viernes, 16 noviembre del 2018

Ing. Cristian Uculmana Morales

Jefe Técnico de Nutrición de Gammavet.

cristian@gammavet.com



Importancia de las uniones estrechas en la integridad intestinal

Para poder atender esta alta demanda de energía, el intestino debe mantenerse lo más integro posible, es aquí donde los términos de salud e integridad intestinal toman relevancia y hacen referencia a que el tracto gastrointestinal tenga la capacidad de realizar sus funciones con normalidad.

Importancia de las uniones estrechas en la integridad intestinal
Octubre 24/2018
Lima - Perú
0

Algunos de los factores más importantes en la producción avícola son: calidad de agua, manejo productivo, logística, alimentación y nutrición. La viabilidad económica de la producción avícola depende de la obtención de ingredientes de alta calidad, así como del pleno conocimiento de su composición nutricional, lo que permitirá formulaciones más precisas. Parte fundamental de cualquier programa nutricional es el cuidado de la salud intestinal.

A pesar de que el intestino representa del 5-8% del peso de los pollos de engorde, este tejido utiliza más del 20% del total de la energía consumida debido a la alta tasa de recambio celular y a la intensa actividad metabólica. Para poder atender esta alta demanda de energía, el intestino debe mantenerse lo más integro posible, es aquí donde los términos de salud e integridad intestinal toman relevancia y hacen referencia a que el tracto gastrointestinal tenga la capacidad de realizar sus funciones con normalidad, se mantenga con una adecuada estructura histológica y que exista un equilibrio entre los microorganismos que viven en el intestino; sin embargo, recientemente se viene hablando de un concepto novedoso que tiene aún más importancia en la parte productiva: “agilidad intestinal”.

Agilidad intestinal es la capacidad del animal para adaptarse a los estresores de una manera más rápida y energéticamente más eficiente de lo que normalmente lo haría. Este nuevo escenario asume factores nutricionales de estrés y también las consecuencias negativas de perjudicar el entorno gastrointestinal. En situaciones comerciales tenemos que convivir con estresores como: micotoxinas, bacterias, virus, parásitos, estrés oxidativo, peróxidos, soya mal procesada, estrés por calor, etc. Estos estresores van a deteriorar el tracto gastrointestinal generando los siguientes efectos perjudiciales:

1. Estrés oxidativo. Normalmente las células producen radicales libres como parte del mecanismo para obtener energía. En humanos los radicales libres están asociados con el envejecimiento y con la probabilidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer. En animales de producción, los radicales libres interfieren con los procesos metabólicos de los carbohidratos, proteínas y lípidos e incluso ocasionan daño a nivel de ADN. Como la información genética está comprometida, la síntesis de proteínas se ve afectada directamente y por tanto existe una baja productividad.

2. Inflamación. La inflamación es una respuesta inmune esencial que busca controlar alguna infección causada por microorganismos, reparar el tejido afectado y volver a un estado de homeostasis. Sin embargo, la inflamación tiene consecuencias indeseables: provoca daño tisular (en un intento por aislar y destruir al patógeno), desvía la ruta metabólica de los aminoácidos (AA) hacia el soporte de la respuesta inmune en vez de hacia la síntesis de proteína muscular, aumenta el catabolismo muscular y disminuye el apetito (señales a través del sistema nervioso central). El recuperar este tejido es lo que representa grandes pérdidas de energía y por tanto pérdidas en la productividad.

3. Alteración de la microbiota. Se conoce que la microbiota tiene una capacidad metabólica comparable con la del hígado. Desde hace mucho tiempo se ha vinculado la población microbiana con la salud intestinal y con el rendimiento productivo. Estas funciones fisiológicas indudablemente promueven la salud intestinal del huésped; sin embargo, todos estos procesos consumen energía por lo que se puede esperar que haya una competencia incluso con el mismo huésped, razón por la cual debe haber un manejo nutricional muy cuidadoso e incluso se está avanzando en contemplar los requerimientos de energía y de aminoácidos de una microbiota ideal. Recientemente, con los avances y tecnologías en biología molecular se sabe que aves alimentadas con antibióticos promotores del crecimiento desarrollan una microflora diferente (en cuanto a estructura y diversidad), y precisamente es esta microflora la que direcciona más efectivamente los nutrientes hacia el anabolismo (especies microbianas capaces de extraer más calorías de los insumos vegetales).

4. También existe: cambio en el balance electrolítico, sistema inmune comprometido, la actividad enzimática disminuye porque existe un cambio en el pH y las reacciones enzimáticas son más lentas, disminución de la capacidad de absorción por la pérdida en la funcionalidad del TGI.

En las últimas ediciones del Poultry Science se deja aún más clara la relación y el impacto que tienen las dietas de precisión en el cuidado de la salud gastrointestinal. Otro tema que está siendo muy estudiado en los últimos años son las uniones estrechas, y sobre todo la relación de estas uniones con la rentabilidad neta. Por definición, las uniones estrechas son un grupo de proteínas (las principales son la ocludina y la claudina) que van a dar anclaje a los enterocitos y es por donde se realiza la absorción paracelular (las sustancias no entran directamente por el enterocito sino a través de estas uniones). Algunos estresores causan un deterioro muy marcado en estas proteínas, el resultado final es: pérdida de la integridad intestinal y por tanto pérdida en la producción; además, puede haber una contaminación por bacterias presentes a nivel de lumen. Existen algunos aditivos nutricionales que tienen un efecto a nivel de nutrigenómica para la síntesis de estas proteínas. La nutrigenómica, en términos generales, es la capacidad que tienen ciertos nutrientes para modificar la síntesis de determinadas proteínas y así influir directamente en el metabolismo. Los estudios en nutrigenómica se iniciaron en nutrición humana, y ahora se están aplicando los conceptos básicos de esta materia para la creación de productos altamente diferenciados en avicultura. En laboratorios y con microorganismos, fácilmente se puede medir la expresión de estas proteínas, pero en condiciones de campo la labor no es tan sencilla; sin embargo, una de las variables más usadas para evaluar algún efecto cuantitativo es la conductividad eléctrica del epitelio intestinal luego de someter al tejido a una descarga eléctrica controlada. Una mayor resistencia a la electricidad es señal de que los enterocitos tienen una mejor adherencia y por tanto una mejor integridad intestinal.

Recomendaciones finales

• Se conoce que a través de la nutrición y de determinado balance energético podemos generar estados metabólicos. Desde el punto de vista productivo, estos cambios están relacionados directamente con la eficiencia productiva, con la calidad del producto final (carne o huevos) y cobra una tremenda importancia a nivel económico.

• Debemos entender las causas y consecuencias del deterioro del sistema digestivo para poder tomar mejores decisiones a todo nivel: logístico (proveedores, tiempo adecuado de saca), operativo (producción, limpieza y desinfección, rotaciones) y nutricional (aditivos, formulación de precisión).

• Necesitamos ajustar la respuesta del animal a factores de estrés para maximizar la energía proveniente del alimento. El concepto de agilidad intestinal está relacionado con reaccionar de una manera eficiente frente a los desafíos que se encuentran en campo: presencia de micotoxinas en el maíz y la soya, factores antinutricionales, baja digestibilidad de los insumos, calidad de agua y proveedores poco confiables, programa de limpieza y desinfección que muchas veces no es supervisado, poco descanso total y efectivo entre campañas, desconocimiento de la procedencia de los pollitos BB, estrés por mal manejo operativo, estrés por calor, alta densidad de crianza, problemas entéricos y demora en la saca.

• Es inevitable que en los próximos años los países de Latinoamérica tengan que suspender definitivamente el uso de antibióticos promotores de crecimiento, sobre todo por las barreras de comercio internacional y los estándares cada vez más altos de exportación de productos alimentarios. Es por esta razón que se vienen investigando los fitobióticos, que están teniendo excelentes resultados productivos.

• Existen fitobióticos que tienen la capacidad de favorecer la síntesis de proteínas de unión estrecha. Las proteínas de unión estrecha son muy importantes para tener una adecuada integridad intestinal. La integridad intestinal está relacionada con una mayor productividad y rentabilidad.

Comentarios:

Más Artículos