Actualidad Avipecuaria
Thursday, 21 September del 2017

Elías Salvador T. Ph.D.

Profesor Investigador - Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia Universidad Nacional "San Luis Gonzaga" de Ica.



Nutrición efectiva: Herramientas para optimizar la nutrición avícola (Parte II)

Nutrición efectiva: Herramientas para optimizar la nutrición avícola (Parte II)
Julio 14/2017
Lima, Perú
0

7. Fitogénicos

Aproximadamente hace 7 años atrás, uno de los mejores aditivos, que de acuerdo a experimentos desarrollados en nuestro laboratorio habían logrado los mejores resultados, era la levadura de cerveza atomizada, luego vendría el ácido húmico, acético, entre otros. Sin embargo, en esos años tuve la oportunidad de recibir unas muestras de extractos vegetales desde la India y obtuvimos mejores resultados en pollos de engorde, a partir de allí pude evaluar diferentes extractos vegetales hasta hoy con muy buenos resultados, entre ellos el Dracontium loretense (Artículo presentado en el WPC- 2016 - China), Croton lechleri ( Artículo a presentarse en POULTRY SCIENCE ASSOCIATION, Annual Meeting-2017), Minthostachys mollis (Artículo a presentarse en ESPN, 2017-EUROPA), capsaicina, albahaca, maca negra entre otros estudios aún en proceso. A la actualidad, en base a la literatura científica, mis experimentos y los resultados de pruebas de campo a nivel comercial, la utilización de los fitogénicos en la dieta es una alternativa obligada, el tema en discusión es ver las condiciones de campo y seleccionar la mezcla de fitogénicos más adecuada.

Las plantas y sus componentes químicos biológicamente activos, a veces llamados metabólitos secundarios o bioactivos, presentan numerosas oportunidades para mejorar la producción animal mediante su inclusión en la dieta. Muchos de estos materiales derivados de plantas tienen valores terapéuticos bien establecidos en el hombre. Sin embargo, su potencial como aditivo en alimentos utilizados en la producción animal, permanece en gran parte sin explotar. Cada vez hay más pruebas de que pueden ser eficientes en el control de enfermedades, y los bioactivos de las plantas también pueden influir en parámetros de producción tales como la eficiencia de la alimentación y la calidad del producto. Se ha informado de que incluso pueden reproducir algunos de los efectos de los promotores del crecimiento de antibióticos (Wallace et al., 2010).

Artículos relacionados

“Nutrición efectiva”: Herramientas para optimizar la nutrición avícola

Utilización de harina de subproducto de origen animal como ingrediente alternativo para mejorar la respuesta productiva, costo de alimentación y rentabilidad en la producción avícola

La salud intestinal es la clave para la utilización eficiente de nutrientes y la producción de proteínas animales de alta calidad; sin embargo, es constantemente desafiado por condiciones internas y externas, incluyendo patógenos, estrés e infecciones intestinales. Se ha demostrado que los aditivos fitogénicos vegetales mejoran la integridad intestinal y la función inmune; reducen la virulencia de patógenos potenciales; y estimulan la digestibilidad de los nutrientes a través de la síntesis de enzimas endógenas y la secreción biliar, proporcionan numerosas actividades biológicas benéficas, incluyendo una mejor salud animal y un mejor rendimiento del crecimiento (Roembke, 2017).

8. Microbiota

La composición de la microbiota varía en función de la edad de los pollos, de los factores dietéticos, de la raza y de la localización geográfica (Salanitro et al., 1974, 1978 y Knarreborg et al, 2002, Van der Wielen et al., 2002, Lu et al., 2003; citado por Yegani y Korver, 2008). Además, la composición frágil de la microflora intestinal puede verse afectada por otros factores como el medio ambiente, el estrés y la medicación (Suau et al., 1999). Apajalahti et al. (2002) han demostrado que un día después de la eclosión, las densidades bacterianas en el íleon y el ciego de los pollos de engorde alcanzan 108 y 1010 células por gramo de digesta, respectivamente.

Los números de microbios alcanzan 109 por gramo de digesta ileal y 1011 por gramo de digesta cecal durante los primeros 3 días post nacimiento y permanecen relativamente estables durante los siguientes 30 días. La provisión de microflora intestinal de aves adultas sanas a polluelos recién nacidos resultó en protección contra infecciones intestinales, incluyendo diferentes tipos de Salmonella, y también tuvo un impacto positivo en la tasa de crecimiento (Nurmi y Rantala, 1973, Goren et al, 1984). Algunos organismos intestinales pueden tener efectos beneficiosos tales como la producción de vitaminas, estimulación del sistema inmune a través de mecanismos no patógenos e inhibición del crecimiento y establecimiento de grupos microbianos dañinos (Jeurissen et al., 2002).

Estudios in vivo e in vitro han demostrado la capacidad del Bacillus subtilis DSM 32315 para modificar la microbiota intestinal para inhibir la condiciones que fomentan los diferentes brotes de enteritis necrótica aislados. Esta enfermedad, que es comúnmente asociada con ciertas bacterias patogénicas del tipo Clostridium perfringes, causa pérdidas de billones de dólares US a la industria avícola global cada año. Auer (2017) menciona que el probiótico (GutCare PY1) tiene un efecto positivo sobre el balance saludable de poblaciones de bacterias en el intestino del pollo especialmente bajo condiciones de estrés. El producto puede ser parte de un set de soluciones alternativas para reducir el uso de antibióticos como promotores de crecimiento. Así, esta alternativa puede contribuir a una nutrición balanceada y saludable para la producción animal (ALL ABOUT FEED, 2017).

9. Microbiota e inmunidad

La microbiota intestinal actúa como agente primario en el desarrollo del sistema inmunitario postnatal como la tolerancia oral y la inmunidad. La interacción de probióticos y enterocitos es clave para el inicio de la inmunomodulación. Los probióticos actúan sobre una amplia variedad de células en el intestino para modular el sistema inmune hacia una acción pro o antiinflamatoria, dependiendo de la tensión, el ajuste y los parámetros inmunológicos medidos y el tipo de células que actúan. Los productos probióticos que pretenden ser refuerzos inmunológicos deben estar respaldados por datos precisos que confirmen la afirmación de cada cepa propuesta. La inmunoestimulación y la inmunomodulación son las principales explicaciones propuestas para los mecanismos de acción de los probióticos contra los patógenos bacterianos (Delcenserie et al., 2016).

Combatir la resistencia a los antimicrobianos abordando el bienestar animal, la sanidad animal, el rendimiento económico y el impacto medioambiental (Roembke, 2017). El plan requiere el uso de modelos nutricionales dinámicos, herramientas de diagnóstico modernas y una variedad de ingredientes para alimentos, incluyendo micro-ingredientes funcionales, que resultan eficaces para fomentar y optimizar la composición de la microflora intestinal y el funcionamiento del tracto digestivo (Roembke, 2017).

Existe una interrelación entre el tipo de cama y la microbiota intestinal (Torok et al., 2009; Cressman et al., 2010). Hay, además, una influencia de la cama fresca o usada en el desarrollo de sistemas inmunitarios en pollos de engorde (Lee et al., 2011), lo que implica una estrecha interacción entre la calidad de la cama utilizada durante el crecimiento del pollo y el desarrollo de las células inmunes (Lee et al., 2013). Bolan et al. (2010) indicaron que las poblaciones microbianas en la cama de aves pueden superar 1010 células por g de cama y las bacterias gram positivas representan casi el 90% de la diversidad microbiana. Puede actuar como un reservorio para varios patógenos, incluyendo Eimeria spp, Salmonella spp, Clostridium perfringens, Campylobacter jejuni y Escherichia coli (Bolan et al., 2010; Lee et al., 2012). Lee et al. (2013) demostraron que, los microbios dietarios de alimentación directa (DFMs) (Bacillus Subtilis) modulan diversos parámetros inmunes de pollos de engorde, pero los efectos mediados por DFM dependen del tipo de cama en la que se criaron los pollos, especialmente la respuesta inmune a patógenos como Eimeria spp, o Clostridium spp , siendo este el primer estudio que demuestra una clara asociación entre el tipo de cama, DFMs dietario y la inmunidad del hospedero. Además, los DFM basados en Bacillus modularon varios parámetros de la inflamación, e inmunidad humoral y celular en pollos de engorde (Lee et al., 2010b). Puede ser que los modos primarios de acción por DFMs estén balanceando la comunidad microbiana intestinal y/o modulando la inmunidad del huésped (Flint y Garner, 2009; Applegate et al., 2010; Lee et al., 2010c), presumiblemente actuando solo o en combinación (Lee et al., 2013).

10. Estrés

Los pollos de engorde están expuestos a una multitud de factores de estrés de acción larga y corta (por ejemplo, estrés térmico, desafíos inmunitarios, captura, transporte) que pueden alterar su homeostasis interna y su balance oxidante/antioxidante, dando lugar al estrés oxidativo (Sies, 1991). Por otro lado, las sustancias tóxicas presentes en los alimentos y la rápida tasa de crecimiento de las líneas modernas de los pollos de engorde pueden provocar un importante estrés metabólico y oxidativo, lo que puede reducir la eficiencia de la conversión alimenticia y puede afectar tanto el rendimiento del crecimiento como la calidad de la carne (Carreras et al., 2004; Erdogan et al., 2005), lo que impacta negativamente en la inmunidad y bienestar del ave, consecuentemente una reducción de la productividad y rentabilidad. Las altas tasas de crecimiento y el mejoramiento en la conversión alimenticia de los pollos trajeron consecuencias negativas en la salud de las aves, por producir en estas una mayor exigencia fisiológica; laslíneas modernas seleccionadas bajo estos criterios son más sensibles a padecer cuadros de estrés (García-Belenguer y Mormede, 1993). En el ambiente del galpón interactúan distintos factores de tensión, ante los cuales las aves responden con una variedad de mecanismos de adaptación no específicos mediante los cuales tratan de mantener el estado de homeostasia amenazado (Espinet, 1987). En dichas situaciones se liberan adrenalina, noradrenalina y corticosterona (principal glucocorticoide de las aves) y se secreta un factor de liberación de corticotrofina (ACTH). Las catecolaminas incrementan la función cardiovascular y la circulación sanguínea de los músculos esqueléticos, inhiben la actividad gastrointestinal, provocando una serie de modificaciones metabólicas que garantizan una rápida provisión de energía y serían, al menos en parte, responsables de la reducción en las tasas de crecimiento (García-Belenguer y Mormede, 1993).

La medición sistemática de los niveles de estrés es un requisito indispensable para poder evaluar objetivamente sus efectos en la productividad de las aves (Perea et al., 1997). Actualmente, existen modelos de estudios para evaluar el impacto del estrés sobre la productividad, como la estrategia de los lipopolisacárido (LPS), modelo de corticosterona, etc., que reducen la respuesta productiva más allá del 20%.

11. Inmunomodulación a través de la nutrición

La microbiota intestinal es conocida por ser una fuerza impulsora en el desarrollo y mantenimiento del sistema inmunológico. Si bien cambios sustanciales en la composición de la microbiota pueden influir en la funcionalidad inmune en un plazo más largo, también se pueden detectar cambios cortos y ocasionales. Este último abre perspectivas considerables para el uso de intervenciones nutricionales, destinadas a modular la funcionalidad inmune en una dirección deseada. Parece que los efectos no sólo son específicos de la cepa, sino que dependen de muchos factores ambientales que hacen que el sistema inmune sea receptivo o no a las influencias de una cepa probiótica dada. La inmunomodulación a través de la nutrición es, por lo tanto, un fenómeno complejo que requiere una cuidadosa consideración, la comprensión de la funcionalidad inmune, así como la comprensión de los mecanismos de las actividades probióticas (Pot et al., 2013).

Para conocer más artículos del sector avícola ingresa a nuestra página web: www.actualidadavipecuaria.com

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES