Actualidad Avipecuaria
viernes, 16 noviembre del 2018

Actualidad Avipecuaria

 Actualidad Avipecuaria la revista que te mantendrá informado sobre los acontecimientos más importantes de nuestro sector avicola, abordados con el profesionalismo e inmediatez que usted necesita.



Día Mundial del Huevo: el huevo, un alimento maravilloso

Hay muchas razones para considerarlo un alimento extraordinario que debe estar presente en nuestra dieta.

Día Mundial del Huevo: el huevo, un alimento maravilloso
Octubre 12/2018
Lima, Perú
0

El Día Mundial del Huevo se celebra el segundo viernes del mes de octubre, siendo hoy, viernes 12 de octubre, un aniversario más de esta festividad que tiene como objetivo hacerle presente a la sociedad la importancia que este alimento tiene sobre la salud, al ser el huevo un concentrado de nutrientes de gran valor. No olvidemos que su misión en la naturaleza es crear un nuevo ser vivo completo sólo a partir de su contenido.

El día del huevo fue establecido por la Comisión Internacional del Huevo (Egg Commission) en el año 1964, en la segunda conferencia internacional del huevo. 

Hay muchas razones para considerarlo un alimento extraordinario que debe estar presente en nuestra dieta. Veamos algunas:

Energía: un huevo aporta solamente 70 kcal (3‐4% de la ingesta recomendada –IR- de energía). Por ello es perfecto en dietas para perder peso, ya que aporta nutrientes de gran interés y apenas tiene azúcares.

Colesterol: superado ya el viejo mito del huevo y su relación con la enfermedad cardiovascular, se confirma que consumir 1 huevo al día es perfectamente compatible con una dieta cardiosaludable. No es un alimento a restringir, por sus enormes ventajas nutricionales y sus beneficios para la salud.

Proteína: la proteína del huevo es la de mayor calidad entre todos los alimentos porque sus aminoácidos están en proporciones similares a las que necesita nuestro organismo. Es esencial para construir y reparar los tejidos, por lo que ayuda a crecer, a mantener un buen estado físico y a proteger del envejecimiento. El huevo tiene un alto contenido de proteínas, tanto en la yema como en la clara.

Vitaminas: menos la vitamina C, el huevo tiene todas en cantidades apreciables. En la yema se concentran las vitaminas A,D, E y K, y en la clara, sobre todo, las del grupo B. No debemos desechar la yema, para no perder estos importantes nutrientes.

El huevo aporta por cada 100 g de parte comestible (dos huevos medianos), vitamina A (28,4% del Valor de Referencia del Nutriente-VRN), vitamina D (36% VRN), vitamina E (15,8% VRN), riboflavina (26,4% VRN), niacina (20,6% VRN), ácido fólico (25,6% VRN), vitamina B12 (84% VRN), biotina (40% VRN) y ácido pantoténico (30% VRN), entre otras vitaminas.

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura) el huevo es el alimento después de la leche materna más nutritivo que existe. La ingesta de huevos no debe de ser superior a 10 unidades por semana.

Grasa/Lípidos: los lípidos del huevo son en su mayoría insaturados, y solo 1/3 son saturados. El huevo tiene alto contenido de grasas monoinsaturadas, por ello su grasa se considera saludable. Aporta ácidos grasos esenciales (que debemos consumir porque nuestro organismo no los produce). El huevo es fuente de ácidos grasos omega-3. Contiene 42,8 mg de DHA por cada 100 kcal de huevo.

En la parte grasa del huevo está también la lecitina, compuesto con función emulsionante que interviene en el metabolismo del colesterol, reduce su absorción intestinal y evita que se deposite en las arterias.

Un componente de la lecitina del huevo es la colina, nutriente para el que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria fijó en 2016 como “consumos recomendados”. El huevo es una de las principales fuentes de colina dietética, ya que dos huevos (100 g de parte comestible) aportan 250 mg de colina y cubren buena parte de las necesidades diarias. La colina es importante para la formación y el funcionamiento normal del cerebro y el sistema nervioso y previene el deterioro cognitivo ligado al envejecimiento. Las necesidades de colina aumentan en las mujeres gestantes y en lactación y en las primeras etapas del desarrollo del bebé.

Antioxidantes: el huevo aporta varios compuestos antioxidantes, como la vitamina E, el Selenio o los carotenoides. Los pigmentos de la yema son carotenoides y previenen la oxidación celular. Aportes adecuados de luteína y zeaxantina se asocian con menor riesgo de sufrir degeneración macular asociada a la edad y cataratas.

Minerales: el huevo es rico en minerales que son micronutrientes con funciones importantes en la dieta y la salud. Destacan especialmente el fósforo (30,9% VRN), hierro (15,7% VRN), Zinc (20% VRN) y Selenio (18,2% VRN), presentes en el huevo en formas biodisponibles.

Comentarios:

Más Noticias





NUESTROS CLIENTES