Actualidad Avipecuaria
Monday, 24 July del 2017

Ing. Marcial Cumpa Gavidia M.Sc. MBA

Profesor Principal UNALM

Ing. Zootecnista – UNALM
Mg.Sc. Prod.
Mg.Sc. Adm.



Manejo de gallinas ponedoras (Parte IV)

La alimentación de las gallinas ponedoras debe estar en función a la edad de las aves, porcentaje de producción de huevos y peso promedio de los huevos.

Manejo de gallinas ponedoras (Parte IV)
Junio 21/2015
Lima - Perú
0

Las pollonas en levante deben trasladarse a los galpones de postura a las 15 semanas de edad, con el objeto de que las aves tengan un adecuado período de acostumbramiento a las nuevas instalaciones y equipos previo al inicio de puesta; esto permitirá aminorar el estrés del traslado, así como que se forme el nivel jerárquico entre ellas (orden de picaje). Las ponedoras comerciales marrones inician la producción de huevos a las 18 semanas, y esta producción se prolongará hasta las 80 a 90 semanas de edad, constituyendo toda esta etapa reproductiva como lo que denominamos "la campaña de postura".

La producción de huevos de gallinas se pueden expresar a través de dos indicadores: Producción de huevos por ave-día y producción de huevos por ave alojada, siendo el más adecuado este último, pues mide la producción de huevos acumulada a la fecha de medición en relación al número de gallinas vivas que iniciaron la campaña de postura; es decir, combina tanto las características de producción de huevos como la viabilidad del lote. Los factores que influyen en la producción de huevos son edad a la madurez sexual, intensidad de puesta, persistencia de la postura, duración de las series de puestas, presencia de cloquera y edad a la muda. La madurez sexual del lote a una edad adecuada, con el peso y reservas corporales deseados, permitirá alcanzar un pico de puesta de 95% en ponedoras comerciales, y posteriormente, que el lote muestre una buena persistencia durante la campaña de puesta. Lógicamente, para alcanzar una óptima producción de huevos, se deben realizar conjuntamente adecuados programas de alimentación, manejo, iluminación y sanidad.

La madurez sexual de las aves se encuentra bajo control genético, siendo las aves más livianas las primeras que entran a postura, por tanto, las gallinas ponedoras comerciales que maduran más temprano son las ponedoras de huevos de cáscara blanca (17 semanas de edad). Luego vienen las ponedoras de huevos rosados, donde se tienen líneas de plumaje marrón (18 semanas), y las de plumaje negro (19 semanas). Generalmente, las líneas de postura de menor edad a la madurez sexual tienen una mayor duración de campaña y mayor producción de huevos. En algunos casos, por exceso de horas de luz o sobrealimentación durante la etapa de levante, se podría producir una madurez sexual precoz que sería perjudicial para el lote, pues este adelanto de la postura en aves demasiado jóvenes podría originar una menor duración de campaña: huevos muy chicos (no comerciales), bajo pico de puesta, prolapso de oviducto, descarte de aves; en suma, una baja producción de huevos. Lo anterior, se debería a un mal proceso de levante, por lo que se deben tomar las medidas necesarias para prevenir este problema.

La evolución del porcentaje de postura durante la campaña productiva del lote permite graficar una curva de producción de huevos, donde se pueden distinguir tres fases: Fase ascendente, que abarca desde el inicio de puesta hasta alcanzar el máximo de puesta (Pico de postura); Fase de meseta o plateau, en la que la producción de huevos se mantiene en el pico de postura; y Fase descendente, donde la producción disminuye progresivamente a un ritmo aproximado de un 0.5 a 0.7% por semana.

En la primera fase de puesta, la gallina es joven y está en pleno crecimiento corporal. Asimismo, la producción de huevos está en aumento hasta alcanzar un pico de puesta de 95%, así como también hay que considerar que el peso y tamaño del huevo está en aumento. Por tanto, al inicio de la puesta, hay que considerar los cambios en los requerimientos nutricionales como consecuencia del aumento del peso vivo y la producción de huevos.

En las ponedoras comerciales, por ser aves livianas y de poco apetito, se debe controlar el consumo de alimento al inicio de puesta, pues si no se cubren los requerimientos se tendrá un menor nivel de producción. Es decir, en esta fase hay que cubrir no solo las necesidades de producción de huevos, sino también las demandas de crecimiento corporal de estas aves. Generalmente, las ponedoras comerciales deben estar alcanzando el pico de puesta a las 27 semanas de edad (95 a 96% de postura); luego, van a permanecer en el top de la puesta hasta las 35 semanas de edad (94 a 95% de puesta), y posteriormente, la curva de postura comenzará a declinar. Si la caída de la curva es suave, indicará que el lote tiene buena persistencia. Lo contrario sucederá en lotes con baja persistencia, donde la caída de la curva es mayor, esto pudiera deberse a bajas reservas corporales en el levante o deficiencias en cubrir los requerimientos nutricionales en la etapa productiva, manejo de las aves o programa de iluminación. Hay que considerar que en la fase de máxima postura las aves pueden perder peso, y por ende, hay que tratar de mantener la pérdida de peso a un mínimo, para evitar una baja después de la producción máxima. También, es preciso considerar que en realidad el levante de las aves no termina con el inicio de la puesta a las 18 semanas de edad, sino que en realidad termina a las 35 semanas de edad, pues durante ese período las aves van a seguir creciendo; por lo tanto, debemos de considerar los requerimientos nutricionales de mantenimiento, crecimiento y producción.

En la clasificación de los huevos por peso, se tienen: huevos pequeños (42 a 48.9 g), medianos (49 a 55.9 g), grandes o comerciales (56 a 62.9 g), extra grandes (63 a 70 g). Adicionalmente, se consideran las anormalidades de huevos que se presentan como huevos tipo paloma (menores de 42 g) y huevos doble yema (mayores de 70 g). Los huevos de doble yema se producen por la ovulación simultánea de dos óvulos, y se presentan en un mayor porcentaje al inicio de la puesta, ya que las gallinas jóvenes están comenzando a regular su nivel de hormonas gonadotropinas y ováricas.

Las gallinas al inicio de postura de 17 a 18 semanas de edad pondrán huevos pequeños; luego, entre 19 a 24 semanas de edad pondrán huevos medianos; seguidamente, entre las 25 a 70 semanas ovipositarán huevos grandes o de tamaño comercial; y después de esta edad, las ponedoras ovularán huevos que están en promedio dentro de la categoría de extra grandes. Es necesario llevar un control de peso del huevo conforme avanza la edad del ave, y hacer los ajustes necesarios en las fórmulas de alimentación para asegurar un peso óptimo del huevo. Dicho control, se lleva a cabo cada dos semanas hasta las 35 semanas de edad, y luego cada 5 semanas.

La alimentación de las gallinas ponedoras debe estar en función a la edad de las aves, porcentaje de producción de huevos y peso promedio de los huevos; es por ello que los programas de alimentación en la etapa de postura se dividen muchas veces en 4 fases. Por tanto, las raciones serán formuladas para cubrir los requerimientos nutricionales en función a la fase de producción:

Fase 1: que inicia con la postura de las aves, pasa por el pico de puesta y se prolonga hasta que la producción está por debajo del 2% del pico; Fase 2: que va hasta el 89% de postura; Fase 3: del 89% al 85% de puesta; y Fase 4: luego que el lote está por debajo del 85% de puesta.

A medida que la postura avanza, el tamaño del huevo aumenta, al igual que el peso del albumen y la yema; sin embargo, el espesor de la cáscara disminuye. La gallina se vuelve menos eficiente en la deposición de calcio en la cáscara del huevo, por lo que las necesidades de calcio aumentan a medida que aumenta la edad de las aves. En un siguiente artículo hablaremos con mayor detenimiento sobre la alimentación de las gallinas de postura.

 

También puede leer:

Nutrición y manejo de reproductoras livianas: alimentación de la gallina en postura

Para leer más artículos avícolas, visite nuestra página: www.actualidadavipecuaria.com

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES