Actualidad Avipecuaria
Wednesday, 28 June del 2017

Dr. Andrés Parra Díaz

 

Gerente de Servicios Técnicos, Avicola Colombiana S.A. - Avicol



Parámetros productivos y su impacto en los costos de producción de ponedoras comerciales

Parámetros productivos y su impacto en los costos de producción de ponedoras comerciales
Febrero 20/2017
Lima, Perú
0

Aspectos importantes

Debemos considerar que existe un fuerte esfuerzo metabólico en la mejora de la productividad temprana de las aves. Actualmente, el potencial de huevos por ave alojada (HAA), corresponde en buena parte al aumento de peso como consecuencia de la adecuada acumulación de nutrientes. Es posible citar varios ejemplos, uno de ellos es la ponedora Hy-Line Brown moderna, que es cada vez más eficiente en convertir gramos de alimento (nutrientes) en huevos de excelente calidad a un menor costo.

Existen en nuestro entorno diferentes tipos de esquemas productivos, todos potencialmente exitosos, cada uno con ventajas y desventajas, y con estructuras de costos diferentes. Es muy importante conocer a través de la información detallada, oportuna y veraz, todas las variables que intervienen en el costo de producción del huevo comercial. Ningún esquema es mejor que otro. Todo es relativo a las variables que se manejan en el ámbito de la producción avícola.

Sistemas de producción evaluados

• Piso en clima frío (por encima de 1900 msnm)

• Piso en clima cálido – Plus (por debajo de 1000 msnm, en algunos casos hasta de 35 o 40 grados centígrados)

• Jaula tradicional en clima frío (jaula tipo californiano) • Batería automatizada en clima caliente (baterías hasta de nueve pisos sin ambiente controlado)

• Ambiente controlado • Ambiente controlado en alta humedad

• Ambiente controlado – Plus (alta especialización)

En un estudio de campo elegimos siete lotes, ninguno por debajo de los 350 huevos por ave alojada. Cuando uno evalúa la eficiencia del negocio, tal vez no tomemos la mejor decisión en un primer momento. En el caso particular de este estudio de campo, un lote de 372 HAA, aparentemente es el mejor, tiene jaulas en clima frío. El que le sigue tiene 363 HAA, en teoría. Pero, hay otras variables que influencian el negocio, una variable de gran importancia es la comida.

Cuando analizamos los parámetros productivos en gramos por huevo, al día o semana, encontramos información acerca de estos lotes. Todos ellos empiezan a generar una de las primeras inquietudes en eficiencia y rentabilidad del negocio. Después de 55 semanas es un poco difícil sostener la rentabilidad, porque los lotes empiezan a consumir un poco más de alimento, proporcionalmente a lo que ganan en huevos.

Respecto al costo de alimento, sigue siendo mejor el lote aquel alojado en el ambiente de alta humedad. Este análisis no se hace con el objetivo de determinar qué sistema es mejor que otro, sino para obtener un índice didáctico y podamos conocer todas las variables existentes para evaluar cada alternativa y poder determinar con exactitud, si somos eficientes independientemente del sistema que hayamos elegido.

Aspectos productivos importantes

Existe un amplio margen de intervención y posibilidades de trabajo. En algunos esquemas de producción, en el sentido del control eficiente de consumo de alimento. El efecto de incremento del costo de producción se ve seriamente afectado por dos variables: alto consumo de alimento y alto costo de compra de materias primas. La diferencia en el aspecto económico es de hasta 10 centavos de dólar en el alimento. En todos los casos, los mejores resultados económicos son producto, positivo o negativo, del manejo del productor, ello sumado a algún grado de control que directamente recae sobre el responsable de la formulación nutricional. Es decir, se empieza a hacer notoria la importancia del alimento en el proceso.

Cuando analizamos los resultados de clasificación del huevo, encontramos que los huevos producidos en climas por encima de los 1000 msnm, suelen ser de mayor tamaño y peso.

El negocio de producción de huevo comercial, tiene un alto componente de marginalidad frente a la rentabilidad de otras áreas de producción avícola, ello porque no es suficiente en este negocio hacer cuentas globales, se deben hacer evaluaciones sobre el flujo de caja permanentemente.

Entre más se especializa la industria y se sectoriza en cada área de producción, empiezan también a aparecer otros costos como servicios, mantenimiento, combustible, etc. Otro factor a tomar en cuenta al desarrollar este negocio de producción de huevo, es el costo de la tierra y de la energía eléctrica, ambos tienen que ver con el aspecto económico. La tierra se ha vuelto un factor determinante porque cada vez es más costosa. Finalmente, otros factores que también redundan en el costo final son: transporte, salud, mano de obra, servicios, empaques, etc.

Inversión en prevención

Cada rubro de costo se comporta de manera fluctuante durante la vida del lote, y va teniendo una importancia relativa que debe ir siendo evaluada y controlada por el avicultor. En este campo es notoria la poca atención que en algunas ocasiones toma el productor al rubro de la salud. Este aspecto también es de suma importancia y más que un gasto es una inversión, más que una obligación es una condición que nos va a permitir cada vez un mejor desarrollo productivo en nuestros lotes, esta cultura de prevención será la diferencial que hará viable nuestro negocio.

Para crecer es fundamental hacer cuentas, evaluar si estamos en el lugar correcto o si estamos siendo afectados por un factor externo, todo ello se refleja en los números de producción. En la actualidad tenemos todas las herramientas indispensables para hacer los cálculos necesarios y es nuestro aporte agregarle a ello nuestra cultura y profesionalismo para construir un negocio de éxito.

En algunos casos los empresarios al intentar maximizar su producción, toman decisiones que lamentablemente van en contra de la eficiencia de las aves y se terminan echando por la borda las oportunidades. Todo ello por no llevar una adecuada contabilidad de costos en la empresa.

De los cuatro lotes considerados, los dos lotes citados en este artículo incrementaron hasta en un seis por ciento la capacidad real de cada galpón, esto fue en detrimento del confort de las aves y ello se vio reflejado en las cuentas finales. Es decir, si bien la producción tuvo un índice aceptable, la mortalidad aumentó hasta en un 86.93 por ciento. Pero, a medida que iban apareciendo estos registros (datos) se pudo corregir y mejorar sobretodo en donde más se necesitaba corregir, y ello se dio en las condiciones medioambientales (densidad + ambiente), la mortalidad entonces bajó a menos de la mitad y se produjo hasta un 18.23 por ciento más de huevo (con menos gallinas). La conversión mejoró sustancialmente hasta en un 13.46 por ciento.

El presente estudio concluye al haberse realizado la comparativa entre, el vacío sanitario vs. la productividad; la bioseguridad vs. la productividad; y los gérmenes vs. la productividad.

Para ver más artículos del sector avícola, ingresa a nuestra página web: www.actualidadavipecuaria.com

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES