Actualidad Avipecuaria
Wednesday, 23 August del 2017

Elías Salvador T. Ph.D.

Profesor Investigador - Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia Universidad Nacional "San Luis Gonzaga" de Ica.



Proteína balanceada en la formulación de dietas para gallinas de postura: Uso de modelos de predicción de respuesta para optimizar rentabilidad (Parte I)

Proteína balanceada en la formulación de dietas para gallinas de postura: Uso de modelos de predicción de respuesta para optimizar rentabilidad (Parte I)

Proteína balanceada en la formulación de dietas para gallinas de postura: Uso de modelos de predicción de respuesta para optimizar rentabilidad (Parte I)
Marzo 15/2017
Lima - Perú
0

Introducción

Tradicionalmente los requerimientos de aminoácidos en gallinas de postura comercial, han sido generados en base al enfoque empírico, determinados por el método dosisrespuesta, evaluándose el comportamiento productivo de las aves a determinados niveles de ingestión de un nutriente o energía, manteniendo los otros constantes, teniendo como objetivo una respuesta máxima (máximo biológico). Otras investigaciones han utilizado modelos con un enfoque factorial con modelos lineales. Sin embargo, la respuesta del ave no es lineal sino curvilínea y experimenta el fenómeno de rendimientos decrecientes. Por lo tanto, el requerimiento no es necesariamente el máximo biológico sino el óptimo económico, ya que bajo diferentes condiciones de precios de los ingredientes alimenticios y del huevo, los requerimientos de nutrientes varían y son dinámicos, por lo que dependerían más de lo económico que de los factores biológicos. Diferentes investigadores han desarrollado modelos para estimar los requerimientos de proteínas y aminoácidos en ponedoras comerciales. Así, se tiene el modelo empírico de Reading y los dos modelos factoriales Israelíes en función de la formación del albumen y la membrana de la cáscara del huevo, por lo que convencionalmente los modelos existentes en base a la ecuación factorial toman en cuenta las necesidades de composición del huevo, ganancia y mantenimiento para hallar el requerimiento. Sin embargo, no hay modelos para estimar la respuesta del ave a diferentes densidades de nutrientes, donde estos varían en proporción, que se hayan trabajado en términos del óptimo económico (requerimiento óptimo) y de la proteína ideal.

Requerimiento de aminoacidos

Los requerimientos de proteínas y aminoácidos de las gallinas ponedoras, determinados empíricamente, varían en un amplio rango. Esta variación resulta de diferencias en el tamaño corporal, consumo de alimento, producción de huevo y peso de huevo entre las aves. Por consiguiente, se acepta que no existe un requerimiento único para proteínas o algún aminoácido para gallinas ponedoras, sino que cambia con los determinantes del requerimiento. Por lo que, siendo estos determinantes cantidades medibles, es posible construir una ecuación para calcular el requerimiento (Hurwitz y Bornstein, 1973). Otro enfoque, es la determinación empírica del requerimiento de un único aminoácido y el cálculo del requerimiento de los otros por su relación al primero en la proteína del huevo (Johnson y Fisher, 1958). Aún con este método, se observó una subestimación de 10 – 50 % para diferentes aminoácidos (Hurwitz y Bornstein, 1973). En muchas publicaciones, los requerimientos de aminoácidos para las gallinas ponedoras han sido establecidos utilizando análisis de regresión lineal de datos empíricos o por derivar ecuaciones que asumen relaciones lineales entre las entradas y salidas (Combs, 1968; Hurwitz, 1978).

La mayoría de los valores de requerimientos de aminoácidos en gallinas ponedoras provienen de estudios de dosis-respuesta, en los cuales el aminoácido evaluado se adicionó en cantidades crecientes a la dieta, midiéndose la respuesta de desempeño en un tiempo determinado (Locatelli, 2004). Los valores estimados de requerimientos de aminoácidos varían frecuentemente de acuerdo al parámetro de desempeño considerado y, frecuentemente se requiere un mayor nivel de aminoácidos dietarios para optimizar la conversión alimenticia que para optimizar la masa o la producción de huevo. La masa diaria de huevo, que combina peso de huevo y producción de huevo, es el criterio de desempeño más relevante en gallinas ponedoras (Locatelli, 2004).

Por otro lado, se tiene el método factorial, que consiste en determinar las necesidades de aminoácidos como suma de las necesidades para las distintas funciones a las que se destinan los aminoácidos. Este método constituye la base para la estimación de las necesidades que desarrollan los distintos modelos matemáticos. Dentro de este enfoque, el consumo de los aminoácidos estaría dado por la sumatoria de las necesidades de mantenimiento, crecimiento, deposición de proteína en el huevo y la eficacia con la que el aminoácido es depositado en estos factores. La utilización de este método supone la estimación de un gran número de parámetros cuyos valores son bastantes imprecisos hoy en día (Santomá, 1991). Para la elaboración del modelo factorial, es necesario determinar o establecer, en base en la literatura y experimentos, los coeficientes o factores que expresan los requerimientos corporales.

Las predicciones sobre los requerimientos se basan en datos obtenidos a través de ensayos de dosis respuesta, tomando en consideración la eficiencia de utilización metabólica de los nutrientes para crecimiento y mantenimiento (Campos et al., 2008). Sobre las necesidades para el crecimiento, tienen cierta importancia durante la primera fase de la postura, en la que las aves crecen aproximadamente 3.5-6 g/día durante 50 días, dependiendo del peso al que hayan llegado a la postura. Esto supone que cada día han de retener aproximadamente entre 0.5 y 1.5 g de proteína, dependiendo también del grado de emplume. En general, se puede observar que las necesidades de crecimiento suponen un porcentaje muy pequeño sobre las necesidades totales, es por ello que hay numerosos investigadores que no lo consideran (Santomá, 1991. Solórzano 2007), reporta que las exigencias de aminoácidos para la producción de huevos son determinadas con base en la composición en aminoácidos de los huevos y en los coeficientes de utilización, aunque una pequeña variación en la composición en aminoácidos de los huevos ha sido determinada en función de la edad y linaje del ave, pero no es necesario considerar para determinar las exigencias.

Sin embargo, la eficiencia de utilización de los aminoácidos para producción de huevos ha generado dudas complejas que no han sido completamente resueltas. Por lo tanto, conocer la eficacia de utilización de distintos aminoácidos para la deposición de proteína corporal y del huevo es de suma importancia para estimar el requerimiento. Existen pocos datos de la eficacia de utilización de los aminoácidos para el crecimiento. Hurwitz y Bornstein (1973) asumen una eficacia de 0.85 para todos los aminoácidos. Son necesarios más datos para poder utilizar el método factorial para el crecimiento, mientras que la eficacia de utilización de los distintos aminoácidos para la deposición de la proteína del huevo, de acuerdo a lo enfatizado por Santomá (1991), es bastante similar y en torno a 0.75.

El uso de modelos de simulación que permitan predecir la respuesta productiva de los animales bajo diferentes escenarios productivos, permitirá evaluar diferentes alternativas bio-económicas, reduciéndose de esta manera el tiempo que lleva experimentar en campo las mismas alternativas (Abasto et al., 1997). Charles (1984) desarrolló un modelo de simulación empírico para predecir respuestas de consumo de alimento y producción de huevo de ponedoras a variada temperatura ambiente, intensidad de luz, tipos de sistemas de alimentación, y densidad de nutrientes. Los modelos matemáticos de procesos biológicos pueden ser definidos como uno de los más eficientes medios para determinar los requerimientos de nutrientes de animales, y predicen el impacto del consumo del alimento sobre el crecimiento en un punto dado del tiempo, o en un intervalo de tiempo (Halas y Babinsky, 2000).

Actualmente se tiene poca información acerca de modelos para predecir la respuesta de las gallinas ponedoras en función de diferentes densidades de nutrientes. Sin embargo, se tiene estudios que demuestran que los modelos de programación no lineal pueden ser más útiles que los modelos de programación lineal convencional en optimizar la respuesta a la densidad de energía en las formulaciones alimenticias de broilers (Guevara, 2004) y de ponedoras (Afrouziyeh et al., 2011), por lo que los niveles de energía y nutrientes no necesitan ser fijos. La interpretación de la respuesta en términos productivos, como consecuencia de la adición de sucesivas cantidades de aminoácidos en ensayos de alimentación, afecta de forma significativa a la estimación de las necesidades. El modelo clásico de estimación de las necesidades por medio de dos rectas, que asume que la respuesta es una función lineal del consumo de aminoácidos hasta un punto en que de repente la respuesta es cero, no se ajusta exactamente a la realidad. Puede ser cierto para un ave en concreto, pero no sobre una población de animales.

Así, la respuesta de un grupo de aves no es lineal sino curvilínea. Aunque el modelo lineal se adapta bien a los resultados, siempre subestima la dosis óptima. La utilización de la respuesta curvilínea ante aumentos lineales del consumo de aminoácidos, introduce una mayor variabilidad en cuanto a las recomendaciones de necesidades nitrogenadas, dado que se puede determinar los niveles de aminoácidos que optimicen los beneficios de la explotación más que satisfacer unas necesidades mínimas fijas. Este tipo de respuesta ha sido utilizado para elaborar modelos matemáticos de respuesta conocido como Modelo Reading (Fisher et al., 1973).

Este modelo describe la respuesta de un grupo de gallinas ponedoras a diferentes niveles de consumo de aminoácidos. Se basa en que la relación entre el consumo de aminoácido y la respuesta es lineal para cada ave y la respuesta del grupo se estima como la media de las aves individuales.

Comentarios:

Más Artículos





NUESTROS CLIENTES