Actualidad Avipecuaria
miércoles, 14 noviembre del 2018


¿Qué diseño de la ventilación es el más adecuado? Parte II

En la primera parte de esta nota, mencionamos ¿cuáles son los sistemas de ventilación más utilizados hoy en día? En esta segunda parte describiremos cada una de ellas.

¿Qué diseño de la ventilación es el más adecuado? Parte II
Agosto 10/2018
Lima - Perú
0

1. La ventilación transversal

La dirección del flujo de aire en el interior de la nave coincide con el eje transversal de la nave (de ahí su nombre), es decir, el aire atraviesa a lo ancho de la nave.

La principal ventaja de esta ventilación es que la velocidad media del aire a nivel de las aves será siempre baja (menor de 0,5 m/s). Por lo tanto, en condiciones de invierno, nos aporta seguridad ante posibles errores, ya que las aves difícilmente van a sufrir enfriamiento corporal causado por corrientes de aire con elevada velocidad.

El principal inconveniente es precisamente esta misma imposibilidad de generar altas velocidades de aire a nivel de las aves. Por lo tanto, en condiciones de verano, cuando las aves estén en estrés térmico, no vamos a disponer del recurso de la velocidad de aire para reducir la sensación térmica de las aves. Este inconveniente exige en la mayoría de las ocasiones la instalación conjunta de la ventilación transversal y la ventilación túnel, para utilizar una u otra según convenga. La ventilación únicamente transversal sólo podría ser recomendable en regiones donde los veranos sean frescos (por ejemplo, con temperaturas máximas de 25º C).

Existen varias variantes de la ventilación transversal:

  • Ventilación transversal lateral.
  • Ventilación transversal cenital.
  • Ventilación transversal cenital de flujo inverso.

a. Ventilación transversal lateral

En naves cerradas, el aire entra por unas pequeñas trampillas que están homogéneamente distribuidas a lo largo de uno de los laterales de la nave, concretamente en la parte más alta de la pared. El aire sale por los ventiladores-extractores que están instalados en la otra pared lateral de la nave (figura 1).

b. Ventilación transversal cenital

Normalmente se utiliza en naves cerradas donde el aire entra por unas pequeñas trampillas que están homogéneamente distribuidas a lo largo de los dos laterales de la nave, en la parte más alta de la pared. El aire sale por los ventiladores-extractores que están instalados en el interior de unas chimeneas situadas en el techo (figura 2).

La ventaja de este tipo de ventilación es que en el caso de fallo del suministro eléctrico, se genera una ventilación natural por convección, siempre que se disponga de sistemas de seguridad que abran las trampillas y las persianas de los ventiladores.

Sin embargo, la ventilación transversal cenital podría presentar algunos inconvenientes como:

  • En condiciones de invierno se extrae el aire del punto más alto del techo, es decir el más caliente de la nave, y por tanto el más caro.
  • Los ventiladores suelen ser de pequeño tamaño (recordemos que están dentro de las chimeneas), por lo que su rendimiento energético es bajo.
  • Los ventiladores están más expuestos a la acción del viento, lo que afecta a la homogeneidad de ventilación de la nave.
  • El mantenimiento y limpieza de los ventiladores es más dificultoso debido a la posición elevada de éstos.

c. Ventilación transversal cenital de flujo inverso

Este tipo de ventilación, muy frecuente en los Estados Unidos, es utilizado en naves cerradas que disponen de ático (es decir, cuando entre la cubierta y el falso techo aislante queda un gran espacio). El ático tiene dos estrechas aberturas a lo largo de toda la nave, a la altura de los aleros, que permite la entrada del aire del exterior. Mientras el aire permanece en el ático, se está precalentando por la acción de los rayos solares que inciden en la cubierta sin aislamiento térmico. La entrada de aire en la nave se realiza mediante unas pequeñas trampillas que están situadas en el falso techo. Cuando éstas se abren, el aire precalentado pasa desde el ático a la nave.

El aire viciado es extraído de la nave por los ventiladores-extractores (figura 3).

Este tipo de ventilación no debe usarse cuando hay un exceso de temperatura en la nave, ya que el aire del ático tiene mayor temperatura que el aire exterior. Por este motivo, las naves que utilizan este tipo de ventilación tienen que tener doble juego de trampillas: las del falso techo y las exteriores en las paredes laterales.

*En la tercera parte de esta nota hablaremos sobre la ventilación tipo túnel y la longitudinal.

Comentarios:

Más Noticias





NUESTROS CLIENTES