Friday, 24 November del 2017


Prevención de la diarrea neonatal en lechones: Uso del biomodulador oral soluble

Prevención de la diarrea neonatal en lechones: Uso del biomodulador oral soluble
Enero 30/2014
Lima - Perú
0

Las diarreas durante la primera semana de edad representan las principales pérdidas económicas en una granja de cerdos, estimadas en pérdidas de días de crianza, disminuciones en la ganancia de peso, pérdidas por tratamientos con antibióticos y mortalidades en casos severos.

La prevención de los síndromes diarreicos en neonatos, la podemos enfocar en 3 puntos básicos:

- Equilibrio microbiano intestinal entre saprófitos y patógenos.

- Inmadurez del sistema inmune asociado al epitelio intestinal.

- Acidificación del medio intestinal.

Sin embargo, como sabemos los síndromes son multifactoriales donde también está involucrado el estatus sanitario de la granja, la viabilidad del lechón determinada por el tamaño de camada y número de partos, estado nutricional de la cerda gestante, manejo de la granja, etc.

En esta oportunidad, haremos una revisión de los mecanismos de prevención inherentes al neonato. (Figura 1)

Equilibrio microbiano intestinal

Al nacimiento, el sistema digestivo del lechón está expuesto a los microorganismos del ambiente que los rodea, entrando en contacto principalmente con bacterias provenientes de las heces maternas, las que colonizarán, competirán e interaccionarán entre sí, buscando un nicho adecuado para finalmente constituir una población relativamente estable y compleja, que representa la microflora intestinal normal del lechón.

Esta estabilidad microbiana puede ser alterada por diversos factores, y si se produce el incremento de los enteropatógenos, se puede producir alteraciones en la salud y muerte de los lechones (Mathew et al, 1998).

En las últimas décadas, la biotecnología ha tratado de mejorar el equilibrio eubiótico intestinal colocando al alcance del productor bacterias ácido lácticas, que en muchos casos previenen los trastornos gastrointestinales en lechones lactantes, mejorando de esta manera las condiciones de salud animal (Quintero-Moreno y col, 1997).

La modificación de la población microbiana parece ser el principal modo de acción de los probióticos. La interacción entre la cepa del probiótico y la microflora intestinal puede basarse en el desplazamiento de bacterias patógenas (Figura 2), la adhesión competitiva a los receptores epiteliales, producción de sustancias específicas (ácidos orgánicos, bacteriocinas, ácido dipicolínico) o competición por nutrientes. Como efectos secundarios, se han descrito las modificaciones de la estructura y función del epitelio intestinal y la respuesta inmune (Simon, 2005).

Sin embargo, el modo de acción de los probióticos es algo variado y no solo incluye cambios en el pH del contenido gastrointestinal, sino que se suman una serie de efectos directos como: acción antagónica a la colonización de bacterias enteropatógenas o exclusión competitiva (Genovese et al, 2000), disminución del pH (Blanchard and Wright, 2000), neutralización de toxinas, actividad bactericida y también el efecto benéfico sobre el sistema inmune (Guerin-Danan et al, 2001). De igual manera, aumentan la disponibilidad de aminoácidos y mejoran la eficiencia de utilización de energía (Mroz et al, 2000).

Los probióticos, incluyendo levaduras vivas y cultivos de bacterias de ácido láctico, se han reportado para mejorar el rendimiento de los lechones destetados (Lesard and Brisson, 1987, Kornegay et al, 2004). Los lechones alimentados con sustituto de leche suplementado con Saccharomyces cerevisiae, muestran un aumento en el crecimiento después del destete y la reducción de la expresión de TNF-a en los tejidos intestinales y el hígado, lo que sugiere un papel inmunomodulador importante (Eicher et al, 2006).

Sistema inmune asociado al intestino

Determinadas bacterias impulsan el desarrollo del sistema inmune que protege al lechón frente a diferentes tipos de agentes patógenos tales como virus, bacterias y parásitos patógenos. Por ejemplo, bacterias filamentosas segmentadas (estrechamente relacionadas con clostridios) provocan la producción de una población de células inmunes llamadas células T auxiliares, éstas son proinflamatorias (Figura 3) y dirigen la respuesta inmune contra patógenos entéricos, incluyendo Escherichia coli.

Por otro lado, otras especies dentro de la población microbiana normal del intestino como Bacteroides fragilis, estimula la proliferación de un subconjunto diferente de las células inmunes, las T auxiliares reguladoras, éstas ayudan a regular el sistema inmunológico y prevenir respuestas inmunes indeseables frente a antígenos inocuos. Además, las células T-helper ayudan a recuperar la normalidad del sistema inmune una vez que la infección ha sido eliminada, por lo que limita el gasto de energía para las respuestas inmunes.

Es claro que el sistema inmune se debe desarrollar en forma correcta en los animales jóvenes, de lo contrario pueden llegar a ser vulnerables a agentes particulares de la enfermedad en la edad adulta. Además de no proteger a los lechones contra las enfermedades infecciosas, si el sistema inmune no se desarrolla de la manera correcta, puede tratar de luchar contra antígenos inofensivos como los de los alimentos, lo que es energéticamente costoso y puede conducir a una reducción de la tasa de crecimiento o reducción de la capacidad de producción. Debido a que el desarrollo del sistema inmune; es impulsado por la microbiota, es muy importante tener la “mezcla” de bacterias que genere la proporción correcta de todos los elementos del sistema inmune; es decir, un sistema inmune competente, el cual pueda responder apropiadamente a los diferentes estímulos que entran en contacto (Bernardy et al, 2010).

Acidificación del medio intestinal

En los lechones muy jóvenes, el ácido láctico derivado de los lactobacilos provee la acidez necesaria para los procesos digestivos, lo cual es muy importante ya que es después de la tercera a cuarta semana de vida del lechón que la secreción de ácido clorhídrico comienza a ser mayor. La acidez del estómago en los lechones también juega un papel muy importante en el control de gérmenes patógenos, siendo el rango de acidez óptimo para la actividad de la pepsina entre 2 y 4.

Los prebióticos tipo oligosacáridos y fructooligosacáridos son utilizados por lactobacilos y bifidobacterias y generan ácidos orgánicos tales como el acético, propiónico y butírico, dependiendo del tipo y cantidad de carbohidratos en la dieta. Las rutas del metabolismo de estos ácidos orgánicos son diferentes: el ácido acético entra principalmente al sistema porta y sirve como fuente de energía para los tejidos periféricos; el ácido propiónico es metabolizado principalmente en el hígado y una parte por los colonocitos, mientras que el ácido butírico es el combustible más importante para los colonocitos (células intestinales del colon) en el cerdo. El consumo de prebióticos reduce el riesgo de contraer enfermedades e, incluso, la supresión de diarreas asociadas con infecciones intestinales (Stahly, 1996).

Los prebióticos reducen el pH en el ambiente intestinal controlando y disminuyendo la flora bacteriana no deseable, aumentan la flora bifidobacteriana benéfica en la zona intestinal; así se estimula el metabolismo de estas bacterias y aumenta su actividad, facilitando el funcionamiento de un intestino más sano para actuar como defensa contra patógenos externos.

Reporte de campo sobre uso del Biomodulador en la prevención de diarreas en lechones:

El presente ensayo se realizó en una granja de porcinos situada en el distrito de Cieneguilla – provincia de Lima, en el mes de enero del 2011. El diseño experimental consistió en la formación de cuatro bloques completamente al azar: dos grupos tratamiento (65 lechones cada grupo) y dos grupos control (65 lechones cada grupo).

Al grupo tratamiento, se le administró 2 ml de Biomodulador oral-soluble mediante uso de jeringa dosificadora directamente al hocico, una vez en los días 1, 3 y 5 de edad.

Al grupo control, se le administró un placebo de suero fisiológico estéril, a dosis de 2 ml vía oral por día en los días 1, 3 y 5 de edad.

Los resultados obtenidos indican que una prevención temprana en la presentación de cuadros diarreicos traerá como consecuencia un mayor número de lechones destetados, un mejor peso al destete y una mayor ganancia de peso en la primera semana post-destete; esto como consecuencia de un menor porcentaje de diarreas presentado durante la fase de lactación, en los lechones que recibieron la dosis de Biomodulador oralsoluble.

Conclusiones

La evidencia actual sugiere que se producen interacciones complejas entre el sistema inmune, las bacterias intestinales y el metabolismo; esto significa que las características de los patrones de colonización en los intestinos, durante la vida temprana, influyen sobre las consecuencias metabólicas en el futuro. Por ende, estamos convencidos que en lugar de utilizar antibióticos durante los primeros días de vida (lo que traería consecuencias en el rendimiento metabólico a largo plazo), deberíamos suministrar a los lechones recién nacidos la combinación adecuada de las bacterias en forma de probióticos, prebióticos y factores acidificantes intestinales.

Referencias bibliográficas

•Blanchard P. y F. Wright. 2000. Less buffering more enzymes and organic acids. Pig Progr., 16(3): 23–25.

•Eicher S.D., McKee C.A., Carroll J.A., Pajor E.A.2006 Supplemental vitamin C and yeast cell wall ß-glucan as growth enhancers in newborn pigs and as immunomodulators after an endotoxin challenge after weaning. J. Anim. Sci. 2006;84:2352–2360

•Genovese K., R. Anderson, R. Harvey and D. Nisbet. 2000. Competitive exclusion treatment reduces the mortality and fecal shedding associated with enterotoxigenic Escherichia coli infection in nursery-raised neonatal pigs. Can. J. Vet. Res., 64: 204–207.

•Guerin-Danan C., J. Meslin, A. Chambard, A. Charpiliense, P. Relano, C. Bouley, J. Cohen and C. Andrieux. 2001. Food supplementation with milk fermented by Lactobacillus casei DN -114 001 protects suckling rats from rotavirus associated diarrhea. J. Nutr., 131(1): 111-117.

•Bernardy J., Kumprechtova D., Alexa P. and E. Auclair 2010. The effect of Saccharomyces cerevisiae on the ocurrence of enteropathogenic E. coli in weaned piglets. Health. Diseases Species Piglet Czech Republic. Nov. 9, 2010. •Kornegay, E. T., D. Rhein-Welker, M. D. Lindemann, and C. M. Wood. 2004. Performance and nutrient digestibility in weanling pigs as influenced by yeast culture additions to starter diets containing dry whey or one of two fiber sources. J. Anim. Sci. 73:1381–1389

•Lessard, M. and G. J. Brisson. 1987. Effect of a Lactobacillus fermentation product on growth immune response and fecal enzyme activity in weaned pigs. Can. J. Anim. Sci., 67: 509-516.

•Lewis, M. 2013. A pig’s microbiota – a result of many factors. Available in: httpp//www.pigprogress.net/ Breeding/Piglet-Feeding/2013/11/A-pigs-microbiota--aresult- of-many-factors-1378759W/

•Mathew, A.G., G.W. Upchurch and S.E. Chattin. 1998. Incidence of antibiotic resistance in fecal Escherichia coli isolated from commercial swine farms. J. Anim. Sci. 76: 429-434.

•Mroz Z., A. Jongbloed, K. Partanen, K. Vreman, P. Kemme and J. Kogut. 2000. The effects of calcium benzoate in diets with or without organic acids on dietary buffering capacity, apparent digestibility, retention of nutrients, and manure characteristics in swine. J. Anim. Sci., 78(10): 2622–2632.

•Quintero-Moreno A., N. Rojas, J. Aranguren, G. Soto y D. Durán 1997. Efecto de la suplementación y la época de nacimiento sobre el crecimiento predestete de becerras mestizas. Rev. Cien. Fac. Cien. Vet. LUZ, 7(2): 75-82.

•Simon O. 2005. Microorganisms as feed additives. Probiotics. Adv. Pork Production, 16: 161-167.

•Stahly T. 1996. Influencia de la activación del sistema inmunitario sobre la productividad y las características nutricionales de dietas para cerdos. XII Curso de especialización: Avances en nutrición y alimentación animal, 1996 noviembre 7 - 8; Madrid, España: Federación Española para el Desarrollo de la Nutrición Animal (FEDNA), 1996: 95 - 105

Comentarios:

Más Artículos