Actualidad Avipecuaria
martes, 25 junio del 2019

Actualidad Avipecuaria

 Actualidad Avipecuaria la revista que te mantendrá informado sobre los acontecimientos más importantes de nuestro sector avicola, abordados con el profesionalismo e inmediatez que usted necesita.



Cómo reducir el estrés calórico en nuestras aves este verano

El estrés calórico es un tema que preocupa mucho a los avicultores debido a las pérdidas económicas que puede conllevar, ya que las aves son una especie muy susceptible a este tipo de estrés.

Cómo reducir el estrés calórico en nuestras aves este verano
Enero 17/2019
Lima, Perú
0

Ya a inicios de este 2019 el calor se hace sentir, —cada temporada calurosa es más intensa que su predecesora— y la avicultura no está exenta de ella, y es en estos meses donde la frase “estrés calórico” suena con mucha fuerza; pero ¿qué significan estas dos palabras que se muestran contundentes? El estrés calórico es cuando un factor ambiental, en este caso la sobre exposición del sol, afecta el estado normal de un animal y su bienestar.

El estrés calórico es un tema que preocupa mucho a los avicultores debido a las pérdidas económicas que puede conllevar, ya que las aves son una especie muy susceptible a este tipo de estrés.

Cada año la estación de verano es más fuerte, fenómenos climatológicos que pertenecen a nuestra geografía continental han hecho que los veranos sean muy inclementes, es por eso que el calor representa una de las principales causales del estrés en las aves.

Recomendaciones para reducir el estrés calórico en las aves

  • Evitar cualquier circunstancia que provoque hacinamiento de las aves.
  • En regiones cálidas se recomienda el uso de raciones de alta energía para ponedoras, sobre todo en el período inicial de producción, ya que el consumo de pienso es bastante bajo y podrían caer en déficit energético.
  • Rociar desde el exterior los techos con agua.
  • Emplear nebulizadores internos.
  • Realizar ventilación correcta, para mantener la humedad relativa por debajo del 75% evitando corrientes de aire en las naves y zonas con ventilación defectuosa que pueden provocar un exceso de amoniaco, y se increméntelas enfermedades respiratorias.
  • Realizar tratamientos en el agua de bebida.
Comentarios:

Más Noticias





NUESTROS CLIENTES