Actualidad Avipecuaria
viernes, 22 junio del 2018


Estados Unidos elimina norma de bienestar animal para avicultura orgánica

Conforme al Instituto de Bienestar Animal, con esta determinación del gobierno estadounidense asumida por el USDA se finalizó con los planes de prácticas de avicultura y ganadería orgánica.

Estados Unidos elimina norma de bienestar animal para avicultura orgánica
Marzo 20/2018
Estados Unidos
0

La administración de Trump retiró oficialmente una norma, de la era de Obama, que establecía estándares más altos sobre bienestar animal: la regla de prácticas de ganadería y avicultura orgánica, y cuya carne se podría vender como orgánica.

Conforme al Instituto de Bienestar Animal (AWI), con esta determinación asumida por el USDA  (Departamento de Agricultura de EE.UU.) se finalizó con los planes de prácticas de aves de corral y  ganado orgánicas. La regla habría mejorado las vidas de millones de animales criados bajo la etiqueta orgánica certificada.

Como reacción a esta actualización, el Animal Welfare Institute (AWI) emitió la siguiente declaración: “La retirada del USDA de la normativa de prácticas de ganadería y avicultura orgánica hace que los animales criados bajo el Programa Nacional Orgánico (NOP) sean vulnerables. La regla final, que se tardó décadas en crear, habría creado las primeras normas sustantivas federales para la cría de animales de granja”.

La norma, que se creó por el USDA, pretendía que las aves de corral se alojasen en espacios suficientemente grandes para poder moverse libremente. Además, también se especificaba que la ganadería debería tener acceso al exterior durante todo el año, e introdujo regulaciones adicionales con respecto a la manipulación de animales y el transporte a la planta de sacrificio.

En cambio, bajo las nuevas políticas, el USDA ha borrado años de trabajo y socavado el mandato de la Ley de Producción de Alimentos Orgánicos para “asegurar a los consumidores que los productos producidos orgánicamente cumplen con un estándar constante”. La declaración de la agencia de que no tiene autoridad para regular el bienestar animal es contraria a su posición sostenida, y pone en riesgo a millones de animales de granja.

El gobierno estadounidense había anunciado en diciembre de 2017 su intención de retirar la ley, pero agregó que continuaría hasta enero de 2018 aceptando los comentarios públicos sobre la retirada. De los 72.000 comentarios recibidos, 63.000 se opusieron a la decisión final.

Así pues, con la nueva normativa, la etiqueta “orgánica” solo garantiza que los animales de granja reciban alimentación orgánica y no que sigan unas normas de bienestar animal.

La Asociación de Comercio Orgánico (OTA) ha declarado que este proyecto de ley perjudica a los productores más pequeños de huevos que proporcionan mejores condiciones para sus aves, mientras que beneficiará a las granjas industriales a gran escala, que representan sólo el 5% de todos los productores.

La OTA en un comunicado, en respuesta al retiro, aseveró: “los consumidores confían en que el sello “orgánico” representa una diferencia significativa en las prácticas de producción. No tiene sentido que la administración de Trump emprenda acciones que podrían dañar un mercado que está brindando a los agricultores estadounidenses una alternativa rentable, creando empleos y mejorando las economías de nuestras áreas rurales”.

Las ventas de carne y lácteos orgánicos totalizaron US$ 47 billones en 2016, y el mercado de huevo orgánico creció en 12,7% anualmente entre 2007 y 2016. Alrededor de 30% de los hogares estadounidenses ahora compran productos orgánicos, según Packaged Facts, una compañía de investigación de consumidores.

Comentarios:

Más Noticias





NUESTROS CLIENTES