Actualidad Avipecuaria
Wednesday, 22 November del 2017

M.V. Júlia Pié Orpí

Responsable técnica de Biovet S.A en Latinoamérica.



Uso de pronutrientes inmunoestimulantes en avicultura

El uso de pronutrientes, asegura una protección primaria eficiente por parte del sistema inmune de las aves y mejora la capacidad de respuesta a los procesos de vacunación, ello permite obtener mayor protección usando cepas menos virulentes.

Uso de pronutrientes inmunoestimulantes en avicultura
Agosto 24/2017
0

¿Qué son los pronutrientes?

Los pronutrientes son moléculas activas y complejas de origen natural presentes en ciertas plantas, cuyo efecto radica en estimular la fisiología de la célula a través de un incremento en la actividad de los ribosomas y síntesis de proteínas. Esta acción potencia y mejora la actividad de los tejidos, mejorando significativamente la fisiología propia de los órganos. 

Existen distintas clases de pronutrientes según el efecto zootécnico que produzcan. En este artículo se tratarán los que tienen efecto inmunoestimulante, es decir, los que promueven la actividad del sistema inmune general de los animales.

La inmunidad en avicultura industrial

Actualmente, las estirpes y razas animales utilizadas en producción avícola industrial son el resultado de décadas de selección genética a favor de los parámetros productivos, tales como la ganancia de peso o la cantidad de huevos producidos por ave alojada. Gracias a ello, se han conseguido líneas animales con unos resultados zootécnicos que distan mucho de lo que se podía obtener de sus antepasados salvajes. A pesar de ello, este proceso de selección ha tenido efectos negativos sobre otras características fenotípicas y genotípicas en las líneas de alta productividad. De hecho, esto puede compararse con una silla de tres patas, donde el crecimiento, la reproducción y la inmunidad están representados. Cuando se selecciona una estirpe a favor de una de estas tres “patas”, comenzarán a existir problemas de distinta índole (“cojeará”) en las otras dos. Por ejemplo, un pollo de engorde (broiler) proviene de líneas seleccionadas específicamente para transformar el alimento en carne de forma muy rápida, ello ha causado que tenga una capacidad reproductiva menor y que su sistema inmune se vea afectado, haciendo que sea más susceptible que sus antepasados salvajes a sufrir infecciones y enfermedad.  Por esta razón, los procesos infecciosos causan un gran impacto sobre los parámetros productivos en la industria avícola. 

Además, existen patologías inmunosupresoras que causan grandes pérdidas económicas y que, a pesar de las acciones de prevención a través de los planes de vacunación, siguen afectando los núcleos de producción a nivel mundial. A esto se le añade que, cuando existe inmunosupresión, la capacidad de resistir frente a infecciones disminuye, lo que conlleva consecuencias para la salud y los parámetros productivos de los animales debidos a infecciones secundarias causadas por patógenos oportunistas e infecciones recurrentes.

Infecciones causadas por virus 

Las enfermedades infecciosas, especialmente aquéllas causadas por virus como la bronquitis infecciosa, enfermedad de Marek y Gumboro, debilitan el sistema inmune. Después de una infección viral, el animal es más propenso a sufrir infecciones secundarias, tales como las causadas por E. coli y Mycoplasma, entre otras. Por ejemplo, es más probable que los animales sufran colibacilosis, una infección causada por E. coli presente en el agua, alimento y medio ambiente, después de sufrir patologías virales tales como bronquitis infecciosa. 

Pronutrientes inmunoestimulantes

Es importante asegurar un correcto funcionamiento del sistema inmunitario en las explotaciones avícolas. Una manera práctica de hacerlo es añadir a las dietas pronutrientes inmunoestimulantes. Se trata de moléculas activas de origen botánico que tienen la capacidad de estimular la actividad del sistema inmunitario (específico e inespecífico) tanto celular como humoral de los animales. Mediante el uso de pronutrientes, se asegura una protección primaria eficiente por parte del sistema inmune de las aves y, a su vez, se mejora significativamente la capacidad de respuesta a los procesos de vacunación, lo que permite obtener una mayor protección usando cepas menos virulentas.

Su mecanismo de acción se basa en estimular la expresión genética, y la síntesis de proteínas específicas de las células del sistema inmune, incrementando su actividad de forma significativa. Son capaces de mejorar la respuesta inmune ante los procesos de vacunación, también incrementan la capacidad de respuesta inmunitaria de animales en distintas etapas de crecimiento, y complementan las terapias antimicrobianas, lo que se refleja en una mejora sustancial en los parámetros productivos, en especial de la mortalidad.

Ensayo experimental 1: Efecto de pronutrientes inmunoestimulantes en broilers

Objetivo del ensayo

Evaluar el efecto de pronutrientes inmunoestimulantes en broilers mediante el análisis de los títulos de anticuerpos tras la vacunación y el análisis de los parámetros productivos.

Diseño experimental

El ensayo se realizó en una granja comercial donde se utilizaron dos lotes de aves, con 12,000 animales por lote. Se administró un producto a base de pronutrientes inmunoestimulantes al lote 1 a 0.25 ml/litro de agua de bebida durante 12 horas del día 9 al 12 y del 20 al 23. El lote 2 sirvió de lote control, en el que no se administró ningún inmunoestimulante. Se analizaron los parámetros productivos (peso, índice de conversión, índice de supervivencia e índice de eficiencia) al final del ensayo y se tomaron muestras de sangre para el análisis del título de anticuerpos frente a influenza y Newcastle a los 25 y 35 días de edad.

En los resultados obtenidos se observó una mejora en los parámetros productivos en el lote con pronutrientes: peso (+4.42%), índice de conversión (-1.25%), índice de supervivencia (+1.2%) e índice de eficiencia (+16.3 puntos). Además, se observó una disminución del consumo de alimento y un aumento de la mortalidad en el grupo control a partir de los 35 días.

Respecto al  título de anticuerpos, se observó un mayor título promedio frente a influenza y a enfermedad de Newcastle en los lotes con pronutrientes, tanto a los 25 como a los 35 días de edad, lo que demuestra que el producto mejora la respuesta inmune a la vacunación, incrementando la protección de los animales.

Conclusiones del ensayo 1

Con pronutrientes inmunoestimulantes, los broilers obtuvieron una mejora de los parámetros productivos (peso, índice de conversión, índice de supervivencia e índice de eficiencia), y un mayor título promedio de anticuerpos frente a influenza y la enfermedad de Newcastle, lo que demuestra que el producto mejora la efectividad de la vacunación, por tanto una mayor protección de los animales a sufrir enfermedades, lo que conlleva una mejora de los parámetros productivos.

Ensayo experimental 2: Efecto de pronutrientes inmunoestimulantes en broilers infectados artificialmente con Escherichia coli

Objetivo del ensayo

Evaluar el efecto de pronutrientes inmunoestimulantes en broilers infectados artificialmente con E. coli mediante el análisis de los parámetros productivos y como sustituto de la terapia antimicrobiana durante el periodo de retirada (etapa final del periodo productivo).

Diseño experimental

El ensayo se realizó en la Universidad Rovira y Virgili (Tarragona, España) con aves sanas (broilers) de 35 a 49 días de edad. Todos los animales fueron vacunados frente la enfermedad de Gumboro y Newcastle. El ensayo consistió en 4 lotes,  el primero con animales sanos no infectados (lote control). Al resto de lotes se les administró 5000 UFC de E. coli/animal a los 35 días de edad. Se administraron los tratamientos correspondientes a los lotes 3 y 4 desde los 35 a los 49 días de edad (ver tabla).

Se observó que con la administración de pronutrientes inmunoestimulantes y antibióticos se consiguió normalizar la ganancia de peso y el índice de conversión. Además, con las moléculas naturales se obtuvo una menor mortalidad en comparación con los otros lotes y un mayor índice de eficiencia).

Conclusiones del ensayo 2

En este ensayo se demostró la capacidad de los pronutrientes inmunoestimulantes para reemplazar la terapia antimicrobiana durante el periodo de retirada en infecciones causadas por E. coli, ya que obtuvo resultados productivos equivalentes al tratamiento antibiótico, con el valor añadido de ser un producto natural, que no crea resistencias y no deja residuos en los animales o en sus productos. 

Conclusiones generales

Un correcto funcionamiento del sistema inmune es un factor determinante para obtener buenos resultados productivos, en especial para reducir la mortalidad en las explotaciones.

Se ha demostrado, mediante pruebas de laboratorio y de campo, que el uso de pronutrientes con capacidad inmunoestimulante favorece la actividad del sistema inmune, tanto inespecífico como específico, lo que permite incrementar la resistencia de los animales a infecciones y mejorar la respuesta a la vacunación. 

Además, el uso de pronutrientes inmunoestimulantes permite mejorar la protección de los animales en las etapas finales del proceso de producción, cuando no está permitido el uso de antibióticos.

Comentarios:

Más Artículos


Más sobre: artículo avícola

Más sobre: artículo avícola

Más sobre: artículo avícola

NUESTROS CLIENTES