas en dietas prácticas de pollos
Enero 26/2017
Lima - Perú
0

La nutrición avícola evoluciona año a año y se enfoca en mejorar el valor nutritivo de los alimentos mediante el uso de enzimas exógenas, entre otros objetivos. Sobre la base de diversos informes, se puede concluir que el valor económico de la nutrición y, por tanto, del maíz, torta de soya (SBM) y otros ingredientes comúnmente utilizados en las dietas de aves, puede ser mejorado por la adición de enzimas apropiadas en la dieta.

Un aumento en el valor productivo de las dietas con la administración de enzimas se puede lograr mediante (1) la liberación de fósforo (P) por la hidrólisis de fitato, (2) la eliminación del efecto de encapsulación de nutrientes por las paredes de las células y, en consecuencia, la mejora de la disponibilidad de energía y de aminoácidos, (3) la solubilización de la pared celular de polisacáridos no amiláceos (NSP) para la fermentación eficaz del alimento en el intestino y una mejor utilización de la energía en general, (4) la hidrólisis de ciertos tipos de carbohidratos y proteínas y, por tanto, una mayor disponibilidad de aminoácidos, (5) la eliminación de las propiedades antinutricionales de ciertos polisacáridos no amiláceos (NSP) en la dieta por su hidrólisis enzimática de los componentes, lo que puede facilitar el desarrollo y la salud intestinal en las aves.

Los arabinoxilanos son los principales polisacáridos no amiláceos NSP de los granos de cereales, y se localizan en las paredes celulares del endospermo, en la capa aleurona y en el pericarpio de los mismos. Estos polisacáridos se han reportado en los cereales más importantes, como trigo (Triticum aestivum L.), centeno (Secale cereale L. M. Bieb.), cebada (Hordeum vulgare L.), avena (A. Sativa), arroz (Oryza sativaL.), sorgo (Sorghum vulgare), maíz (Zea mays L.) y mijo (Panicum miliaceum L.), soya (Glycine max).

Considerando que el NSP (cadenas de xilanos con ramificaciones de arabanas). Especialmente en la soya, maíz y sorgo existen arabinoxilanos mucho más ramificados que en el trigo. Por ejemplo, los xilanos del trigo tienen 30 % de ramificaciones frente a 70 % de ramificaciones en los xilanos de maíz. Así, quebrar la pared celular, es mucho más eficiente cuando tenemos enzimas que también rompen las ramificaciones de los arabinoxilanos (muy superior a enzimas que sólo contienen xilanasas).

En los últimos 10 años, la empresa Adisseo trabajó para poder identificar la secuencia genética de este microorganismo, definir los genes que producen las principales xilanasas y arabinofuranosidasas, y multiplicar estos genes en el propio Talaromyces. De este modo, se aumentó la actividad de xilanasas y se multiplicó la actividad de 2 tipos de arabinofuranosidasas específicas, lo que mejoró en cerca de 20 % la eficiencia del nuevo Rovabio® Advance.

Rovabio® Advance es el nuevo complejo enzimático de Adisseo, desarrollado a partir de las últimas herramientas de la biotecnología en su laboratorio propio (CINABio) con el uso de técnicas como la electroforesis bidimensional, proteómica shotgun y la electroforesis SDS-page sobre el hongo Talaromyces versatilis. Con más de 15 000 genes identificados en este hongo, Adisseo buscó mejorar la expresión genética de las enzimas más importantes para la degradación de la biomasa, así que CINABio seleccionó los genes, modificando por transcripción génica, y se produjo un complejo enzimático único en un mismo lote de fermentación; así, se desarrolló una cepa todavía superior, resultado de este nuevo complejo enzimático.

Por ello, la nueva Rovabio® Advance ha sido desarrollada para dietas a base de soya, maíz o sorgo, y con ello dar a conocer que Rovabio® Advance no es solo para dietas a base trigo. Hablamos entonces de un nuevo producto adaptado a la realidad latinoamericana. Enzimas que degradan polisacáridos no amiláceos han demostrado que aumentan la utilización de los nutrientes en aves de corral mediante la eliminación del efecto antinutriente y el efecto “jaula” de nutrientes por las paredes celulares y la reducción de viscosidad de la ingesta.

Rovabio® Advance se destaca por la presencia de la endo-1,4 beta-xilanasa, endo-1,3 (4) beta-glucanasa, endo-1,4 beta-glucanasa (una celulasa) y la arabinofuranosidasa; todas enzimas que tienen alta actividad sobre los complejos polisacáridos no amiláceos, lo que rompe el efecto “jaula” e incrementa la liberación general de los nutrientes.

La nutrición y la formulación de alimentos balanceados para las aves, utilizando los conceptos de inclusión de enzimas, permite optimizar la utilización de ingredientes tradicionales y no tradicionales que contienen estructuras fibrosas que disminuyen su digestibilidad. Cuando se agrega Rovabio® Advance al alimento balanceado, se evita la pérdida de nutrientes valiosos, y su inclusión resulta en una reducción de los costos de la dieta con un impacto económico positivo y ambientalmente amigable.

 

Estudio realizado:

Efecto de la suplementación de Rovabio® Advance en dietas prácticas de pollos con elevados niveles de reducción de energía y otras estrategias de ahorro.

El experimento fue realizado por el equipo de investigación y desarrollo de nutrición y salud animal en la granja experimental de MONTANA, con 700 pollos machos (COBB 500) de un día de edad. Los pollos fueron alojados en jaulas bajo un diseño completamente al azar con 4 tratamientos y 7 repeticiones de 25 aves por repetición.

Al tratamiento 1 (T1), Control positivo (CP), se le brindó una dieta comercial con niveles de energía de 3 000 kcal/kg (inicio), 3 108 kcal/ kg (crecimiento) y 3 200 kcal/kg (acabado), sin inclusión de Rovabio® Advance. Al tratamiento 2 (T2), Control negativo (CN), se le redujo 80 kcal/kg con respecto al tratamiento control positivo (T1) sin adición de Rovabio® Advance. Por su parte, se asumió el tratamiento 3 (T3) como el control negativo con dosis de 50 gr/t de Rovabio® Advance y al tratamiento 4 (T4) como el control negativo con la adición de 50 gr/t de Rovabio® Advance, más 250 gr/t de proteasa (CP), con la finalidad de evaluar el efecto de la suplementación de Rovabio® Advance en el desempeño zootécnico y en otros parámetros de interés.

Medidas experimentales

Pesos. Los pesajes se realizaron semanalmente por corrales al total de la población.

Consumo de alimento. Se calculó la diferencia del alimento ofrecido y el alimento residuo a la semana.

Conversión alimenticia. Se calculó con base en el alimento consumido acumulado sobre el peso corporal promedio.

Parámetros óseos.

Factor de eficiencia europea. Se calculó al final de la campaña.

Resultados

La reducción de EM (energía metabolizable), proteína, aminoácidos y fósforo disponible ocasionó pérdidas significativas durante todo el periodo.

La adición de Rovabio® Advance logró recuperar el desempeño del CN en equidad con el CP.

Al día 14, el CN tuvo los menores pesos de fémur y tibia comparados con el CP. La adición de Rovabio® Advance (sola o en combinación con proteasa) logró recuperar estas pérdidas.

Conclusiones y consideraciones finales

Rovabio® Advance logró recuperar las pérdidas en producción como resultado de la reducción de 3 % de EM y aminoácidos digestibles, así como 5 % de fósforo disponible en dietas de pollos a base de maíz, soya y harina de origen animal, entre 1 y 42 días de edad. La adición de proteasa no mejoró significativamente ni trajo beneficio económico adicional comparado con la suplementación de Rovabio® Advance.

Referencias

Slominski, B. A. (2011). Recent advances in research on enzymes for poultry diets. Poult. Sci., 90, 2013-2023.

 

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES