Actualidad Avipecuaria
Thursday, 20 July del 2017

M.V. Francisco Alva Rosalino

Mg. en Producción Avícola - Asesor privado en el sector avícola



Consejos prácticos para maximizar la producción de huevos en postura comercial

La iluminación en la fase de producción es un factor importante en el medio ambiente de la gallina y se puede manipular para maximizar el peso corporal, la ingesta, la calidad de la cáscara y el número de huevos o el tamaño del huevo.

Consejos prácticos para maximizar la producción de huevos en postura comercial
Abril 12/2017
Lima - Perú
2

Introducción

El potencial genético de las gallinas se puede alcanzar únicamente aplicando buenas prácticas de manejo, un alimento de buena calidad y condiciones ambientales óptimas.

El objetivo de esta presentación es ayudar al productor de huevos a conseguir lo más rápido posible el retorno de su inversión.

Traslado de las pollonas

Durante el traslado de la granja de levante a la granja de producción las pollonas sufren un severo estrés, para minimizar el estrés debemos aplicar un manejo adecuado antes, durante y después del traslado. Es de gran ayuda trasladar la parvada en un solo día y durante las horas más frescas. Es de vital importancia administrar un complejo vitamínico dos días antes y un día después del traslado.

Trasladar las aves antes de las 16 semanas de edad, para no retrasar el inicio de puesta y sobre todo las aves tengan más tiempo para adaptarse a su nuevo ambiente. Trasladar las aves clasificadas de acuerdo a los pesos corporales grandes, medianas y chicas por separado. La uniformidad al momento del traslado debe ser como mínimo 80%, para lograr alcanzar los parámetros productivos que estipula la línea genética.

Algunas recomendaciones para el traslado de las pollonas:

Manejo durante el traslado de las pollonas de piso a jaulas

Trasladar las aves antes de las 16 semanas de edad, una semana antes del inicio de la postura aproximadamente, antes de los primeros huevos y con mucho cuidado de tal forma que el estrés sea mínimo.

Es fundamental aplicar la última vacuna una semana antes del traslado y pasar aves en buen estado sanitario.

Distribuir el alimento una hora después del traslado, para que las aves puedan observar el alimento en su nuevo comedero. Favorecer la ingesta de alimento distribuyéndolo varias veces al día por una semana.

Colocar 20 horas de luz durante el primer día, de manera que las pollas cuenten con más tiempo para beber agua y consumir alimento. Incentivar el consumo de agua presionando los niples, como mínimo cinco veces al día durante una semana, para que la parvada se adapte al nuevo sistema de bebederos, la presión de agua debe ser baja durante la semana, de tal forma que las pollonas accionen fácilmente el disparador del niple.

Producto del traslado las aves sufren un severo estrés, como consecuencia hay una pérdida de peso de aproximadamente 10% dependiendo del grado de estrés. Si la parvada en la caseta de levante ha sido educada en la escuela de niples, el estrés será menor y por consiguiente la pérdida de peso será menor del 10%. Por tal razón es fundamental que la parvada ingrese a la nave de producción, con un peso corporal por encima del estándar (5 a 8% aproximadamente).

Manejo durante el traslado de las pollonas de levante en jaulas a producción en jaulas

En este caso el estrés generado es mínimo, las aves están educadas al ambiente de las jaulas, las mismas se van a adaptar fácilmente a los niples y al tipo de comedero. El alimento se debe distribuir una a dos horas antes del traslado, debido a que la parvada está adaptada al sistema de jaulas.

Producto del traslado las aves sufren un cierto grado de estrés, como consecuencia la pérdida del peso corporal es de aproximadamente un 2%. El estrés generado es menor que trasladar aves de piso a jaulas.

Manejo de la iluminación

La iluminación en la fase de producción es un factor importante en el medio ambiente de la gallina y se puede manipular para maximizar el peso corporal, la ingesta, la calidad de la cáscara y el número de huevos o el tamaño del huevo.

Los programas de iluminación combinan la luz natural y la iluminación artificial. En lo que se refiere la luz artificial su necesidad es mayor o menor según la latitud geográfica del lugar y la época del año; es simplemente un complemento de la luz natural para conseguir el fotoperíodo. En el período de producción los programas de luz tienen la finalidad de evitar el efecto negativo sobre la puesta de la disminución de la luz natural.

Los programas de iluminación deben adaptarse a:

• Las condiciones de la nave.

• Los objetivos del tamaño del huevo. El inicio de la madurez sexual depende del peso corporal y del programa de iluminación utilizado. Es aconsejable aplicar el estímulo luminoso en función al peso de la polla y no en función de la edad. El primer estímulo de luz se debe dar cuando la parvada alcance 1.450 kg como mínimo, lo que permite tener una gallina grande que va a producir huevos con buena calidad de cáscara.

Cuando se da el primer estímulo de luz con pesos por debajo de 1.450 kg, trae como consecuencia una madurez sexual excesivamente precoz, producción de huevos de menor tamaño, fragilidad de la cáscara, mayor cantidad de huevos de doble yema y mayor incidencia de prolapsos. La intensidad de luz debe ser mayor en las casetas de producción que en las naves de levante, la intensidad debe ser de 20 a 30 lux, nunca disminuya la duración y la intensidad de la luz en la fase de producción, es fundamental ver la distribución de la luz en la caseta, como mínimo 10 lux en la parte más oscura de la nave. Es fundamental la limpieza de las bombillas, la suciedad puede disminuir su capacidad en un 50%.

Estimular con una hora de luz, cuando la parvada alcance 1.450 kg de peso corporal, luego incrementar ½ hora de luz semanal hasta completar 16 horas de luz como máximo. Para mantener un período de luz natural + luz artificial uniforme durante todo el año, se tiene que administrar luz hasta las 8:00pm. Luego aplicar luz a partir de las 4:00am. En resumen las aves tendrán una oscuridad de 8 horas durante todo el año en la realidad del Perú.

Iluminación a media noche (súper cena)

Es una técnica ampliamente utilizada por los efectos positivos durante las épocas de calor, sobre la ingesta y la calidad de la cáscara.

• En épocas de calor reduce los efectos negativos de las temperaturas elevadas sobre la producción al permitir una mayor ingesta.

• La calidad de cáscara depende en gran medida de la cantidad de calcio que permanece en la molleja al final de la noche, el calcio del hueso medular destinado para la cáscara es de menor calidad que el calcio de la ingesta. El consumo de alimento a media noche permite que la parvada disponga de calcio en los momentos que han disminuido sus reservas y por consiguiente la calidad de cáscara mejora notoriamente.

• Una hora de luz a media noche no influye sobre el sistema hormonal, cuando se aplica más de una hora si tiene efecto sobre el aparato reproductivo.

Manejo de la alimentación

Desde el inicio de la puesta hasta alcanzar el pico de producción, el consumo de pienso se incrementa hasta en un 40%, para cubrir sus necesidades para el desarrollo y la puesta de huevos. Para alcanzar los parámetros productivos, se debe formular las dietas de acuerdo a los requerimientos de la línea genética.- El consumo de alimento de las gallinas varía con la formulación del alimento y con las temperaturas ambientales.

Alimento pre-postura

Administrar 2- 3 semanas antes del inicio de la producción, hasta alcanzar el 0.5% de puesta, hay que tener en cuenta que las gallinas cabeza de lote son las primeras en producir huevos y por lo tanto hay que cubrir sus necesidades de calcio, para evitar la presentación de fragilidad de los huesos y la presentación de fatiga de jaula, por lo mencionado es importante cambiar a fase-I de producción cuando alcance el 0.5% de postura.

La dieta de pre-postura contiene de 2 – 2.5% de calcio, se debe de administrar 50% de calcio fino y 50% granulado. Hay que tener en cuenta que cuando falta calcio en el pienso, la gallina toma calcio del hueso estructural.

Formación del hueso medular

Para obtener un buen hueso medular, administrar la dieta de pre-postura 2 - 3 semanas antes del inicio de la puesta. El hueso medular se forma aproximadamente 2 semanas antes del primer huevo, en este período hay una mejora sustancial en la absorción de calcio y fósforo, con un aumento considerable de su retención en el esqueleto. El peso del esqueleto se incrementa en un 20%, la formación del hueso medular se da principalmente en los huesos largos.

Cuando se inicia el crecimiento de las crestas y barbillas hay que reaccionar rápidamente para formar el hueso medular, porque si fallamos en la formación del mismo, vamos a tener problemas serios con la calidad de cáscara y se presentará fragilidad ósea.

El calcio del hueso medular está siempre disponible para la formación de la cáscara y se reemplaza entre cada ovulación.

El hueso medular actúa como reserva de calcio, de donde la gallina puede movilizar rápidamente calcio para la formación de la cáscara del huevo durante la noche. Esto se da porque el consumo de alimento es nulo durante la noche, en estos casos la súper cena (iluminación de una hora a media noche) ayuda para una mayor ingesta de calcio y, por ende, mejora la calidad de cáscara.

Distribución del alimento

Administrar 40% por la mañana y 60% por la tarde, para favorecer el consumo del pienso y la gallina disponga de mayor cantidad de calcio durante la noche cuando más lo necesita y por lo tanto, se debe de incentivar el consumo por las tardes.

El mayor porcentaje de formación de la cáscara ocurre en la fase oscura, se inicia aproximadamente de 6 – 8 horas después de la ovulación.

La ovulación ocurre 30 minutos después de la oviposición. Durante las primeras 6 horas del ciclo de formación del huevo no existe deposición de cáscara, en este tiempo hay secreción de albúmina y membranas de la cáscara.

• De 6 – 12 horas se depositan 400 mg de Ca.

• De 12 – 18 horas se depositan 1000 mg de Ca.

• De 18 – 24 horas se depositan 600 mg de Ca.

La granulometría del calcio granulado debe ser de 2 – 4 mm, es importante mantener esta medida por la sencilla razón que las gallinas no consumen el calcio granulado por la mañana y lo dejan para el consumo por la tarde, para utilizarlo por la noche cuando más lo necesita. Se debe de administrar en las dietas de producción calcio granulado 75% y calcio fino 25%, aproximadamente.

La cantidad de calcio que deben de contener las dietas de producción será de acuerdo a los requerimientos de la línea genética, siempre será mayor de 3.5% y se incrementará a medida que la edad de las gallinas avance.

Manejo del peso corporal

Es necesario llevar un control estricto semanalmente del peso corporal hasta las 32 semanas de edad, luego pesar cada 15 días, de tal forma que los programas de manejo y alimentación puedan ser alterados si los pesos no se ajustan a los que estipula la línea genética.

Hay que tener en cuenta que la gallina desarrolla hasta las 32 semanas de edad, a partir de esta edad la ganancia de peso es mínima (aproximadamente 3 - 4 gr por semana).

Otro factor importante a tener en cuenta, es el peso corporal al momento del primer estímulo de luz, el mismo debe de ser como mínimo 1.450 kg para lograr una buena producción y una buena calidad de cáscara.

La toma de muestra para el control del peso corporal debe ser el 1%, siempre se debe muestrear en diferentes puntos de la caseta para tener una información exacta del peso corporal.

Cabe recordar que el peso corporal es un factor determinante para dar inicio a la producción y, por ello, es fundamental ingresar con una pollona grande magra, que tenga un gran esqueleto para que pueda albergar un buen hueso medular y almacenar una buena cantidad de calcio, para obtener una buena calidad de cáscara.

Densidad

La densidad juega un papel importante en el bienestar de la gallina para obtener una excelente producción, menor cantidad de huevos sucios, menor rotura y una buena conversión alimenticia. Se debe de otorgar 500 cm2/gallina, cuando se otorga menor espacio de lo indicado por ave, el número de descartes y mortalidad se incrementan.

Manejo del sistema de agua

El agua es el nutriente más importante y las aves deben tener agua de buena calidad disponible todo el tiempo. Para optimizar los resultados productivos, se debe de invertir tiempo evaluando el consumo y calidad del agua.

En la actualidad vivimos preocupados por los precios de los insumos, de los huevos, por los problemas sanitarios, pero pocas veces nos detenemos a pensar si la calidad y cantidad de agua es lo ideal para nuestras parvadas.

Manejo del Biofilm

La biopelícula o biocapa es una amenaza para las parvadas de aves que muchos avicultores pasan por alto.

Cuando no se realiza un manejo adecuado de limpieza y desinfección de los sistemas de agua cerrados, diseñados para mantener las aves en buen estado de salud, se convierten en instrumentos que brindan agua rica en patógenos. Los sistemas cerrados de agua operan con baja presión, prácticamente no producen turbulencia, lo que permite la formación de la biopelícula.

Cuando se administran vitaminas, leche y otros medicamentos en el agua de bebida, estas sustancias orgánicas van a recubrir las paredes internas de las tuberías del sistema de agua, proporcionando todos los nutrientes que los patógenos necesitan para su desarrollo. La temperatura del agua también influye en la formación de la biocapa sobre todo en verano.

Eliminación del biofilm de las tuberías

El sistema de distribución de agua debe guardar las condiciones necesarias para evitar el desarrollo de gérmenes patógenos y no favorecer el desarrollo de la biopelícula. Los tubos de PVC ofrecen gran resistencia en la formación de los biofilms.

El uso de cloro (3 ppm) ayuda a prevenir la formación del biofilm, el mismo puede alterar el sabor del agua a tal grado que las aves bajan su consumo cuando se usan dosis altas. Un método seguro y barato de garantizar un suministro de agua limpia es a través de la cloración.

Se debe realizar descargas de agua (flushing) de la siguiente forma:

• Dos veces por semana en invierno (por las tardes).

• Todos los días en verano (por las tardes).

• Después de cada administración de vitaminas o cualquier medicamento.

Conclusiones

Si realizamos un buen manejo durante el período de producción, la parvada podrá expresar todo su potencial genético como:

• Una excelente conversión.

• Mayor persistencia, lotes con más de 40 semanas por encima de 90%.

• Mayor viabilidad.

• Huevos con buena calidad de cáscara.

Para más artículos del sector avícola, visita nuestra página web: www.actualidadavipecuaria.com

Comentarios:
José Francisco Torriani Palomino - Febrero 02/2015

Buen comentario técnico práctico. La Avicultura es un negocio de detalles, si toma en cuenta las recomendaciones del autor esta asegurado una buena producción y no olviden los huevos se producen en la fase de levante y se cosechan en la fase de producción Saludos J. Torriani.

Alberto Jonathan Julca Maquera - Febrero 02/2015

Muy buen aporte :) una consulta estoy interesado en comprar jaulas para gallinas ponedoras ya sean nuevas o de segunda para 2000 gallinas hy line brown, lo quiero para la ciudad de Tacna me gustaría saber los precios mi correo es betto_julca@hotmail.com

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES