Actualidad Avipecuaria
Saturday, 23 September del 2017

Dr. Edgar Oviedo

Edgar O. Oviedo-Rondón, MVZ, PhD, Dip. ACPV Prestage Departamento de Ciencias Avícolas, Universidad Estatal de Carolina del Norte, edgar_oviedo@ncsu.edu



Optimizando la incubación para la mejora de la calidad del pollito BB

El estrés térmico temprano aunado a velocidades de viento superiores a 5 km/hora entrando por las escotillas de los furgones afectan al pollito de por vida, generando arritmias que a cualquier estrés en el galpón pueden llevarlos a la muerte.

Optimizando la incubación para la mejora de la calidad del pollito BB
Septiembre 04/2017
0

Algunos de los problemas más comunes registrados en las plantas de incubación que han sido observados en Latinoamérica y, especialmente, en las condiciones de crianza avícola del Perú, afectan la incubabilidad y especialmente la calidad del pollito. Algunos ejemplos podrían ser discutidos como estudios de caso, pero el objetivo del presente análisis es puntualizar aspectos que afectan negativamente la incubabilidad y la calidad de los pollitos para encontrar soluciones viables.

Debido al impacto tan grande que tiene la incubación en el desarrollo embrionario, la salud, el crecimiento y el aprovechamiento de nutrientes en la vida post-eclosión, es muy importante entender aspectos de la cadena de producción del huevo incubable y la necesidad de mantener y mejorar las incubadoras. Igualmente, es necesario hacer cambios en mentalidad y conceptos para evitar que ciertos aspectos negativos del ambiente y condiciones de incubación causen perjuicios durante el desarrollo embrionario que nunca serán solucionados por ningún tratamiento en las granjas.

Las deficiencias o fallas en el manejo del huevo antes de llegar a la planta, la incubación, el procesamiento y transporte del pollito pueden causar desuniformidad en los lotes de pollos, deficiencias en las respuestas a vacunas, mortalidad, síndromes metabólicos y de desarrollo de huesos que es muy difícil o imposible de superar en las granjas y causan confusión en la etiología de ciertas enfermedades.

Debido a varias experiencias profesionales que he tenido como consultor de varias empresas, me gustaría compartir detalles que ayuden al desarrollo de toda la avicultura. Mediante el presente trabajo se discutirán los problemas que describiremos a continuación y se enfatizaran puntos para tener en cuenta desde cuando se remodela una incubadora existente o cuando se diseña una nueva.

Problemas comunes de incubación

El listado presentado a continuación agrupa los principales problemas a tratar y durante esta presentación serán discutidas las condiciones y posibles soluciones al corto, mediano y largo plazo dependiendo principalmente de la capacidad de inversión y el retorno de la inversión que se pueda obtener. Los resultados de nacimientos de las incubadoras en Latinoamérica pueden cumplir con los parámetros dictados por las líneas genéticas y hasta superarlos. Pero algo común es la falta de uniformidad en los resultados y ciertos inconvenientes frecuentes en los lotes de pollo que pueden ser minimizados al mejorar condiciones de huevo, incubación, procesamiento y transporte del pollito a las granjas.

1. El procesamiento y almacenamiento del huevo fértil en las granjas de reproductoras. Debido a las condiciones de clima en Latinoamérica y la infraestructura de las granjas algunos huevos duran más de 6 a 8 horas en ambientes con temperaturas superiores a los 26oC. Generalmente se hacen varias colectas en el día, pero al llegar a las salas de transición para el almacenamiento o en el mismo cuarto de almacenamiento de la granja las temperaturas son elevadas. Esto se debe a falta de aislamiento de los techos, aire acondicionado, ventilación y radiación solar directa a las paredes del cuarto. Las condiciones dentro de estos cuartos no permiten que el huevo pierda calor y la replicación celular continua superando la etapa embrionaria XII-XIII. Este desarrollo avanzado del embrión lo hace susceptible a que pueda morir durante el almacenamiento si este es prolongado.

Inclusive algo común en Latinoamérica es almacenar y transportar huevos en cajas plásticas abiertas donde se acumulan varias bandejas. Al estar acumuladas no hay circulación de aire y un 50% de los huevos en la parte interna de cada bandeja que no está en los extremos conservan más la temperatura de postura y se mantienen por más de un día a 28oC. El uso de bandejas de cartón todavía es común en granjas de reproductoras en algunas fases de producción y épocas en las que hay más almacenamiento de huevo y consecuentemente los problemas de temperaturas por encima del llamado límite para llegar a la minimización de la replicación celular o llamado por algunos cero fisiológico aumentan. La solución para este problema es mejorar la infraestructura de la granja y cada galpón donde se desinfectan, limpian, o almacenan los huevos así sea por pocas horas. Esto indica por lo menos techo y sombrío a todo el cuarto y las paredes laterales.

2. La desinfección del huevo. Algunas fallas se observan en la desinfección del huevo. Si se utiliza un sistema de lavado es común observar que la humedad queda depositada en la bandeja y va hasta las incubadoras generando crecimiento bacteriano. La utilización excesiva de desinfectantes químicos y productos que pueden ser embriotóxicos en altas concentraciones. En otras regiones del mundo, mantener el huevo seco y limpio es más efectivo que utilizar sistemas de desinfección que utilizan humedad o productos que son más tóxicos para el embrión que para las mismas bacterias.

3. Condiciones de transporte del huevo fértil de la granja a la incubadora. Este es un factor al que poca atención se le da y se confía que si se transporta al final de la tarde o noche la temperatura es lo suficientemente baja para no causar daño al embrión. Pero debido a la realidad de nuestra infraestructura vial, los huevos terminan siendo transportados muchas veces al final de la tarde con la mayor humedad relativa externa y a veces con luz directa del sol. Los vehículos de transporte muchas veces no cuentan con control ambiental o buen aislamiento y al estar estacionados en zonas sin sombra, los furgones están a temperaturas superiores a los 25 oC antes de recibir el huevo. Al llegar a la incubadora se observa frecuentemente la falta de control ambiental y es común observar variación térmica entre la temperatura del camión y el cuarto de almacenamiento de los huevos.

4. Almacenamiento del huevo. Todas las incubadoras tienen salas con control de temperaturas y hasta humedades adecuadas. Pero casi siempre las dimensiones de las salas son suficientes solo para un flujo más o menos normal de huevo y al aumentar en 3 a 4 días el almacenamiento, la cantidad de huevos acumulados no permiten el movimiento del personal, ni de los huevos. Casi siempre no hay circulación del aire interno y consecuentemente se comienzan a crear los microambientes. Se apilan cajas de huevos que tienen cero circulación y al observar el contenido interno se observan temperaturas de huevos entre 23 y 25 oC a pesar de que por uno y hasta tres días han estado en ambientes de 20 a 21oC. Este es otro factor que influye en la desuniformidad del nacimiento y del desarrollo de los pollitos.

5. Logística de carga y pre-acondicionamiento. Las condiciones de temperatura durante el proceso de colocar los huevos en las bandejas de incubación y pre-acondicionarlos antes de entrar a las incubadoras son muy importantes para tratar de uniformizar. En plantas sin ambiente controlado usar los horarios más frescos del día para esta labor o por lo menos tener un mínimo de aislamiento térmico es muy importante. Una falla común es tener tiempos entre salir del almacenamiento e iniciar incubación que pueden superar las 14 horas con variaciones de temperatura importantes que van de subir a 28 oC en la tarde y pasar por noches y madrugadas de 19 a 21 oC o menos. Esta es otra causa de mortalidad embrionaria temprana.

Artículos relacionados

Condiciones ambientales para un proceso óptimo de incubación

Cómo mejorar la calidad del pollito BB

La falta de un proceso de atemperado programado en un cuarto o corredor donde se pueda ventilar e uniformizar el aire entre 28 y 30 oC por 6 a máximo 12 horas causa disparidad en las temperaturas de los huevos antes de entrar a las máquinas y desuniformidad del desarrollo embrionario que va hasta la eclosión e inclusive después en la vida post-natal. En general en el manejo de huevo fértil frecuentemente se necesita más espacio, divisiones para diferentes manejos dependiendo del tiempo de almacenamiento.

6. Salas de incubación y nacedoras. En climas tropicales y subtropicales se observan frecuentemente temperaturas elevadas durante el día, o muy variables entre día y noche en las salas de incubación y nacimiento. Esto es debido a la falta de aislamiento del techo y ventilación adecuada. No siempre es necesario tener total control del ambiente, pero si es necesario el aislamiento del techo y control de las entradas de aire. Varias incubadoras en Latinoamérica han mejorado calidad del pollito y resultados de incubabilidad simplemente con una polisombra en el techo, tener un falso techo en las salas de incubación, instalar ventiladores eólicos o extractores de pared. Ninguna máquina incubadora o nacedora alcanza a aislar el exceso de calor que reciben en los techos por la radiación solar que se refleja sobre las máquinas. Y al mismo tiempo techos de dos aguas reciben mucho más aire frio en las noches y madrugadas causando que las máquinas tengan que iniciar calefacción más frecuentemente en esas horas. Desafortunadamente es muy común seguir al pie de la letra los manuales de las incubadoras que todavía indican temperaturas de 98 a 97 oF o más para las nacedoras, causando estrés calórico innecesario para los pollitos después de la eclosión. Aquí se requiere de una actualización de los manuales, pero lo más importante es cambio de mentalidad y conceptos de los gerentes de planta. Muy importante es entender que una falla de ventilación y capacidad de enfriamiento puede desuniformizar más un nacimiento que las mismas temperaturas bajas.

7. Mantenimiento de las máquinas. Es muy común que plantas de incubación de empresas relativamente grandes no cuenten con todos los instrumentos necesarios para hacer monitoreo al mantenimiento de las máquinas. Generalmente se cuenta con los equipos de calibración para temperaturas y humedades, pero difícilmente se encuentran tacómetros para evaluar los motores de ventiladores o equipo para medir el funcionamiento de las resistencias del sistema de calefacción, termómetros para evaluar la temperatura del agua del sistema de enfriamiento o calefacción. Debido a los años de uso de las máquinas incubadoras los desgastes en los equipos de volteo son frecuentes y los ángulos de volteo no son mapeados y corregidos frecuentemente.

8. Uso de desinfectantes en nacedoras. Es muy común la preocupación por aplicar desinfectantes durante el proceso de incubación. Pero las incubadoras son abiertas y frecuentemente aves silvestres son observadas visitando la planta y las ventanas abiertas permiten la entrada de polvo cargado de esporas. Se utiliza todavía el formol mismo hasta el nacimiento lo que causa problemas con las mucosidades de las aves y afecta la eficacia de las vacunas aplicadas por spray. La desinfección después de la transferencia en algunas circunstancias es justificable, pero el desinfectante no debería llegar hasta el momento que los pollos hacen picaje externo y pueden inhalar estos productos que son tóxicos para las vías respiratorias al igual que son irritantes para los empleados.

9. Procesamiento del pollito. Las salas de procesamiento del pollito, en la mayoría de las ocasiones, no tienen condiciones de aislamiento. Si fueron diseñadas para trabajar en las horas de la noche que son más frescas, el aumento de la producción las está llevando a trabajar desde temprano en la tarde con temperaturas entre 28 y 30 oC. Aunque se cuenta con ventilación en algún punto pueden generar zonas calientes que causan sobrecalentamiento de los pollitos por horas mientras esperan el transporte.

10. Transporte del pollito. Casi toda empresa carece de vehículos con ambiente controlado. Las distancias de las incubadoras a las granjas pueden causar periodos de transporte mayores a 6 horas. Se observa calentamiento de las cajas a temperaturas superiores a los 36 oC por varias horas. Ese estrés térmico temprano junto con velocidades de viento superiores a 5 km/hora entrando por las escotillas de los furgones afectan al pollito de por vida, generando arritmias que a cualquier estrés en el galpón pueden llevarlos a la muerte. El transporte es un aspecto clave especialmente cuando los transportes pasan a ser horas por problemas con el tráfico y la infraestructura. El estrés por pocas horas en unas condiciones donde es difícil ventilar bien, puede causar efectos que duran por semanas en el pollo.

En general son varios los aspectos que se podrían mejorar en los procesos de manejo de huevo fértil e incubación con simple observación y medición adecuada de los parámetros. Es muy importante la educación y la creatividad para solucionar con medidas prácticas y económicas problemas de nuestro ambiente y condiciones Latinoamericanas.

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES