Buscar: Regístrese gratis
Ingresa a tu cuenta
  Email  
  Contraseña  
 
¿Olvidaste tu contraseña?
 
Dra. Liliana Revolledo - DVM, MSc, PhD
09/04/2013 | Comentarios(0).




Salmonelosis en las aves: Parte III - Paratifoidea aviar



ABRIL 09/2013 | Comentarios(0).

La paratifoidea aviar es una enfermedad causada por salmonellas móviles que pueden afectar una gran cantidad de hospederos. La salmonella enterica, incluye más de 2500 serotipos, entre ellos a la Salmonella enterica serovar Enteritidis, Salmonella enterica serovar Typhimurium, Salmonella entérica serovar Heidelberg, Salmonella enterica serovar Hadar y otras. Desde la década del cincuenta, más de setenta serotipos causantes de infecciones del grupo de la paratifoidea aviar han sido relatadas, teniendo como fuente de infección aves o productos avícolas. La paratifoidea aviar ganó en estos últimos años mucha importancia, relacionada a su implicancia en la salud pública y a los brotes humanos como consecuencia de la ingestión de productos de origen animal contaminados.

Epidemiologia

La Salmonella constituye un género bacteriano difundido mundialmente y con importancia predominante en la Salud Pública. Esta bacteria es reconocida mundialmente como la mayor causa de diarrea en humanos, y los productos avícolas han sido identificados como uno de los mayores vehiculadores de la infección por Salmonella spp. En aves, existen básicamente dos tipos de infecciones por Salmonella, sistémica y entérica, esta última constituida por infecciones producidas por la Salmonella Typhimurium, Salmonella Enteritidis, Salmonella Heidelberg y otras. Estas especies son ubicuas y pueden afectar a cualquier especie, inclusive a las aves y al hombre. Las aves pueden ser asintomáticas, por la colonización entérica de estas bacterias. La susceptibilidad disminuye con la edad y las aves adultas pueden convertirse en portadoras. Sin embargo, en aves jóvenes la S. Enteritidis y la S. Typhimurium pueden causar una elevada mortalidad cuando un gran número de bacterias se replican en los órganos.

En toda la cadena de producción avícola las diferentes salmonelas paratíficas pueden ser encontradas, tanto en aves para carne como para huevos. Una serie de estudios epidemiológicos y reportes alrededor del mundo indican que existen numerosas fuentes de contaminación: las mismas aves, el alimento, el medio ambiente, las incubadoras, los galpones, los mataderos, el personal que trabaja en cualquier parte de la cadena productiva, y otras fuentes pueden ser el origen de la contaminación, y de allí la dificultad para prevenir y controlar la enfermedad, que puede transmitirse tanto horizontal como verticalmente. Es usual en las aves jóvenes ser más susceptibles y la vía de infección es la oral. La colonización intestinal y la invasión de los órganos es más frecuente en aves jóvenes que en adultas. Otro aspecto importante en las infecciones, es que aves adultas contaminadas pueden producir huevos contaminados, teniendo una importancia considerable en la salud pública.

Signos clínicos

Las Infecciones producidas por salmonelas paratíficas, están usualmente asociadas con la enfermedad y mortalidad en pollitos, generalmente, en las dos primeras semanas de vida. Los signos durante estas dos primeras semanas pueden ser agravados por la virulencia de la cepa, la interferencia con factores ambientales, el grado de exposición, las infecciones con otras enfermedades como por ejemplo la coccidiosis, o el estrés provocado por algunas prácticas de manejo. La contaminación de los huevos puede llevar a una elevada mortalidad de los embriones durante el periodo de incubación. Los signos de infección severa están asociados con la septicemia aguda, pudiendo observarse somnolencia, plumas erizadas, y presencia de heces en las alas. La diarrea acuosa es otro de los signos más comunes, resultando en deshidratación y heces secas alrededor de la cloaca. Algunas cepas de S. Enteritidis pueden causar anorexia, diarrea y reducir la producción de huevos.

Lesiones

Las lesiones son indicativas del cuadro, pero no caracterizan la enfermedad. Las aves enfermas que fueron expuestas a cepas altamente virulentas generalmente desarrollan un cuadro agudo, sin lesiones, pero con mortalidad alta. En cuadros subagudos pueden encontrarse focos necróticos en la mucosa intestinal e inflamación.

Algunas veces puede observarse tiflitis con contenido caseoso amarillenta, hepatomegalia con focos necróticos y puntos hemorrágicos en el hígado, perihepatitis y pericarditis. En aves adultas la bacteria puede encontrarse en el tracto digestivo sin presencia de lesiones.

Diagnóstico

A pesar de que los signos clínicos pueden sugerir la probabilidad de paratifoidea aviar, el diagnóstico definitivo depende del aislamiento e identificación del agente. Usando métodos de aislamiento convencional, muestras de diferentes orígenes deben ser procesadas: muestras el medio ambiente, hisopos de arrastre tomados del galpón, hisopos cloacales, muestras de cama, muestras de alimento, de agua y otras. Para el aislamiento de muestras provenientes de las aves, debe preferirse hígado, bazo, ciegos, vesícula biliar, ovario, oviducto, saco vitelino, y menos frecuentemente pueden utilizarse muestras adicionales de corazón, sangre, riñón, páncreas, líquido sinovial y ojos. En la incubadora, muestras de huevos, cáscara y meconio pueden ser utilizadas para el aislamiento e identificación.

Diferentes medios de cultivo han sido desarrollados para aislar e identificar salmonelas paratíficas. Medios de preenriquecimiento pueden ser utilizados como agua peptonada tamponada o caldo tripticasa-soya. Medios selectivos como caldo tetrationato o caldo Rappaport-Vassiliadis son recomendables, sin embargo, el primero ha demostrado mejores resultados, con una más alta frecuencia de aislamiento. En relación a los medio de cultivo sólidos, hay muchos disponibles entre los mejores para aislamiento de salmonelas paratíficas están el XLT4, XLD, agar verde brillante, agar bismuto sulfito y agar entérico Hektoen. A pesar que el agar verde brillante ha sido utilizado con eficacia comprobada en el aislamiento de salmonella proveniente de la producción avícola, el XLD y XLT4 han demostrado una alta eficiencia en el aislamiento de salmonelas.

La adición de novobiocina puede ser recomendada para suprimir el crecimiento de algunos organismos competidores. Se recomienda que el crecimiento sea realizado en por lo menos dos medios de cultivo con diferentes indicadores, para diferenciar la Salmonella de otros microrganismos. Las metodologías actuales como la utilización de la ISO 6579:2002 y la ISO 6579:2002/Amd1:2007 son las recomendadas especialmente en los programas nacionales de prevención y control y también en los programas de exportación de productos avícolas.

Una vez aislada la bacteria, se debe confirmar el serogrupo de cada muestras por la prueba de aglutinación en placa utilizando antisuero polivalente para grupos de antígenos somáticos O, y el serotipo puede ser determinado posteriormente utilizando la misma prueba con antisueros monovalente para un grupo específico y utilizando posteriormente antisueros flagelares (H). Existen otras pruebas serológicas disponibles como la prueba de ELISA, sin embargo actualmente la utilización de métodos moleculares como PCR permiten la identificación específica de segmentos de ADN lo que ha permitido abrir una nueva línea de investigación para detectar características específicas de las salmonelas, como propiedades de virulencia, propiedades bioquímicas y otras.

Tratamiento

La medicación preventiva ha sido utilizada por muchos años para reducir la mortalidad en cuadros agudos de la enfermedad. Como es ampliamente sabido, aves tratadas y recuperadas de la enfermedad permanecen portadoras eliminado la bacteria por las heces y volviéndose una fuente permanente de infección. Ha sido relatada la eficacia de clortetraciclina en la ración en una proporción de 400ppm durante 12 días, no obstante el tratamiento más difundido es el uso de la enrofloxacina durante 10 días a razón de 10mg/ Kg/pv.

Es necesario resaltar, que este antibiótico (enrofloxacina) fue prohibido en los Estados Unidos para uso en la producción avícola, en cuanto continúa siendo muy utilizada en América Latina. Este uso, en algunos casos indiscriminado de drogas ha generado la aparición de cepas resistentes a varios grupos de drogas, por este motivo la OMS ha recomendado el control y la restricción del uso de antimicrobianos en la producción animal.

Es importante resaltar que en los casos que sean indispensables la utilización de antimicrobianos como terapia, debe respetarse los periodos de retiro, con el objetivo de no generar residuos en los productos avícolas. Esto es importante, porque un mismo principio activo puede tener diferentes periodos de retiro, dependiendo de los vehículos utilizados en su formulación y de la especie animal donde son administrados. Una actividad paralela al retiro de los antimicrobianos, sean promotores de crecimiento o terapéuticos, es la mejora de las condiciones higiénicas de las granjas, así como el manejo dentro de ellas.

Exclusión competitiva

La exclusión competitiva, concepto descrito por la primera vez por Nurmi y Rantala en 1973, después de un brote de Salmonella infantis en Finlandia; implica la prevención de entrada de un agente dentro de un ambiente pre-colonizado. De esta manera la microflora tipo adulto es administrada en aves de un día, con lo cual los pollitos aceleran el proceso de maduración de la microflora y aumenta su resistencia a la colonización por patógenos intestinales. Los mecanismos del efecto protector no han sido dilucidados completamente, sin embargo, ha sido propuesto que la microflora nativa ejerce una exclusión competitiva, disminuyendo las bacterias contaminantes en el tracto intestinal de las aves, este mecanismo ha sido el más aceptado.

Este método es reconocido como la colonización precoz del intestino, donde los microganismos son excluidos debido a la competencia ejercida por la microflora pre-instalada. El concepto puede ser resumido de la siguiente manera: a) aves de un dia se infectan con una única célula de Salmonella; b) aves adultas son resistentes a La infección por la existencia de la microflora nativa del intestino; c) la introducción de la microflora de un ave adulta en un ave de un día acelera el proceso de maduración de la microflora y aumenta la resistencia de los pollitos a la colonización.

El control de enteropatógenos puede ser: a) químico: cuando existen grupos bacterianos que a través de una red de fimbrias bloquean los locales de adhesión de algunos patógenos entéricos, y otras tienen la capacidad de disminuir el pH por la producción de ácidos grasos volátiles inhibiendo a los patógenos entéricos; b) biológico: debido a los diferentes géneros bacterianos presentes en la EC, que colonizan y se desarrollan, se producen en un ambiente de exclusión casi permanente, que confiere a la mucosa una identidad estructural a la composición bacteriana; c) físico: los productos de exclusión competitiva crean un sistema de integridad espacial, que impide que los patógenos intestinales encuentren un lugar para establecerse; d) bioquímico: muchos microrganismos producen substancias inhibidoras que permiten mantener un grupo de bacterias en un determinado lugar espacial y nutricional, en el ambiente intestinal.

Prevención y control

Dentro de las acciones dirigidas específicamente a las aves, para el control de la salmonelosis en la crianza comercial, están incluidas además de las Buenas Prácticas de Manejo (BPM) y Buenas Prácticas de Higiene (BPH), el uso de algunas substancias de manera preventiva, que mediante diferentes mecanismos impiden la colonización intestinal durante la crianza, tales como productos de exclusión competitiva descritos anteriormente, abióticos, acidificantes, prebióticos, probióticos, enzimas y vacunas. Todo este grupo de medidas y compuestos, se han convertido en herramientas imprescindibles en la crianza comercial de aves y una exigencia para atender las demandas en el comercio local e internacional de productos avícolas

Es necesario que se invierta en el establecimiento de Programas de Salud o Asistencia Veterinaria, y actividades que cubran el monitoreo serológico periódico, control de alimentos e insumos, control microbiológico/físico-químico del agua, manejo de la cama, control de tránsito de vehículos y personas, control de pájaros y otras aves silvestres, el bienestar de las aves y la rastreabilidad, entre otras. No se debe olvidar que como en otras infecciones, la prevención es la herramienta más eficaz para evitar la contaminación e infecciones por Salmonella. Algunos grupos utilizados con mayor o menor eficacia en la prevención y control de Salmonella se listan a continuación:

Abióticos

Substancias purificadas, como los betaglucanos, han sido definidas como abióticas, las cuales adicionados en el alimento pueden regular o influenciar la respuesta inmune innata, contra algunos patógenos como la Salmonella.

El primer reporte de la actividad de estas substancias en aves fue en 1989, y muchos trabajos en diferentes especies confirman su eficacia. Estas substancias son derivadas de la pared celular de algunos cereales (ej. avena), hongos y levaduras, y potencializan la inmunidad en el tracto digestivo. Recientemente, fue demostrada su eficacia en la prevención de colonización de órganos por Salmonella Enteritidis en aves, con lo cual podrán constituirse en una alternativa eficaz al manejo tradicional de enfermedades entéricas.

Acidificantes

Son principios activos biodegradables muy utilizados en la crianza de aves, aunque su eficacia es controvertida. De todas maneras, la acidificación de los alimentos utilizando una mezcla apropiada permite modular de manera positiva la microflora bacteriana del intestino reduciendo las bacterias patógenas. En el mercado existen diferentes mezclas de ácidos orgánicos micro-encapsulados con ácidos grasos vegetales, que se cree facilitan la liberación gradual y controlada en el tracto gastrointestinal de las aves. Algunos estudios han relatado el efecto benéfico colocando estos productos como una alternativa eficaz a los promotores del crecimiento.

Estudios recientes indican que se puede estimular la producción “in situ” de ácidos orgánicos en el ciego de las aves, con el uso de probióticos y prebióticos, con la formulación adecuada de raciones, con esto será posible el control de los patógenos entéricos, especialmente Salmonella, con un mejor costo beneficio.

Se usan ampliamente para prevenir la contaminación por Salmonella en ponedoras y reproductoras. Por otro lado, el uso de los acidificantes puede traer problemas ya que algunos microorganismos podrían desarrollar tolerancia, que parece estar relacionada con un aumento de la virulencia.

La capacidad acidificante de un ácido depende principalmente de su constante de disociación, que debe ser reducida, pero también de otros factores en la ración y en el medio ambiente intestinal. Es importante mencionar que los ácidos utilizados son orgánicos, ya que los inorgánicos no pasan a través de las membranas celulares, lo que restringe su actividad antimicrobiana.

Ellos actúan mediante dos mecanismos: la reducción del pH y la actividad antibacteriana. En algunos ensayos con mezclas de ácidos se ha logrado reducir la proporción de huevos sucios.

Enzimas

Las enzimas utilizadas en la alimentación de monogástricos tienen que resistir y conservar una actividad enzimática, considerable después del proceso de fabricación y digestión. Los factores que pueden influir sobre su estabilidad son, entre otros: el origen o microorganismo de origen, el tipo de actividad, el recubrimiento y las condiciones durante el proceso digestivo y enzimas endógenas. La mayoría de enzimas utilizadas son de origen fúngico, estables a temperatura ambiente pero que se inactivan rápidamente a temperaturas superiores a 60°C, aunque la estabilidad de la enzima es superior cuando se incorpora al alimento que en solución.

La actividad β-glucanasa aparece menos afectada por la temperatura que la actividad xilanásica. El recubrimiento de las enzimas es un método utilizado para evitar los problemas de estabilidad a las altas temperaturas que se alcanzan normalmente durante el proceso de granulación. El uso de altos niveles de cereales puede reducir los parámetros productivos como consecuencia directa o indirecta del aumento de la viscosidad intestinal que modifica la velocidad de tránsito en el intestino. Esto en su conjunto altera la secreción de enzimas digestivas, y modifica la microflora bacteriana.

Como resultado se reducen la energía metabolizable de la dieta y la digestibilidad de los principales nutrientes. La eficacia de las enzimas sigue dependiendo de una serie de factores: a) el suplemento enzimático debe contener el espectro adecuado de enzimas para neutralizar los efectos anti-nutritivos del sustrato específico; b) el suplemento debe contener el nivel de actividad enzimática adecuada; c) diferentes variedades de cereales o cosechas contienen diferentes niveles de polisacáridos no amiláceos. Por esto la respuesta a un tratamiento con enzimas varía dentro de un mismo cereal. Los resultados varían con el nivel de cereal y el tipo de grasa adicionada; d) no deben ser inactivados por el procesamiento de la ración, por el pH intestinal o por las enzimas pancreáticas.

En un futuro se deberá diseñar enzimas para inducir efectos específicos en la microbiota. Los AGV resultantes de la hidrólisis de los arabinoxilanos favorecen el crecimiento de bifidobacterias y otras especies, con lo que se reduce el porcentaje relativo de Campylobacter y Clostridium. Varios ensayos han demostrado que las xilanasas reducen la población intestinal de Clostridium perfringens y de coliformes, enterococos y bacterias en general.

Algunos investigadores encontraron que la adición de xilanasas por sí sola fue tan eficaz como la avilamicina para mejorar los índices productivos y reducir la población de bacterias coliformes; lo mismo al combinar estas enzimas con oligosacáridos o la combinación de ácidos orgánicos con productos de levaduras o con oligosacáridos. También se han encontrado efectos sinérgicos entre xilanasas, ácidos orgánicos, y productos de la pared celular de levaduras.

Prebióticos

El concepto fue introducido hace una década y definido como un ingrediente alimenticio no digestible que tiene efectos benéficos en el hospedero por la estimulación selectiva del crecimiento o de la actividad de una bacteria o un limitado número de ellas. Para que un ingrediente sea considerado como prebiótico tienen que cumplir con los siguientes criterios: a) no debe ser hidrolizado en la primera parte del tracto gastrointestinal; b) ser un substrato selectivo para una o un limitado número de bacterias; y c) como consecuencia de la alteración de la microflora, ser capaz de tornar el medio ambiente más saludable. La importancia de uso de estas substancias radica en su viabilidad, ya que toleran las variaciones del ecosistema gastrointestinal.

Los más estudiados son los fructo-oligosacáridos (FOS), los manano-oligosacáridos (MOS) y los xilo-oligosacáridos (XOS). Los oligosacáridos pueden ser de origen natural, pero en su mayoría se obtienen por síntesis o hidrólisis enzimática. Los FOS se obtienen industrialmente a partir de la sacarosa o por hidrólisis de fructanos de mayor tamaño como la inulina; los XOS, por hidrólisis enzimática de xilanos, y los MOS principalmente a partir de la pared celular de levaduras, aunque también los hay de otros orígenes.

Basicamente, estos productos no digestibles son el sustrato para la microflora beneficiosa en el intestino, bloquean las bacterias patógenas impidiendo su adherencia a la superficie de las CEI, estimulan algunas comunidades de microrganismos beneficiosos y pueden modular la respuesta inmune.

Probióticos

El término probiótico fue introducido por Lilly y Stilwell en 1965. La definición más utilizada es la de Fuller que conceptúa los probióticos como aquellos microrganismos que, adicionados en el alimento, afectan beneficiosamente el equilibrio del ecosistema intestinal, contribuyendo con la protección contra infecciones gastrointestinales y enfermedades inflamatorias del intestino.

Los géneros Enterococcus, Bacteroides, Eubacterium y especialmente Lactobacillus y Bifidobacterium, están presentes en mezclas de cultivos definidos. Entre los mecanismos de acción descritos para estas substancias están:

a) Producción de substancias antimicrobianas (bacteriocinas y ácidos grasos volátiles [AGV] que suprimen las poblaciones o especies patógenas).

b) Estímulo inmune de células residentes, especialmente de células presentadoras de antígenos.

c) Exclusión competitiva, asociada a la competencia por lugares de adhesión en la mucosa.

d) Competencia de nutrientes.

e) Protección de las vellosidades y superficies absorbentes contra toxinas irritantes producidas por microrganismos patógenos, permitiendo la regeneración de la mucosa lesionada.

También pueden ser utilizados para restaurar la microflora intestinal después de la antibioticoterapia. La utilización de probióticos como “promotores de crecimientos” está aumentando, con resultados positivos en la mejora de la ganancia de peso y en la conversión alimenticia.

Han sido utilizados diferentes microrganismos, varias espécies de Lactobacillus, Saccharomyces cerevisiae, Aspergillus oryzae, Enterococcus faecium, Bifidobacterium bifidum y otras. En las ponedoras ha sido demostrado el aumento de la resistencia a enfermedades y el efecto positivo sobre la producción de huevos. Los probióticos presentan efectos beneficiosos.

Entre los más importantes pueden mencionarse:

a) Influencia positiva en la microflora intestinal: favorecen el crecimiento de bacterias de la microbiota normal del intestino, manteniendo el equilibrio del medio; b) Prevención de infecciones intestinales: interfieren con las bacterias patógenas, previniendo la adherencia y colonización del tracto intestinal; c) Estimulan la inmunidad local: estimulan la producción de IgA secretora en el intestino, que previene la colonización de bacterias patógenas; d) Reducción de reacciones inflamatorias; e) Regulación de la motilidad intestinal: por el balance entre solutos y líquidos dentro del intestino, regulan la motilidad intestinal, favoreciendo la absorción de nutrientes.

Simbióticos o eubióticos

Probióticos y prebióticos presentes simultáneamente en un producto es llamado de simbiótico o eubiótico. La palabra recuerda a sinergismo, y debe ser utilizada para productos en los cuales el compuesto prebiótico favorece selectivamente el prebiótico contenido en la fórmula.

Por lo tanto, se favorece la sobrevivencia del prebiótico contenido en la fórmula porque el prebiótico es su substrato específico, por ejemplo un producto conteniendo oligofructosa y una un prebiótico conteniendo bifidobacterias atiende completamente a la definición.

Vacunas

La vacunación es una herramienta eficaz en la prevención de las infecciones por Salmonella, las vacunas disponibles contra la salmonelosis pueden ser divididas en tres grandes grupos: vacunas inactivadas conteniendo bacterias completas, vacunas sub-unidades y vacunas vivas atenuadas, las cuales son utilizadas actualmente en aves. La eficacia de las preparaciones de vacunas es evaluada generalmente por el nivel de colonización intestinal y sistémica así como la morbilidad y mortalidad después de la vacunación.

Sin embargo, el nivel de protección de un biológico depende de otros factores, entre los cuales se pueden mencionar: la cepa de desafío, la vía de administración, la dosis infectante, la edad o línea de aves utilizada, entre otras. En consecuencia, es difícil comparar la eficacia de las vacunas que actualmente están disponibles para la prevención o el control de la salmonelosis en aves.

La vacunación en aves como método de prevención y control de Salmonella, está dirigido básicamente a tres aspectos: a) Prevenir o reducir la colonización intestinal; b) Prevenir la infección sistémica y; c) Reducir la excreción fecal. Previniendo la infección sistémica se reduce la colonización en el tracto reproductivo y por lo tanto se previene la transmisión vertical del microrganismo, y reduciendo la colonización intestinal y excreción fecal se reduce la contaminación de la carcasa, huevo y el medio ambiente (cama), relacionada principalmente a la transmisión horizontal de la bacteria.

La vacunación es considerada como un costo adicional en la industria avícola. La decisión de establecer programas de vacunación debe estar de acuerdo con la gravedad del problema en la región o área, y con los programas establecidos por las industrias o por los servicios oficiales, después de un estudio epidemiológico serio.

En líneas generales, se puede inferir que cuando la prevalencia de los lotes es alta, la vacunación puede ser una herramienta muy útil para reducir la prevalencia y excreción de salmonellas, aplicada junto con las otras acciones dirigidas al control de la salmonelosis en la granja. Cuando la prevalencia es baja la vacunación puede ser utilizada como una medida preventiva para mantener la baja prevalencia o disminuirla aún más.

Bibliografía consultada

Para mayor información comunicarse con la autora al mail: lrevoll@usp.br



Bookmark and Share IMPRIMIR

Comentarios
Agregar nuevo comentario



Más artículos

Compartir | Investigación aplicada: Una necesidad de la industria
La gestión de los proyectos se vuelve el punto crítico y quizá también el principal factor limitante, cuando se realizan varias pruebas en simultáneo o cuando para una misma prueba se requiere trabajar con varias partes involucradas.
Ing. M.Sc. Diego Martínez


Compartir | Salud Intestinal: Los ácidos orgánicos y los aceites esenciales
Si los proveedores no mantienen las condiciones estables del producto, la variabilidad en la concentración nutricional y en las propiedades físicas serán muy difíciles de controlar y la calidad del alimento se perjudicará.
Dr. Freddy Farfán


Compartir | Importancia de las premezclas de vitaminas y minerales en la alimentación animal
El excipiente ideal debe ser un carrier orgánico e inerte, no atractivo para hongos o insectos, debe estar previamente desinfectado; un carrier ideal puede ser la cascarilla de arroz, tiene un pH óptimo, es fibroso y su estructura presenta estomas.
Ing. Fernando Maguiño Raffo


Compartir | La coccidiosis subclínica tardía impacta el desempeño de los pollos significativamente
El monitoreo de la coccidiosis y el ajuste en los programas preventivos para evitar una leve coccidiosis subclínica tardía es esencial para maximizar la productividad de pollos de carne.
MVZ. Luis Etcharren


Compartir | Vigilancia de las enfermedades de aves: modelo enfermedad de Newcastle
La recopilación y gestión de los datos puede basarse en registros impresos o informatizados. Son esenciales la coherencia y calidad de la recopilación de datos y la notificación de los episodios de forma que se facilite su análisis
Dr. Raúl Zegarra Valencia


NUESTROS CLIENTES

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

REVISTA DIGITAL

PUBLICIDAD

NUESTROS CLIENTES

PORTADA | ARTíCULOS | NOTICIAS | VIDEOS | EVENTOS | REGÍSTRESE GRATIS | RECUPERAR CONTRASEñA | NOSOTROS | TAG | AUTOR

Corinser | CKM | DSM Nutritional Products | MSD | Promune | Big Dutchman | Premex
Valid XHTML 1.0 Transitional
Camino del Inca 485 - San Miguel | Lima - Perú
Teléfono: 511-263 8367 / Nextel: 147*7249 - 404*2337
e-mail: revista@comunicacionespecuarias.com