domingo, 16 diciembre del 2018

Dr. Carolina Díaz

Especialista Avícola de Chick Master



La digestión del pollito requiere desarrollo, importancia de la absorción del saco vitelino

Debe darse un tiempo posteclosión para absorber adecuadamente el saco vitelino, recurso importante en el proceso. Es por esta razón que se debe esperar un tiempo para poder alimentar a los pollitos.

La digestión del pollito requiere desarrollo, importancia de la absorción del saco vitelino
Septiembre 28/2018
Lima - Perú
1
Más sobre: Huevo pollito yema

La buena calidad de un pollito depende de su nacimiento. Esto permite: primero, explotar su potencial genético al máximo en campo y segundo, obtener una buena productividad. Todos los nutrientes necesarios para el desarrollo del embrión se encuentran en el huevo, a excepción del oxígeno. Es por lo anterior que es sumamente importante garantizar una buena incubación que garantice una homogeneidad en el ambiente.

La yema corresponde al 30% del peso total del huevo y está compuesta aproximadamente 50% por agua, 15% proteína, 33% grasa y menos de 1% de carbohidratos. La albumina (60% del peso del huevo) tiene 88% agua y 11% de proteínas, adicionalmente tiene minerales trazas, vitaminas y glucosa. Sin embargo, la composición puede variar dependiendo del peso del huevo, línea genética y edad de la reproductora. Los embriones utilizan los materiales del huevo para su desarrollo desde el inicio hasta el final. La yema es el recurso principal de energía para el crecimiento de tejidos embrionarios. Sus nutrientes se transportan por medio de la membrana del saco vitelino y el sistema vascular que lo rodea. Este proceso se acelera aproximadamente después del día 12 de incubación, es en este momento cuando hay una transferencia rápida de lípidos desde la yema hasta el embrión. El ingreso del saco vitelino se da al final del día 20. En el momento del nacimiento, aproximadamente el 30% de los nutrientes originales en la yema se encuentran presentes en el saco vitelino, y la función de estos nutrientes es brindar energía al embrión durante los primeros días de vida. En el momento del nacimiento el saco vitelino puede constituir aproximadamente el 15% del peso corporal. La absorción del saco vitelino es una herramienta que permite llegar al fin exitoso que es el nacimiento de un buen pollito.

Los embriones usan las grasas de la yema para iniciar el crecimiento corporal y desarrollar el intestino y el resto de órganos. Respecto a la formación del sistema inmune, la siembra de los linfocitos en la bursa ocurre entre los días 10 y 15 y tanto el desarrollo del anterior como el del timo se pueden ver afectados por temperaturas elevadas. Mientras que los órganos inmunes secundarios, como el bazo, las tonsilas cecales, el divertículo de Merckel, la glándula de Harder y los tejidos difusos de linfocitos en el intestino y el sistema respiratorio inmaduros al momento de nacer. Esta es una de las razones por las cuales un buen mantenimiento, un manejo adecuado y un buen diseño de incubadora con ventilación uniforme garantizan que tenga temperaturas adecuadas en su totalidad para facilitar el desarrollo de los embriones y así producir pollitos fuertes de primera calidad.

La absorción del saco vitelino se puede ver influenciado por el ambiente en el cual se incuban los huevos, entendiendo ambiente como las características de la cáscara del huevo y el ambiente donde se lleva a cabo la incubación. La cantidad, el número y el tamaño de los poros influencia en la conductividad de la cáscara y esta a su vez en la absorción del saco vitelino. Temperaturas altas en incubación o ausencia de oxígeno son un obstáculo al momento de transformar la energía de la yema en energía utilizable para el embrión. Nosotros no podemos controlar algunos aspectos de la cáscara, ya que cada gallina pone huevos de características únicas e irrepetibles. Sin embargo, si es posible garantizar que el proceso de desarrollo embrionario se de en un ambiente uniforme y con una excelente ventilación que garantice mantener la temperatura embrionaria adecuada y homogénea. La meta es tener una incubación uniforme que produzca una campana de eclosiona corta. Estos pollitos necesitan terminar su proceso de formación con un sistema digestivo adecuado para poder empezar a comer en la granja.

Los pollitos al nacer no están listos para comer tan pronto salen del cascarón y utilizar los nutrientes de su yema en estos días se convierte en una prioridad. El consumo de alimento se debe dar cuando el sistema digestivo esté listo unos días después de nacer. Un lote homogéneo garantiza que no haya pollitos prematuros que gasten su nutrición natural esperando el nacimiento de sus compañeros.

Hoy en día hay mucha discusión sobre el valor de ofrecer alimento a los pollitos en el momento de nacer. En este artículo se puede concluir que debe darse un tiempo posteclosión para absorber adecuadamente el saco vitelino, recurso importante en el proceso. Es por esta razón que se debe esperar un tiempo para poder alimentar a los pollitos. De esta manera, se podrá garantizar que el pollito absorba los nutrientes necesarios que ha depositado la madre en la yema y así, un mejor rendimiento en granja y expresar su potencial genético, mejorando la productividad.

Más sobre: Huevo pollito yema


Comentarios:
Sergio Enrique Sosa Santana - Octubre 03/2018

Tengo entendido todo lo contrario en pollitos BB de engorde, de ser así cual es el tiempo estipulado que deben estar los pollitos sin alimento para la absorción de sacó vitelinos??

Más Artículos



=======