Actualidad Avipecuaria
Sunday, 19 November del 2017


Nuevas tecnologías en la prevención de la enfermedad de Newcastle en pollos de engorde

Nuevas tecnologías en la prevención de la enfermedad de Newcastle en pollos de engorde
Septiembre 24/2013
Lima - Perú
0

INTRODUCCIÓN

La Enfermedad de Newcastle (EN) es producida por un Paramixovirus tipo 1 altamente contagioso (Alexander, 2003) y genera grandes pérdidas económicas a la industria avícola mundial (Yusoff, 2011). Se reportó por primera vez en 1926 y a partir de ese momento se diseminó por todo el mundo siendo, actualmente endémica en muchos países (OIE, 2008).

Alrededor de 250 especies de aves son susceptibles. La EN es prevalente en el Perú, principalmente en aves de riña y de traspatio, asimismo se ha reportado el aislamiento de este virus en aves silvestres y aunque la prevalencia fue muy baja como para ser considerada un riesgo para las aves domésticas (Ventocilla et al, 2011) es un factor adicional a tener en cuenta en nuestras estrategias de control de dicha enfermedad.

CARACTERÍSTICAS DEL VIRUS DE LA EN

Se transmite por ingestión o inhalación, produciendo una enfermedad de gravedad clínica y de transmisión variable en función de su tipo patógeno (Yusoff & Tan, 2001), basado en los patotipos de la EN, se puede presentar las siguientes variantes (Alexander, 1989; 1997):

• Cepas lentogénicas: Sólo causan enfermedad respiratoria clínicamente leve o inaparente.

• Cepas mesogénicas: Producen signos respiratorios y nerviosos, con mortalidad moderada.

• Cepas velogénicas viscerotrópicas o neurotrópicas: Causan graves lesiones intestinales o enfermedad neurológica, lo que resulta en una alta mortalidad (hasta 100% en pollos).

Adicionalmente existen cepas que son denominadas apatógenas, ya que generan una infección intestinal inaparente (Aldous & Alexander, 2001) y juegan un rol importante en la inmunización contra la EN junto con las cepas lentogénicas.

El virus de la EN consiste en una molécula de ARN de cadena simple, envuelta con una bicapa lipídica derivada de la membrana celular del hospedador, su material genético codifica 6 proteínas distintas:

• Proteína de Fusión (F): Permite la fusión de la envoltura viral con la membrana celular huésped facilitando la penetración del genoma viral en el citoplasma (Merz et al, 1980), las diferencias de virulencia de cepas específicas de Newcastle, son determinadas en primera instancia por las variaciones de la estructura de esta glicoproteína (OIE, 2009). Dependiendo de los cortes enzimáticos de la proteína precursora F0 por las proteasas del ave, el virus será capaz de infectar a diferentes células del organismo, lo que induciría una baja o alta patogenicidad. Por lo tanto la inmunidad contra la proteína F es un factor determinante para la protección contra la EN.

 

• Hemaglutinina-Neuroaminidasa (HN): Esta glicoproteína es la responsable de que el virus se adhiera a los receptores de superficie de la célula (Nagai, 1993).

• Nucleocápside (NC): Es una estructura helicoidal flexible compuesta de varios monómeros, los cuales llevan en su canal interior el ARN viral (Yusoff & Tan, 2001), protegiéndolo de la actividad de las nucleasas, se cree que participa en la replicación y transcripción del genoma viral en conjunto con las proteínas Large (L) y Fosfoproteína (P), pero los mecanismos de esta interacción aún no han sido dilucidados (Choppin & Compans, 1975; Kho et al, 2001).

• Matriz (M): Se cree que juega un papel importante en el ensamblaje del virus al interaccionar con la nucleocápside, la bicapa lipídica y también con las regiones de las glicoproteínas que están expuestas en la superficie interna de la membrana.

• Large (L): Es la proteína estructural más grande del virus de Newcastle, las funciones precisas no está aún claras, pero al parecer está involucrada en la síntesis del ARN viral, junto con la fosfoproteína (Hamaguchi et al., 1983).

• Fosfoproteína (P): El papel exacto que juega esta proteína aun no ha sido dilucidado, pero al asociarse con las proteínas NC y L forman un complejo activo implicado en la replicación y transcripción del genoma viral (Hamaguchi et al., 1983; 1985).

La HN y F son proteínas relativamente complejas y están involucradas en la infectividad viral y virulencia (Stone-Hulslander & Morrison, 1997; Alexander, 2010), cualquiera de ellas puede producir inmunidad protectora (Meulemans et al., 1986; Nagy et al., 1991).

 

ESTRATEGIAS DE PREVENCIÓN:

Además de las buenas prácticas de bioseguridad, el control de la EN consiste en una vacunación preventiva, utilizando de manera tradicional combinaciones de vacunas vivas e inactivadas (Senne et al., 2004). Los tipos de vacunas y programas de vacunación varían dependiendo de la amenaza potencial, es decir de la virulencia de la cepa presente, fin zootécnico de las aves y calendario de producción (Dueñas et al., 2012).

Actualmente las vacunas contra la EN reducen, sin llegar a eliminar, la infección de campo y la excreción del virus, lo cual es crítico para el control de esta enfermedad (Rauw et al., 2010). Varias de ellas tienen una patogenicidad residual que se refleja en reacciones postvacunales que pueden llegar a complicarse. Otro punto a tomar en cuenta son los anticuerpos maternales (MDA por las siglas en inglés) los cuales interfieren con el establecimiento de la inmunidad protectora temprana (Guittet et al., 1978; Westbury, 1984), asimismo no se logra hacer una diferenciación serológica efectiva entre animales vacunados e infectados.

Los brotes continuos de la EN en las explotaciones avícolas comerciales demuestran que las estrategias tradicionales de vacunación no son plenamente eficaces y deben ser mejoradas por una nueva generación de vacunas, estas son las vacunas vectorizadas (Rauw et al., 2010). Estas pueden incluirse como parte de la estrategia de vacunación, por ejemplo, la vacunación primaria con una vacuna de vector vivo rHVTND in ovo o al día de edad y una segunda vacunación con una vacuna viva atenuada será suficiente para brindar una protección efectiva. 

CARACTERÍSTICAS DE LA VACUNA RHVT-NDV:

La vacuna vectorizada de la enfermedad de Marek que expresa el gen de la proteína F del virus de la EN (rHVT-NDV) genera una protección sólida, la cual se basa en la fuerte respuesta de tipo celular que el HVT induce y que adicionalmente expresa la proteína F del virus de la EN, generando anticuerpos neutralizantes, contra esta misma proteína. Estos anticuerpos previenen la infección de las células por el virus de la EN.

 

La respuesta inmune que induce la vacuna rHVT-NDV comprende anticuerpos sistémicos (inmunidad humoral) así, como una fuerte inmunidad celular (Rauw et al., 2010). Las aves vacunadas con rHVT-NDV probadas por serología (HI y ELISA) para la EN muestran títulos bajos de anticuerpos o incluso pueden ser negativos, sin que esto comprometa la protección frente a desafío. Así se puede utilizar las pruebas serológicas como una herramienta para diferenciar aves vacunadas de aquellas infectadas por un virus de campo (principio DIVA – Differentiating Infected from Vaccinated Animals) (Payla et al., 2008; Higuera et al., 2012).

BENEFICIOS DEL USO DE LA VACUNA RHVTND

• Protección homogénea y eficaz:

- Interacción con los MDA: Está ampliamente demostrado que niveles altos de MDA interfieren con el establecimiento de la inmunidad protectora temprana contra la EN (Guittet et al., 1978), la inmunidad que genera la vacuna rHVT-NDV no es afectada en nada por estos anticuerpos.

- Mejor control y aseguramiento de la aplicación en la incubadora: Hoy en día la tendencia de la vacunación avícola industrial es llevar toda la vacunación de pollos de engorde a la planta de incubación, debido a que en este lugar es más sencillo controlar el proceso. 

• Facilidad de aplicación y versatilidad:

- Se administra en la incubadora in ovo o al primer día, además puede ser combinada con una vacuna de complejo inmune contra la enfermedad de Gumboro en el mismo diluyente, abarcando así el programa básico de vacunación para pollos de engorde, habiéndose demostrado la compatibilidad de esta combinación (Payla & Tatar-Kis, 2011)

• Protección de larga duración:

• Seguridad

- No hay replicación del virus vacunal en el tracto respiratorio.

- No hay reversión a la virulencia.

RESULTADOS DE CAMPO Y LABORATORIO:

Prueba 1. (Palya et al., 2011): Pollos de engorde fueron vacunados con vacuna vectorizada HVT-NDV, los cuales fueron desafiados con cepa velogénica. Se evaluó protección clínica y excreción viral por RT-PCR.

 

Prueba 2. (Dueñas et al., 2012): Pollos de engorde criados en condiciones comerciales fueron vacunados con diferentes programas de vacunación, 80 de estas aves fueron trasladadas a unidades de aislamiento al día 35 de edad y alojadas en grupos de 10 aves con aves SPF (5 aves por grupo) de la misma edad. Todas las aves fueron desafiadas con una cepa velogénica. Se evaluó respuesta serológica y excreción viral.

En la prueba 1, las aves vacunadas con rHVT-NDV + virus vivo al día 1 y 12 de edad mostraron una menor excreción de partículas virales de Newcastle en comparación con el grupo control, el cual recibió vacuna inactivada al primer día y virus vivo al día 1 y 12. La prueba 2 muestra la misma tendencia que la prueba 1, la diferencia es que ambos grupos recibieron una vacuna viva más al día 23, reduciendo la excreción viral en el grupo control, pero sin igualar al grupo experimental. Los resultados • La dosis inoculada expresada en copias/ml Log 2 fue de 5.93 de las pruebas 3 y 4 son iguales y en ellos no se logró detectar partículas virales, ambas recibieron la vacuna vectorizada con refuerzos de vacunas vivas al primer día y en campo.

 

 

CONCLUSIÓN:

La industria avícola es una actividad dinámica que requiere productos de constante evolución, las vacunas no son la excepción, por ello nuevas generaciones han sido desarrolladas y demostraron efectividad, versatilidad y seguridad en todo el mundo. Una de ellas es la vacuna vectorizada rHVT-NDV la cual no es afectada por los MDA, puede ser administrada en planta de incubación (in-ovo o al primer día), induce una fuerte inmunidad sistémica, reduce dramáticamente la excreción viral cuando las aves han sido desafiadas a cepas velogénicas, entre otras. Por ello la vacuna rHVT-NDV es una alternativa a las vacunas convencionales, por su eficacia y sobretodo por su seguridad.

Comentarios:

Más Artículos


Más sobre: artículo avícola

Más sobre: artículo avícola


NUESTROS CLIENTES