Actualidad Avipecuaria
Friday, 17 November del 2017


Plan de Acción para el Control de la Tifosis Aviar

Se deben determinar los factores de riesgo y persistencia, para evitar la enfermedad y prevenir la diseminación, así como evitar la presencia de bacterias en más de un ciclo productivo, este aspecto es muy importante especialmente en granjas multi-edades.

Plan de Acción para el Control de la Tifosis Aviar
Abril 06/2017
Lima - Perú
0

En los párrafos siguientes, fueron consolidadas las informaciones consideradas más relevantes de ser analizadas, con el propósito de establecer las directrices generales para establecer un plan de acción para el control de la tifosis aviar, una enfermedad reemergente en la región. Se realiza un breve análisis de la opinión técnica de algunos especialistas en esta área de conocimiento, se discute muy brevemente la notificación y el aparecimiento de cepas multiresistentes y finalmente se ofrece un cuestionario para la elaboración de un plan de acción. Este plan de acción incluye los pasos para a) la determinación de los factores de riesgo en cada una de las empresas, necesarios para evitar la presencia de la bacteria y consecuentemente la enfermedad previniendo su diseminación; b) un cuestionario básico general relacionado a la bacteria, el hospedero y el ambiente; el cual ayudará en la preparación del plan de acción, en establecer las mejores estrategias y actividades a realizar, así como determinar los medios de verificación para evaluar el cumplimiento de cada una de ellas.

Opiniones técnicas

La Dra. Nilce Maria Soares, del Instituto Biológico en Bastos Brasil, publicó una nota sobre la enfermedad en algunos aspectos interesantes que pueden auxiliar en el establecimiento de un plan de acción realista y viable para el control de la enfermedad:

“En el Brasil, aunque la enfermedad estuviese aparentemente sobre control, diversos casos de tifosis aviar han sido diagnosticados a partir del final de la última década. Se nota que la ocurrencia de la enfermedad clínica, causada por Salmonella Gallinarum, está en todas las edades de gallinas en producción, marrones y blancas. De la misma forma, actualmente la enfermedad está afectando aves jóvenes, menores de 10 semanas, y principalmente aves con edad inferior a dos semana de vida. Hace algunas décadas fueron realizados muchos esfuerzos, comprobado por el trabajo de investigadores y la promoción de eventos en foros de discusión, con el objetivo de difundir las acciones que pueda controlar y prevenir la ocurrencia de salmonelosis en la explotación comercial de aves en el Brasil. No obstante esas enfermedades continúan siendo un grave problema económico y productivo para las empresas productoras y la salud pública”.

La Dra. Soares, también menciona algunos aspectos importantes relacionados a la comunicación y sensibilización de los empresarios y técnicos, para la necesidad real del control del agente, indicando que lo más importante de un programa de control exitoso es “la identificación de los factores de riesgo”. Ellos pueden ser relativos al comportamiento del mercado, a las aves (de todas las edades), al manejo realizado y a las instalaciones. Es necesario además de identificarlos, listarlos en orden de importancia para cada empresa y actuar; esto es, intentar disminuir el riesgo que el factor causa. La Dra. Soares pone énfasis en que los conceptos de bioseguridad y su aplicación integral son indispensables. El manejo adecuado, limpieza, higiene, control de plagas, monitoreo, son actividades permanentes dentro de la granja que contribuyen positivamente a disminuir el desafío.

Una cuestión importante señalada por la Dra. Soares, es que se vuelve necesario ante la aparición del agente circulante y la enfermedad “la necesidad del pensamiento creativo para desafiar los paradigmas existentes y desarrollar nuevos enfoques para hacer frente a este desafío”; además sostiene que “para los lotes de gallinas de postura la mejor indicación es el control de la infección por la bacteria una vez que la erradicación de Salmonella en lotes de aves de producción de huevos y de su ambiente no es una opción realista, debido a la alta tasa de contaminación y costos asociados a esta acción, que no pueden ser aplicados en la mayoría de regiones de nuestro país”.

En esa misma línea de raciocinio, el Dr. Horacio Terzolo del INTA

Argentina, comentó también que “procesos de erradicación de Salmonella no son factibles”, basado en las características del agente, su persistencia en el ambiente y en el hospedero, y la existencia de más de una serovariedad cuando se hace referencia a salmonelas paratíficas en las granjas.

Al mismo tiempo el Dr. Terzolo ha comentado que “procesos de erradicación necesitan tener soporte del gobierno”, especialmente porque antes de establecerse cualquier acción dirigida a la erradicación, se deben calcular los costos que eso implica “costos de la eliminación de aves, eliminación de cama, capacidad instalada para que esto pueda llevarse a cabo sin mayores riesgos de diseminación, costos de reposición, aspectos relacionados a la descontaminación de las instalaciones para evitar la reinfección, y los costos indirectos relacionados al entrenamiento y educación. En la región no hay programas de compensación para el sector avícola, no hay apoyo gubernamental para los costos que implica el proceso de erradicación, por lo cual la alternativa de erradicación debería ser reevaluada por los servicios oficiales, especialmente para lotes de aves donde los productos no son destinados al comercio internacional, lo que estaría en la línea de las recomendaciones de la OIE.

En esa misma línea de pensamiento, la Dra. Martha Pulido-Landinez, de la Universidad de Mississippi, ha comentado también sobre el resurgimiento de la tifoidea aviar en América Latina, “identificando su manifestación en diferentes edades, inclusive en aves muy jóvenes (entre 1-16 semanas de edad), con predilección por aves en el periodo de

producción, especialmente entre 35 a 45 semanas, con algunos reportes aislados en aves de 70 a 80 semanas”. La Dra. Pulido- Landinez indica que “deben ser determinados los factores de riesgo y persistencia en cada granja o núcleo de producción, para evitar la enfermedad y prevenir la diseminación, así como evitar la presencia de la bacteria en más de un ciclo productivo, siendo este aspecto muy importante especialmente en granjas multi-edades”. La Dra. Pulido- Landinez, también menciona que la “realidad en América Latina es que la posibilidad de despoblar totalmente las granjas afectadas de Salmonella Gallinarum es bastante lejana y el sacrificio de aves positivas se ve como económicamente inviable”.

El problema del diagnóstico, subnotificación y cepas resistentes

Diagnóstico

Uno de los problemas más importantes observados en la prevención y control de la Tifosis aviar, es la ausencia del diagnóstico del agente. Muchas veces la enfermedad es diagnosticada al final de la necropsia teniendo en cuenta la edad, características de las lesiones en el hígado, bazo, ovarios, un error frecuente que se observa en el campo. En otros casos, se utiliza muestras de hisopados cloacales o muestras de heces, muestras que en la mayoría de los casos son negativas, especialmente para Salmonellas hospedero-específicas (Salmonella Gallinarum y Salmonella Pullorum); y en una parte de los casos para las salmonelas paratíficas.

En otros casos es posible determinar la motilidad, y con las pruebas bioquímicas que permiten diferenciar Salmonella Gallinarum de Salmonella Pullorum. En otras ocasiones, la serología permite la conclusión de grupo (O9, antiguamente D1), lo que no permite es la conclusión de identificación del agente. Hoy las técnicas moleculares han sido de gran ayuda en el diagnóstico, y se vienen desarrollando pruebas cada vez más específicas que permiten diferenciar entre serovariedades existentes. Lo importante de resaltar en este punto es que, es indispensable el diagnóstico preciso basado en un muestreo correcto; es decir, muestras de órganos (hígado, bazo y ciegos) principalmente, utilizando las técnicas de aislamiento e identificación con la determinación de la serovariedad.

Subnotificación

Existen algunos inconvenientes en relación a la información disponible de tifosis aviar y pulorosis en los diferentes países de la región. La mayoría de los países utiliza vigilancia pasiva, es decir, espera la notificación de las unidades regionales, sectoriales o municipales, basadas en las informaciones de los técnicos de campo, que a su vez reciben informaciones de las granjas a través de los responsables técnicos. Esto quiere decir que, si la granja o los profesionales de la granja no hacen ningún reporte, difícilmente se tendrá conocimiento de cualquier brote de tifosis, pulorosis u otra salmonelosis, o cualquier otra enfermedad que ocurra dentro de sus instalaciones.

La situación cambia cuando se habla de vigilancia activa, que está basada en los programas nacionales de enfermedades aviares que existen en varios países, y que generalmente tienen eventuales monitoreos

desarrolladas de una manera amplia, de tal manera que facilite su adaptación conforme a la situación epidemiológica de la región; que permita su rápida modificación conforme a las nuevas tecnologías y conocimientos; y que sean documentos generados de la participación de los especialistas del área, tanto del lado gubernamental como de la industria, de tal manera que las normas y procedimientos reflejen la realidad del país y la necesidad de la industria, acorde con los lineamientos de la OIE y de las regulaciones de Inocuidad Alimentaria.

Determinación de los factores de riesgo y persistencia en las granjas

Los profesionales concuerdan en que, es indispensable, la preparación de un plan de acción contra la tifosis aviar y otras salmonelas también, así como la identificación de los factores de riesgo y persistencia de Salmonella en las granjas de ponedoras comerciales, aplicable también a granjas de crianza de otro tipo de aves. Es un consenso que, las estrategias de los programas de prevención y control deben ser completas y de tipo integral; esto quiere decir, incluir el análisis de todos los factores de riesgo determinantes en las salmonelosis aviares: a) la bacteria, b) el hospedero, y c) el medio ambiente, así como sus interacciones, algunas de las cuales se muestran en la Figura 1. La dificultad y complejidad de la prevención y control, está en los innumerables factores que deben ser controlados y los factores identificados en cada una de las granjas como de riesgo antes del alojamiento de las aves. Un cuestionario básico que puede ser utilizado en una primera evaluación, para intentar identificar los factores de riesgo y persistencia en la granja/empresa/industria se describe a continuación. Cada granja/empresa/ industria deberá completar este cuestionario de acuerdo a sus procedimientos y actividades particulares, relacionados a su rutina diaria. El objetivo de hacer un cuestionario, es facilitar la identificación de los puntos débiles de la granja/ empresa/industria que se identifican como factores de riesgo y persistencia, y establecer un plan de acción con estrategias y actividades para minimizar estos riesgos.

Los criterios básicos olvidados en las granjas/empresas/industrias que requieren ser ajustados, re-implantados y verificados

Al observar la Figura 1, es posible inferir que en la mayoría de granjas/empresas/industrias los procedimientos que deben realizar en relación al ambiente donde las aves son criadas se consideran obvios y rutinarios; sin embargo, los últimos años muestran el descuido de algunos puntos claves por el resurgimiento de la tifosis aviar y la circulación de este agente en diferentes regiones de las Américas. Esto deja algunas interrogantes sobre el manejo y aplicación integral de las medidas de bioseguridad, y algunos de estos procedimientos obvios, fueron olvidados o simplemente dejados de lado, o se aplican sin la debida rigurosidad y sin verificar su cumplimiento; ni evaluar los riesgos y las consecuencias que esto podría ocasionar.

Al mismo tiempo, la Figura 1 permite observar que la mayoría de alternativas que hoy se realizan están dirigidas para la prevención/ control de Salmonella en el hospedero, y están agrupadas –una buena parte de ellasen productos para la nutrición, o equilibrio de la salud (intestinal especialmente), y la respuesta inmune.

El plan: cómo planificar el control de la tifosis aviar

Para finalizar este breve artículo, y después de leer las informaciones anteriores, se puede concluir que no es posible generar un plan de acción único y común para el control de la tifosis aviar, porque las estrategias y acciones están directamente relacionadas a los factores de riesgo y persistencia identificados en la granja/empresa/industria. Por lo tanto, los planes de acción son individuales y deben ser preparados para cada una de las granjas/ empresas/industrias mediante la identificación de estos factores, y el establecimiento de las estrategias adecuadas a cada realidad, las actividades para cumplir con cada estrategia, y los medios de verificación correctos para evaluar el cumplimiento de todas las actividades programadas, de una manera organizada e integral.

Una vez implementada esta primera fase de control, y a partir de las evidencias diagnósticas de ausencia/reducción de la carga de la bacteria circulante en la granja, habrá que reforzar las estrategias y actividades para prevenir la entrada del agente. El control y la prevención de Salmonella está en las manos de los responsables por los programas y planes dentro de cada granja/empresa/ industria, y a pesar de la inversión que esto pueda significar, los resultados futuros y la disminución de las pérdidas compensarán con creces en un mediano y largo plazo desde el punto de vista sanitario y económico; por lo que se debe tener presente que todas las acciones aplicadas deben ser mantenidas con la misma eficiencia de manera permanente, reevaluando periódicamente los factores de riesgo.

Referencias

• Barrow, Paul A.; Methner U. 2013. Salmonella in Domestic Animals. 2nd Edition. CAB International 2013.

• Organizaç ã o Mundial de Saúde Animal (OIE). Fowl typhoid and Pullorum disease, capítulo 2.3.11. http://www.oie.int/en/internationalstandard- setting/terrestrial-manual/accessonline/

• Organización Mundial de Salud Animal (OIE). Fowl typhoid and Pullorum disease, capí tulo 10.7 Código dos Animais Terrestres. http://www.oie.int/index. php?id=169&L=0&htmfile=chapitre_fowl_ typhoid_pullorum_disease.htm

• Pulido-Landinez, Martha. 2014. Resurgimiento de Salmonella Gallinarum em América Latina. http://avicultura.info/ resurgimiento-de-salmonella-gallinarumen- america-latina-identificacion-def a ctores-de-riesgo-y-persistencia- bacteriana/

• Soares, Nilce Maria. 2015. Salmonella Gallinarum, as pesquisas, achados e caminhos apostados por grupo de pesquisadores. http://www.avisite.com.br/ EncarteEspecialSG/EE1-baixa3.pdf

• Terzolo, Horacio R. 2014. Protection conferred by a Live Salmonella Enteritidis vaccine against Fowl Typhoid in laying hens.

Comentarios:

Más Artículos


Más sobre: artículo avícola

Más sobre: artículo avícola


NUESTROS CLIENTES