Actualidad Avipecuaria Calidad digestiva 360 grados
jueves, 16 agosto del 2018

Dr. Iesser Duarte Salah

Asesor técnico de ilender.



Calidad digestiva 360 grados

La calidad digestiva empieza con la garantía de los insumos y esta se logra a través de un buen planeamiento. Primero se elige un pequeño comité con la participación de los responsables de compras, nutrición, sanidad y producción, haciendo una carta con especificaciones técnicas para cada insumo.

Calidad digestiva 360 grados
Junio 12/2018
Lima - Perú
0

Los problemas de calidad digestiva son multifactoriales y para su control es necesaria la gestión eficaz de la empresa en varios puntos del proceso productivo. La fortaleza del programa de calidad digestiva es medida por el punto más débil, quiere decir que un solo problema es suficiente para no lograr el éxito. El objetivo del trabajo es discutir la calidad digestiva, con algunas experiencias mundiales, revisar varios temas en un concepto 360 grados.

La calidad digestiva empieza con la garantía de los insumos y esta se logra a través de un buen planeamiento. Primero se elige un pequeño comité con la participación de los responsables de compras, nutrición, sanidad y producción, haciendo una carta con especificaciones técnicas para cada insumo, que debe estar adjunta al contrato de compra y firmada tanto por los responsables de la empresa como por los proveedores.

Segundo, se realiza un Plan de Toma de Muestras y Análisis de los Insumos. En caso faltase un solo análisis importante o por el contrario, la toma de muestra/análisis sea realizada en forma incorrecta, ya se expone a la empresa al riesgo. Las materias primas que no cumplen con las especificaciones deben ser rechazadas en la entrada de la planta o en casos no tan graves, se notificará al nutricionista/jefe de planta para la toma de las acciones necesarias.

Contrapruebas y auditoría a proveedores

Las contrapruebas se mantienen hasta que el producto final sea consumido, generalmente 1 año en caso de la carne de aves congeladas. La auditoría es presencial siguiendo modelos de checklist. Algunos análisis toman más tiempo, como por ejemplo el de Salmonella, y en este caso se puede usar el histórico para la toma de decisiones. Otros análisis son determinantes, como por ejemplo para factores antinutricionales, el análisis de contaminación de poroto de soya crudo en el maíz (<2 granos/kg), el análisis de antitripsina en soya integral (<2mg/kg), el análisis de aminas biogénicas y peróxidos. Se debe estar atento a los cambios de metodología o procedimiento que pudiesen darse tanto para la toma de muestra como para la realización del propio análisis, como la metodología de toma de muestras que cambió para el caso de los análisis de micotoxinas en el cual no se acepta el grano entero, por el contrario esta muestra de maíz debe ser molida y tomada en algún punto de la planta. Los errores de falsos negativos son muy comunes en planta y estos deben ser solucionados para la correcta contramedida en la prevención y solución de los problemas.

También es importante tener en cuenta el uso de una granulometría gruesa en la planta de alimentos, la cual estimula la actividad de la molleja, incrementa el tiempo de retención en esta, estimula el reflujo de las enzimas del duodeno y mejora la mezcla enzimasubstrato, baja el pH y produce otros efectos secundarios como mejor digestibilidad, reducción de bacterias, incremento del tamaño de la molleja y del alto de las vellosidades. Todos estos efectos están bien documentados y son claves para el éxito de un programa de calidad digestiva. El tamaño de la partícula debe ser medido con las zarandas y el aparato correcto en planta, de tal manera que se determina el Diámetro Geométrico Medio (DGM) y la Variabilidad en el tamaño medio de las partículas (DPG). En empresas que utilizan pelet se busca un DGM cerca de 1,0 mm y un DPG <2,3%. En el alimento en harina, el DGM depende de la edad. Cabe mencionar que siempre el molino con rodillos tendrá un mejor DPG que un molino con martillos.

Dosificación y mezcla

En este punto se perciben muchos errores en planta y para una excelencia se examinan los errores de dosificación batida a batida por insumo, con niveles máximos aceptables que varían de 1-2%, dependiendo del insumo. En mezcladora se buscan buenos coeficientes de variación (<10% es aceptable y <5% es excelente), así como una mezcla ideal de líquidos, residuo de fondo de la mezcladora, análisis del residuo posterior al alimento medicado, jerarquía de adicción de insumos, tiempo de mezcla seca, energía electrostática de la mezcladora (<3 OHMS).

El objetivo es conseguir una uniformidad entre los nutrientes y los aditivos en el alimento final. Los problemas de mezclado y dosificación son superiores a 60% de nuestras auditorías realizadas en distintas plantas de Latinoamérica. Para un HACCP en planta de alimento con peletizado, se trabajan 3 Puntos Críticos de Control (PCC), el restante solo como Puntos de Control. El primer PCC es garantizar la materia prima que ingresa; el segundo, el peletizado con humedad, temperatura y tiempos ideales para matar 99,99% de las bacterias y el tercero, el control del enfriador y del área limpia, evitando la recontaminación. Se utiliza un sistema de auditoría en planta con más de 170 puntos para garantizar la calidad del alimento ya que es imposible una buena calidad digestiva con un alimento de mala calidad.

Nutrición

Una dieta bien balanceada en energía, calcio/ fósforo, balance electrolítico y en proteína, con insumos que garanticen una excelente digestibilidad son importantes para la calidad digestiva porque dietas mal balanceadas pueden producir un exceso de nutrientes no absorbidos a nivel del tracto digestivo posterior, funcionando como substrato para las bacterias patógenas.

En este sentido, las enzimas ayudan a mejorar la digestibilidad, disminuyendo la viscosidad y el desafío a nivel de íleocecal. Hay enzimas como la xilanasa y la mananasa que han comprobado mejorar la calidad digestiva. La mananasa tiene la ventaja adicional de reducir la inflamación intestinal.

Manejo

Dentro de los temas de manejo que más afectan la calidad digestiva se pueden citar la cama y la calidad del agua.

• Cama: en Brasil se reusa la cama por varios lotes. Al principio se utilizaba por un año y actualmente algunas empresas prohíben el retiro total de la cama antes de los 3 años de uso. La razón es simple, cuantos más lotes sean criados en la misma cama, habrá menor cantidad de bacterias, especialmente enterobacterias, como la Salmonella. En un estudio realizado por Roll et al (2011) donde se trabajó con 932 lotes y 8.877 muestras de cama durante 14 lotes consecutivos tratados con cal viva, entre los años 2008 y 2010 se demostró que los niveles de Salmonella disminuyeron del 11% a un <1%.

• Agua: se debe tener especial cuidado con el agua, garantizando los niveles fisicoquímicos y microbiológicos ideales. Niveles de hierro por ejemplo, arriba del 0,3 mg/litro producen el crecimiento de E. coli, Salmonella, Pseudomonas y Clostridium spp. Niveles altos de sulfatos, magnesio, cloruro o sodio pueden tener efectos laxativos. Niveles de nitratos superiores a 15 mg/litro pueden afectar el peso y la conversión y ser indicadores de contaminación fecal. La sugerencia es trabajar con agua potable desde el punto de vista de la calidad fisicoquímicamicrobiológica y con tratamientos con cloro, siempre buscando un mínimo de 3-5 ppm de cloro activo (ácido hipocloroso- HOCl) en el último bebedero. Para esto se utiliza cloro en forma de di-cloro, hipoclorito de calcio o hipoclorito de sodio asociados a un ácido en agua para garantizar el pH entre 5,0-6,0 en donde obtenemos entre 96-100% del HOCl. Con pH un poco más altos, el porcentaje del cloro activo baja mucho llegando a 48% y 21 %, con pH 7,5 y 8,0 respectivamente. Otra forma de evaluar el cloro activo es por Potencial de Óxido-reducción (ORP). Este mide el potencial oxidante del cloro residual en mili voltios. Un valor de >700 mV indica una buena cantidad de desinfectante residual efectivo y un agua de buena calidad desde el punto de vista microbiológico. También se puede emplear el peróxido de hidrógeno estabilizado.

Antimicrobianos

La resistencia y la preocupación del uso de antibióticos sin criterio en medicina veterinaria han incrementado el número de controles y leyes en el mundo. En Europa, por ejemplo, se ha prohibido el uso de antibióticos para uso como promotores de crecimiento desde enero del 2006. Algunas drogas sólo están aprobadas para uso como preventivo y tratamiento con prescripción veterinaria. En Estados Unidos, en el año 2005, se retiró el permiso del uso de la enrofloxacina en aves por el riesgo en la salud pública debido al crecimiento de la resistencia en Campylobacter spp. Posteriormente, en EUA se estableció un plan para el retiro de antibióticos, incluso los antibióticos poliésteres ionóforos. Según los datos del Agristats en EUA, obtenidos desde enero del 2015 hasta enero del 2016, la mortalidad de pollos incrementó de 4,28% a 6,45% comparando lotes que utilizaron ionóforos/químicos contra lotes vacunados contra coccidiosis.

También se encontró un fuerte incremento en los casos de clostridiosis, incluso llegando a ser la segunda causa de decomisos en este país, lo cual demostró el riesgo del reemplazo de estas drogas por las vacunas contra coccidiosis en la avicultura. Según Ulrich Löhren, Antonia Ricci y Timothy S. Cummings (Guide of antimicrobial use in animals, 2008): “el principal objetivo y propósito de los ionóforos es el control de la coccidiosis, pero también tiene limitada actividad antibacteriana, especialmente contra Clostridium spp. Su significancia ha aumentado en Europa desde que los promotores de crecimiento fueron eliminados. Los ionóforos no son percibidos como antibióticos por la mayoría de las autoridades de salud pública porque estos agentes no son usados en la medicina humana”.

También concluyen que: “existen evidencias circunstanciales que las enteritis no específicas ocurren con mayor frecuencia en parvadas en las cuales se utilizó vacunas vivas contra coccidia, comparada con lotes criados con el uso de los anticoccidiales ionóforos". Esto nos permite expresar que los pasos futuros en los cambios y legislación en el uso de los ionóforos deben ser considerados de manera cuidadosa, porque su retirada puede tener impactos significativos para la industria en el mundo.

Según la OMS, el uso de antimicrobianos debería obedecer a la importancia crítica de estos en la medicina humana, conforme los criterios de la clasificación descrita líneas abajo:

• Criterio 1: terapia única o una de las pocas alternativas contra enfermedades graves humanas.

• Criterio 2: antimicrobianos utilizados en el tratamiento de enfermedades causadas por organismos de fuentes diferentes al hombre o que pueden adquirir genes de resistencia de fuentes diferentes del hombre.

Clasificación de los agentes antimicrobianos

• Agentes antimicrobianos de extrema importancia: satisfacen el criterio 1 y 2.

•Agentes antimicrobianos muy importantes: cumplen uno de los dos criterios.

•Agentes antimicrobianos importantes son los que no cumplen ninguno de los criterios 1 y 2.

Algunos ejemplos de los agentes antimicrobianos de extrema importancia para la salud humana son todas las quinolonas sin excepción alguna, debido a que son una terapia limitada para Salmonella spp., Campylobacter spp., y Shigella spp., resistentes a varios antibióticos y el potencial de transmisión de los mismos agentes etiológicos de fuente no humana. También son parte del grupo la gentamicina y el ceftiofur que son cefalsporinas de tercera generación las cuales fueron utilizadas por muchos años como profilaxia, inyectada en el 100% de los pollitos BB recién nacidos. Sin embargo, estas drogas son utilizadas como terapia limitada para el tratamiento de la meningitis bacteriana aguda y la Salmonela en niños. Los problemas más graves de resistencia, entonces están relacionados a los antimicrobianos sistémicos.

Desde el uso de un fermentado con tetraciclina en 1950, el uso de antibióticos promotores de crecimiento ayudó mucho a mejorar los resultados productivos. La asociación entre la resistencia antibiótica animal y humana no es equiparable. Butolo (2001) en un levantamiento realizado con 265 trabajos publicados en EUA/ EU y Brasil, con resultados de pollos con uso versus sin uso de las drogas antimicrobianas, encontró una mejora de performance promedio de 3,40% en ganancia de peso y 3,26% en conversión alimenticia.

Bywater y Casewell (2000) encontraron que los animales productores de alimento producen, en el peor de los casos, el 1% de todo el problema de la resistencia antibiótica corroborado por el área médica. Un trabajo reciente llevado a cabo en el Reino Unido (2013) posee evidencias científicas que demostraron lo siguiente: "el aumento de la resistencia contra los antibióticos en la medicina humana es el resultado más del uso en humanos, que del uso de los antibióticos en los animales". Por otro lado, el retiro de los promotores puede llevar a pérdidas de la productividad, incremento del costo y por consiguiente, una menor producción de carne. Gaucher et al. (2015) trabajaron con 1,55 millones de pollos de engorde en los cuales se utilizaron aditivos alternativos en una crianza libre de drogas (sin promotores y anticoccidiales) contra un crianza convencional, el resultado fue un mal performance (peso y conversión), menor volumen de producción (kg/m2) y el peor bienestar animal en los lotes "libres de drogas" con un 49,02% de enteritis necrótica subclínica y 27,45% de casos clínicos contra 0% en los lotes convencionales. Mathis (2014) trabajó con aves vacunadas contra coccidiosis y adicionalmente tratados con salinomicina (en 2 dietas de crecimiento) y vacunadas sin adicionar ningún producto anticoccidial en el alimento, los resultados fueron fuertes diferencias en el rendimiento productivo, además, calculó una pérdida anual de U$ 3.702.348,00 para una producción de 1 millón de aves/semana, en aves vacunadas sin el uso del ionóforo.

Asociación de antimicrobianos

Es necesario un conocimiento de la farmacología e interacción entre las drogas para una correcta asociación. Es muy común el uso de 2 drogas en alimento, sea antibióticos, quimioterápicos, anticoccidiales y muchas veces en un caso clínico se asocia con más de una droga en agua, sin conocer el efecto de dicha asociación. El objetivo de asociar drogas sería:

• Infección poli-microbiana:

- Aeróbios/anaeróbios,

- Gram + y Gram -.

- Coccidia u otro protozoario

- Mycoplasma spp.

• Sinergismo.

• Disminución de la toxicidad.

• Prevención de organismos resistentes.

Como un ejemplo de una sinergia positiva se puede mencionar a la neomicina que es un antibiótico aminoglucósido que penetra por los poros de la pared celular bacteriana y tiene efecto sinérgico con todos los antibióticos que afectan esta misma pared de la bacteria como la enramicina, bacitracina, fosfomicina y amoxicilina. También se puede señalar a la lincomicina y la espectinomicina, así como otros ejemplos de sinergias descritas en la literatura.

Hay que tener cuidado con el antagonismo entre drogas que es prevalente con el uso de bacteriostáticos y bactericidas. El primer antagonismo fue reportado en el año 1951, cuando los médicos en aras de disminuir la mortalidad del 20% de niños usando penicilina, utilizaron ésta sumada a la tetraciclina ocasionando la mortalidad del 80% de sus pacientes (Lepper y Dowlling, Arch. int. med. 1951). El principal riesgo es que el veterinario que hace los tratamientos en agua muchas veces no sabe o no verifica las drogas que la empresa está agregando al alimento. Los antagonismos como por ejemplo colistina con virginiamicina/lincomicina o amoxicilina con tetraciclinas deben ser evitados en el campo. También la incompatibilidad puede ocasionar pérdidas e incluso mortalidades altas en los planteles. Por ejemplo, la incompatibilidad entre algunos ionóforos y sulfas/tiamulina, como sulfaquinoxalina con narasina/salinomicina, sulfacloropiridazina con monensina/narasina/ salinomicina y tiamulina con monensina/ salinomicina/narasina (Neto, Palermo et al, 2005).

Otro cuidado a tener en cuenta serían las drogas antimicrobianas utilizadas en reproductoras y pollos provenientes de las mismas, porque hay riesgo de pasar la resistencia antimicrobiana de la madre. Este efecto fue encontrado por Frei et al (2001): “fueron identificados Enterococos, Estafilococos y Lactobacilos resistentes a bacitracina de lotes de pollos parrilleros que nunca usaron esta droga, pero provenientes de reproductoras que habían recibido Bacitracina como promotor”, muy similar a lo publicado por Torok (2011): “la Bacitracina no ha producido un efecto consistente en la comunidad microbiana. Posiblemente las bacterias colonizadoras del intestino del pollito BB cargan genes resistentes de la reproductora”.

Interesante reconocer que muchas veces para tratar un simple galpón se lleva a cabo un antibiograma para identificar los principios activos que realmente funcionan para este cuadro y en el caso del tratamiento de varios planteles con promotores de crecimiento o preventivos no se utiliza ni un análisis in vitro del MIC, cuanto más un análisis in vivo con el desafío.

De igual manera en el caso de los anticoccidiales en donde Mac Dougald ha publicado una prueba in vivo el Anticoccidial Sensitivity Test (AST), metodologías que son utilizadas para la aprobación y registro de las drogas. Ambas pruebas pueden ser incorporadas en el trabajo de la empresa como herramientas para garantizar la mejor sensibilidad y resultado frente a los microorganismos, evitando resistencias y garantizando los mejores resultados productivos. Las mismas evaluaciones in vitro e in vivo se aplican a otras drogas como los secuestrantes de micotoxinas.

Con relación al uso de antimicrobianos se puede concluir:

- A pesar de la controversia, hay una asociación entre el uso y la resistencia animal y humana.

- Los problemas más graves están relacionados con antibióticos sistémicos como quinolonas, cefalosporinas, penicilinas y gentamicina.

- A pesar de la controversia científica, el reemplazo de promotores es un tema de tiempo en Latinoamérica.

- Pero no se puede remplazar promotores generando pérdidas, contaminación del medio-ambiente y aves enfermas.

- Es importante mantener el uso de los ionóforos.

- Evitar usar drogas clasificadas como de extrema importancia para la salud humana.

- Evitar la resistencia con un buen criterio de rotación.

- Evitar incompatibilidades y antagonismos por buscar sinergias cuando sea necesario.

- Utilizar el diagnóstico, la posología correcta, herramientas como MIC y el SAT así como el tiempo de retiro que garantice aves libres de antibióticos.

- Existen muchas medidas prácticas y simples para evitar la resistencia a los antibióticos.

Es importante evaluar la calidad digestiva de una forma gráfica y estadística por necropsias con escore de lesiones/peso de órganos, análisis de la cama o de las heces, así como de la microbiota entérica.

En resumen, para garantizar la calidad digestiva es necesario, lo siguiente: un control adecuado de los insumos y de los factores antinutricionales, proceso de la planta de alimentos, nutrición balanceada con la mejor digestibilidad, granulometría adecuada, control de la calidad de la cama, calidad del agua y uso consciente de antimicrobianos, así como metodologías de evaluación de esta.

Los desafíos futuros para un consumidor cada día más exigente, un mundo con hambre y que necesita un incremento en la producción de carne para el futuro; así como, un ave que necesita asimilar mejor sus nutrientes para expresar todo su potencial genético demanda una calidad digestiva adecuada a través de la aplicación práctica de todos los conceptos en un conjunto integral de medidas.

Bibliografía

Para mayor información contacte a su representante de ilender.

Comentarios:

Más Artículos