Saturday, 27 May del 2017

Ing. Marcial Cumpa Gavidia M.Sc. MBA

Profesor Principal UNALM

Ing. Zootecnista – UNALM
Mg.Sc. Prod.
Mg.Sc. Adm.



Muda forzada en gallinas ponedoras (Parte I)

En el último tercio de la campaña de postura -conforme aumenta la edad de las gallinas- la intensidad de postura disminuye, hasta el punto que la producción resulta antieconómica (menor de 60 a 70 por ciento de puesta).

Muda forzada en gallinas ponedoras (Parte I)
Enero 30/2017
Lima - Perú
3

La muda o pelecha es un proceso fisiológico natural, donde las aves cesan la postura completamente, disminuyen su peso corporal, pierden sus plumas, y presentan regresión del ovario y oviducto en las hembras; mientras que en los machos hay regresión de los testículos. La muda es un período de descanso reproductivo, y luego que estas aves acumulan reservas corporales y renuevan su plumaje, se restablecen las funciones del aparato reproductor y estarán listas para iniciar una segunda campaña de postura.

En sistemas de vida silvestre, las aves mudan en forma natural cuando las horas de luz natural van disminuyendo progresivamente, y cuando comienza a escasear el alimento. En cambio, en primavera, cuando las horas de luz van aumentando paulatinamente y hay mayor disponibilidad de alimentos en la naturaleza, las aves retornan a sus funciones reproductivas. En el caso de patos y gansos que presentan dos o tres campañas de puesta, por lo general se observan procesos de muda natural, siendo la segunda campaña la de mayor nivel de postura. En el último tercio de la campaña de postura, conforme aumenta la edad de las gallinas, la intensidad de postura disminuye, hasta el punto que la producción resulta antieconómica (menor de 60 a 70 por ciento de puesta). Asimismo, si bien el tamaño del huevo aumenta a medida que transcurre la campaña, la calidad de éste y el espesor de cáscara disminuyen.

Con la muda forzada se pretende superar este declive normal, permitiendo que las gallinas inicien una segunda campaña de postura y mejoren a la vez la calidad del huevo. Además, la muda artificial o forzada permite que todas las aves muden en forma simultánea y en un período de tiempo menor al de la muda natural. Igualmente, al aplicar la muda inducida, el retorno a la puesta de las aves se hará en forma sincronizada. Entre las ventajas de la muda forzada, tenemos el alargar el período productivo y una mayor productividad de los galpones al estar ocupados por intervalos más largos. Otra ventaja de la muda forzada, es que se evitaría levantar un nuevo lote de reemplazo.

En varios países del mundo, se viene investigando como una alternativa para extender el tiempo de producción de la gallina; sin embargo, en el Perú esta práctica no es utilizada debido a que la carne de gallina es muy valorada, lo cual permite su comercialización al final de la primera campaña. Pero, cuando el precio de la gallina es muy bajo o no se halla dentro de las expectativas del productor, la muda forzada puede ser una buena alternativa. Dentro de las condiciones para realizar la muda forzada tenemos que el lote no debe haber tenido problemas sanitarios, y debe haber mostrado una buena performance productiva en su primera campaña. Antes de aplicar la muda, se deben descartar las aves enfermas para minimizar problemas de mortalidad.

El proceso de muda inducida se debe aplicar antes de las 80 semanas de edad, pues con una mayor edad las aves ingresan en un proceso de muda natural, en el cual la regresión del aparato reproductivo es más lento, y por consiguiente, tardará más tiempo para reiniciar la postura. Asimismo, algunos autores sostienen que se debe aplicar antes que la producción de huevos decaiga por debajo del 65 por ciento.

La muda del plumaje se inicia al interrumpir el mecanismo neuroendocrino que gobierna la formación del huevo y la postura. Esta interrupción se presenta como consecuencia de factores de estrés, que provocan un aumento de la actividad tiroidea y adrenal; con esto disminuye la actividad sexual, cesa la postura, se presenta atresia de los caracteres sexuales y la muda del plumaje. Posteriormente, se origina una fase regenerativa en la que se forman nuevas plumas, se restablecen los órganos reproductivos y se reinicia la producción de huevos.

El cambio de plumaje en la gallina se da en forma progresiva partiendo de la cabeza y pescuezo, seguido del pecho, espalda, abdomen, alas y cola. Las primeras plumas del ala a mudar son las plumas primarias, siendo reemplazadas de forma sucesiva hasta que cae la última pluma en la parte más distal del ala. Cuando las gallinas completan la formación de las diez nuevas plumas primarias de las alas, las aves retornarán a la postura.

Los mecanismos fisiológicos y endocrinológicos asociados al estrés provocado por la muda, comprenden complejas interacciones entre estímulos a nivel de hipotálamo, la hipófisis, las gónadas, la tiroides y las glándulas adrenales.

Todo esto provoca una disminución en la producción de estrógeno, progesterona y hormona luteinizante, que regulan la puesta de huevo y caída de plumas. La tiroides actúa como inductor de la muda, provocando aumento de la tiroxina, hormona que produce la muda; paralelamente, hay un aumento a nivel de triyodotironina que incrementa el metabolismo basal del ave, el cual se manifiesta por un aumento de la temperatura corporal y el flujo sanguíneo que provoca la detención del crecimiento, retardo del desarrollo sexual y supresión en la producción de huevos.

De otro lado, la hiperfunción de las glándulas adrenales provocada por el estrés de la muda, produce un incremento del nivel de corticoides, el cual está ligado con la aparición de la atrofia gonadal.

Al margen de esto, se produce una reducción en la liberación de otras hormonas como las gonadotropinas, FSH y LH. Durante la muda, el bajo nivel de LH se mantiene, incrementándose cuando el ave empieza la etapa de recuperación.

En este momento, se inicia un nuevo crecimiento del aparato reproductor, primero del ovario y posteriormente, del oviducto para reiniciar la producción de huevos. Para inducir la muda se han utilizado diferentes programas de muda, en todos se busca provocar un estrés que desencadene el proceso de supresión de la puesta y renovación del plumaje.

El objetivo al margen del programa de muda, es lograr una pérdida de peso corporal adecuadoe interrupción de puesta en el menor tiempo posible. La pérdida de peso se produce por la regresión del ovario y oviducto, pérdida del contenido digestivo y movilización de las reservas corporales.

Diversas investigaciones consideran que la cantidad y calidad del huevo en el período post-muda se optimizan cuando se logran pérdidas entre 25 y 30 por ciento del peso corporal. Por otro lado, la reducción del peso corporal de las aves por encima del 30 por ciento es ineficaz y aumenta la mortalidad durante la muda, además de extender el tiempo necesario para volver a la producción de huevos. El tiempo de pérdida de peso corporal deseado se halla relacionado a muchos factores (método de muda aplicado, características del lote, sistemas de alojamiento e infraestructura, etc.). Por lo general, se citan períodos que van entre 7 a 15 días, los lapsos más cortos se asocian a programas de restricción más severos y viceversa.

Entre los factores de estrés que pueden provocar la muda se encuentran el consumo de alimento, consumo de agua y restricción de horas de luz. Con respecto al consumo de alimento, la mayoría de los programas de muda forzada necesitan de retiro de alimento; otros usan una forma de dieta de restricción para inducir un desbalance hormonal, y con esto, producir el estrés. En el siguiente artículo hablaremos con mayor detenimiento sobre la muda forzada en gallinas de postura.

Puedes ver la Parte II aquí: Muda Forzada en Gallinas Ponedoras (Parte II)

Para ver más artículos del sector avícola, visita nuestra página web www.actualidadavípecuaria.com

Comentarios:
David Ramos Vidales - Febrero 02/2017

Excelente artículo, su forma de abordar la muda desde el punto de vista hormonal es muy clara.

Hugo Saavedra Sarmiento - Febrero 01/2017

excelente documento. relice en las emresas q trabaje, algunas mudas, es una labor muy interesante.

Hedyson Ataco Quispe - Enero 31/2017

Muy importante y productivo esta información...
Gracias!!!!

Más Artículos




Más sobre: Sector Pecuario

NUESTROS CLIENTES