Actualidad Avipecuaria
Sunday, 19 November del 2017

Dra. Liliana Revolledo

DVM, MSc, PhD



Salmonella en las aves - Lo que no debemos olvidar

Salmonella en las aves - Lo que no debemos olvidar Cada granja es un mundo diferente, y las estrategias deben estar basadas en la evaluación y determinación de los factores de riesgo y persistencia.
Octubre 25/2017
Lima, Perú
0

¿Qué debemos conocer antes de la vacunación contra Salmonella?

Una lista extensa de actividades a realizar para la prevención y control de Salmonella han sido descritas por muchos autores. Algunas de ellas, están descritas abajo, y generalmente son las que generan dudas en relación al o a la falta de éxito de los programas de control de Salmonella en aves, tanto para Salmonella hospederoespecíficas (Salmonella Gallinarum y Salmonella Pullorum) como para las no específicas (S. Enteritis, Typhimurium, Heidelberg y otras).

- La serovariedad o serovariedades de Salmonella que están circulando en la granja = DIAGNÓSTICO. Ideal hacerlo por cultivo siguiendo las recomendaciones de la OIE para salmonelas hospedero-especificas, y de la ISO:6579 y enmiendas.

- Una o más serovariedades de Salmonella pueden coexistir en un mismo animal, por eso el diagnóstico es muy importante antes de decidir por la vacunación. - Identificar los factores de riesgo y persistencia de la bacteria en la granja y establecer las medidas correctivas para minimizarlos.

- Establecer la estrategia de vacunación, elegir la vacuna y establecer el programa.

Otra situación que debemos recordar es que en la región y en el país se debe trabajar en base al control, es decir “todas las acciones posteriores a un brote o presencia de una enfermedad o agente” de tal manera de reducir su prevalencia/incidencia, como se muestra en la Figura 1.

La complejidad del control, está respaldada por el alto número de factores que deben ser controlados y de aquellos identificados en cada una de las granjas como de riesgo y/o persistencia (Figura 2).

Entre los diferentes factores se debe tener en cuenta como ya se mencionó el diagnóstico ya que esto dará información cercana de la prevalencia o incidencia de la serovariedad circulante. No obstante, se debe tener en cuenta que la información obtenida por el diagnóstico dependerá básicamente de la eficacia de la detección, y esto a su vez dependerá de varios factores como se puede observar en la figura 3.

Como resultado de la eficacia de la detección se obtiene una prevalencia observada, que la mayoría de las veces no refleja la verdadera situación de la granja, pero que frecuentemente si el diagnóstico es realizado correctamente y sin sesgos, muestra una realidad bastante cercana a la prevalencia verdadera.

¿Qué debemos hacer para reducir el desafío y aumentar la resistencia de las aves?

Muchas son las herramientas que se utilizan para reducir el desafío (en las aves y en el medio ambiente, y aumentar la resistencia en las aves, algunas de ellas se muestran en la Figura 4.

En relación al hospedero, se deben establecer las medidas de verificación de las condiciones adecuadas de producción para el bienestar de las aves y su nutrición, así como la utilización adecuada de aditivos de las diferentes categorías utilizados en la alimentación animal, eventuales medicamentos, y programas de vacunación. Cuando se habla de reducir el desafío se debe trabajar en el hospedero y el ambiente, este último especialmente dirigido a evitar el ingreso del agente, o evitar o reducir su persistencia en la granja.

CÓMO ESCOGER LA VACUNA

¿Qué hacen las vacunas inactivadas?

Estimulan la producción de anticuerpos circulantes del tipo IgG (respuesta humoral predominante), por lo tanto, solamente son eficaces para las Salmonelas que están circulando, con lo cual se reduce la carga y excreción de la misma, pero en ningún caso se elimina la bacteria de la granja, ya que las Salmonelas que eventualmente están intracelulares no son eliminadas y permanecen en el ave hasta que se den las condiciones para que se permita su multiplicación nuevamente. Las vacunas inactivadas son utilizadas como herramienta para proteger a la progenie de la mortalidad, pero en ningún caso de la infección. Esto quiere decir que se puede tener pollitos que no se mueren, pero que están infectados por Salmonella.

¿Y las vacunas vivas atenuadas inyectables?

A pesar de su utilización extensiva especialmente en los casos de tifoidea aviar (tifosis aviar), la cepa de Salmonella Gallinarum 9R, identificada por Smith en 1956 y seleccionada por su grado de diferenciacióncon las cepas lisas de campo y no por su eficacia. Según los datos proporcionado por la OIE la vacuna más utilizada se ha preparado a partir de la cepa rugosa 9R. Es importante el número de microorganismos viables por dosis; estos microorganismos pueden sobrevivir en las aves vacunadas durante muchos meses y se pueden transmitir a través del huevo (y quizá de ave a ave). La vacunación puede reducir las pérdidas en los grupos de aves, pero no evitará la infección con las cepas de campo.

Además, la vacunación con la cepa 9R a veces puede provocar una alta mortalidad en las aves infectadas y puede estimular la producción de anticuerpos transitorios. Es habitual vacunar a las 8 semanas de vida y de nuevo a las 16 semanas. Otra situación importante es su persistencia en el ave y en el medio ambiente, así como aspectos relacionados a la reversión de virulencia, donde estudios de inocuidad completos se hacen indispensables antes de la aprobación de un producto para su utilización.

Su utilización y eficacia durante un brote es cuestionable y no hay relatos disponibles sobre este tema. Es importante comentar que esta vacuna aplicada vía inyectable no estimula la inmunidad de las mucosas, y la virulencia residual ha sido demostrada en algunas líneas genéticas de aves.

Vacunas vivas atenuada orales

Antes de decidir sobre la vacuna se debe conocer cuál es la importancia de la vía de administración y la respuesta en las mucosas para reducir la colonización, invasión y excreción por Salmonella. Desde que se descubrió que el sistema inmune común de las mucosas, propuesto por Biennestock en 1974 en los humanos, está presente en las aves su función y su importancia han ido aumentando cada vez, siendo considerado como el mayor órgano inmune de las aves y que ha evolucionado paralelamente con el sistema inmune sistémico.

Es decir, es un sistema paralelo que responde independientemente a antígenos que ingresan a través de las mucosas y proporciona una red integrada ligada de órganos de las mucosas que trabajan independientemente de la inmunidad sistémica. El sistema inmune en las mucosas tiene como principal efector a la SIgA (inmunoglubulina A secretora).

¿Cuál es la ventaja de este sistema para vacunas vivas atenuadas aplicadas oralmente? La estimulación del sistema inmune en el intestino resulta en la producción y detección de anticuerpos específicos en todas las mucosas, y al mismo tiempo se activa la inmunidad celular en las mucosas y en el sistémico, esta doble activación solamente ocurre mediante la administración de vacunas vivas atenuadas orales o aplicadas vía mucosas; donde la inhibición de la colonización y la exclusión inmune son importantes.

Otro aspecto relevante es la utilización de vacunas del mismo grupo O9 (antiguo grupo B) en la protección contra la tifoidea aviar. Estudios realizados sobre brote de Salmonella Gallinarum han demostrado que vacunas de Salmonella Enteritidis son capaces no sólo de proteger las aves como de eliminar la bacteria de aves infectadas, con lo cual nuevas estrategias de control de la tifoidea aviar pueden ser implementadas. Claro que, antes se requiere conocer las características y el nivel de desafío de la bacteria en la granja, ya que es indispensable saber que ninguna vacuna por excelente que sea, es capaz de solucionar un problema en granjas con alto desafío.

Antes de definir que vacuna va a utilizar en su granja no olvide

- Los estudios realizados con vacunas alrededor del mundo, pueden tener resultados variables y diferentes para un mismo producto, y por eso los resultados deben ser tomados con la debida precaución. Recuerde que muchas veces los diseños experimentales no son correctos, las instalaciones no tienen las condiciones adecuadas para realizar un desafío, en muchos casos no se determina la DL50 de la cepa de Salmonella utilizada, y por lo tanto los estudios deben tomarse como referenciales bajo las condiciones en las que fueron realizados.

- Cada granja es un mundo diferente, y las estrategias deben estar basadas en la evaluación y determinación de los factores de riesgo y persistencia, la aplicación de las medidas correctivas, y la utilización de un programa de vacunación adecuado a la situación epidemiológica de esa granja en particular.

- No olvide que un diagnóstico apropiado es la clave de cualquier estrategia y programa que desee desarrollar para el control de Salmonella en su granja.

Para ver más artículos sobre la industria ingrese a www.actualidadavipecuaria.com

Comentarios:

Más Artículos


Más sobre: artículo avícola

Más sobre: artículo avícola


NUESTROS CLIENTES